www.madridiario.es
Princesa supera en 35 decibelios la recomendación de la OMS

Princesa supera en 35 decibelios la recomendación de la OMS

miércoles 16 de abril de 2008, 00:00h
Un medidor de ruido instalado por la empresa AEG-Electrolux en la calle de la Princesa de Madrid registró este miércoles entre las 9 horas y las 10.30 horas picos de ruido de hasta 95 decibelios, 30 más del límite fijado por la OMS para el exterior durante el día.
AEG-Electrolux, marca perteneciente al Grupo Electrolux, ha puesto en marcha a escala europea una campaña de concienciación que girará en torno al problema de la contaminación acústica, con la que pretende llegar al mayor número de personas posible para que pongan su grano de arena a la hora de reducir el grave problema de ruido que sufren la mayoría de las ciudades europeas y que en España provoca problemas de estrés a un 33 por ciento de la población.

Según un estudio europeo realizado por el fabricante de electrodomésticos, una exposición a niveles superiores a los 85 db puede provocar daños en el oído.

En este sentido, AEG-Electrolux ha desplegado en cinco ciudades europeas -Londres, Berlín, Madrid, Bruselas y Milán- carteles gigantes que muestran el nivel de ruido de estas urbes, con contadores que miden en tiempo real los niveles de decibelios. A través de la web www.diacontraelruido.es cualquier persona puede seguir en español y en tiempo real la comparativa de ruido entre Madrid, Londres y Milán.

Esta misma mañana, día en que se conmemora en todo el mundo el Día internacional sin ruido, los medidores de decibelios instalados en la calle Princesa de Madrid ofrecían picos de ruido de hasta 95 db, 30 más del límite fijado por la OMS para el exterior durante el día. Una exposición a niveles de ruido que superen los 85 db puede provocar daños en el oído, según un estudio europeo realizado por AEG-Electrolux. El umbral del dolor se sitúa en los 130 db.

Londres y Milán ofrecían panoramas semejantes, con 95 db y 90 db, respectivamente. A finales del mes de abril podrán conocerse los resultados comparativos de los niveles de ruido soportados en las grandes urbes analizadas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la mitad de los ciudadanos de Europa vive en entornos ruidosos y una tercera parte experimenta por la noche niveles de ruido que dificultan el sueño.

Los datos de la investigación reflejan que 1 de cada 6 europeos encuestados considera que su calidad de vida en el hogar está afectada por el ruido provocado por otros, y un 3% que afirmaba que sufrían mucho.

Un 33 por ciento de los españoles confiesa padecer estrés a consecuencia de los niveles de ruido externos, un porcentaje que solo superan en la encuesta franceses (40 por ciento) y alemanes (34 por ciento). Tráfico, vecinos y pubs son considerados los responsables de los ruidos externos más irritantes.

Estos niveles de estrés han provocado, como media, que el 3 por ciento de los europeos encuestados se mudara de casa en los últimos doce meses. En España, el ruido externo ha provocado la mudanza de un 2 por ciento de la población, lo que equivale a casi 900.000 personas.

Dentro del hogar, el sonido constante de los electrodomésticos, encabeza la lista de los ruidos irritantes, aunque a casi diez puntos de distancia respecto a los sonidos externos ya aludidos. En el caso de España, un 16 por ciento de encuestados afirman que este tipo de ruidos, producidos dentro de su propio hogar, afectan a su calidad de vida.

Prueba de ello es que el 56 por ciento de los encuestados europeos afirma que la cocina es las estancia más ruidosa del hogar. De hecho, España encabeza el ranking de los europeos que desearían tener una cocina más silenciosa, con un 64 por ciento, frente al 18 por ciento de los Países Bajos.

El electrodoméstico que produce el sonido más irritante, según los encuestados, es el aspirador, seguido de la lavadora, la campana extractora y el televisor.

Algunos encuestados llegaron incluso a confesar que no utilizan nunca algunos de esos electrodomésticos si tienen visita, están hablando con familiares o amigos o tienen niños dormidos en el hogar.

Desde un punto de vista sociológico, el estudio destaca que la cocina se ha convertido en uno de los núcleos de vida del hogar, de ahí que sea el responsable de la mayoría del ruido producido en los hogares. Según la encuesta realizada por AEG-Electrolux, un 66 por ciento de los europeos utilizan la cocina para comer, un 54 por ciento para escuchar música, un 44 por ciento para trabajar y un 29 por ciento para reunirse con amigos o familiares.

El dato más anecdótico reflejado por el estudio es que un 17 por ciento de los encuestados duermen en la cocina al menos una vez por semana, mientras que el 13 por ciento utiliza esta estancia con la misma periodicidad para hacer el amor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.