www.madridiario.es
Madrid y Valencia piden una alternativa de pago a la A-3 y que se acelere el AVE

Madrid y Valencia piden una alternativa de pago a la A-3 y que se acelere el AVE

Por MDO/Efe
lunes 21 de abril de 2008, 00:00h
Los presidentes de Madrid y la Generalitat valenciana, Esperanza Aguirre y Francisco Camps, reclamaron este lunes la creación de una autopista de pago como alternativa a la A-3, la licitación completa de las obras del AVE Madrid-Valencia y financiación para afrontar el incremento poblacional de ambas comunidades.
Aguirre y Camps hicieron estas declaraciones tras reunirse, durante hora y media en la sede de la Comunidad de Madrid para abordar reivindicaciones comunes del que han denominado como "eje de la prosperidad". Por parte de la Comunidad estuvieron presentes los consejeros de Transportes, Manuel Lamela; el consejero de Interior, Francisco Granados; y la responsable de Hacienda, Engracia Hidalgo, además del vicepresidente Ignacio González.

Conexión por carretera y vía férrea
Aguirre y Cams exigieron una reunión urgente y conjunta con la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, en la que les explique cuándo estará terminado el AVE Madrid-Comunitat Valenciana y por qué se ha dado prioridad a otros proyectos de alta velocidad ya finalizados (Barcelona, Valladolid y Málaga) cuando esta línea comenzó a gestarse en 1999.

A día de hoy, según Aguirre, solamente se han licitado tramos por valor de 4.000 de los 11.000 millones de euros presupuestados para la ejecución de este AVE, "ni siquiera una tercera parte". Además, solicitarán a la ministra que la actual línea férrea Madrid-Valencia se utilice en el futuro como vía de transporte de mercancías desde y hacia el puerto valenciano para que Madrid sea "el gran centro logístico del sur de Europa".

Ambos han recordado la necesidad de que el Estado transfiera a ambas regiones la gestión de las Cercanías y de los aeropuertos, y de que el Gobierno estudie la construcción, con ejecución privada, de una autopista alternativa a la autovía A-3, por la que circula diariamente una media de 67.000 vehículos.

Aumento de habitantes sin compensación
En cuanto a la financiación autonómica, Camps recordó que ambas regiones suman once millones de habitantes tras el crecimiento demográfico experimentado en los últimos años, y que para hacer frente a sus necesidades sanitarias, educativas y asistenciales se requiere "de forma urgente" un reajuste del sistema actual.

En este sentido, Aguirre apeló a la "lealtad institucional" del Gobierno hacia las comunidades autónomas para que éstas tengan la financiación suficiente que les permita afrontar las "obligaciones" que "constantemente" les "impone" la Administración central.

Asimismo, Camps afirmó que el superávit de las cuentas del Estado se soporta "en la tensión presupuestaria a la que tiene sometido" el Gobierno a las autonomías, y ha pedido que esa nueva financiación autonómica "no se detraiga" del reparto actual de fondos a las comunidades sino que se tome de ese superávit.

Camps calificó de "falacia enorme" el argumento de que el agua de los travases se pide para regar campos de golf u otros "sistemas industriales", mientras que Aguirre ha vuelto a reclamar al Gobierno los 200 hectómetros cúbicos que se comprometió dar a Madrid porque, a su juicio, es injusto que no se lleve el agua que sobra de la España húmeda a la seca.

Seguridad
En cuanto al cuarto tema de esta cumbre autonómica, la seguridad ciudadana, Aguirre y Camps han reclamado más policías nacionales y guardias civiles -4.000 en el caso madrileño y 3.000 en el valenciano-, con retribuciones equiparadas a las policías autonómicas, un modelo de seguridad que ambos descartan por el momento para sus respectivos territorios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios