www.madridiario.es
Los inmigrantes del palacete han sido expulsados

Los inmigrantes del palacete han sido expulsados

Por MDO
jueves 13 de marzo de 2008, 00:00h
Poco ha durado la permanencia de doce inmigrantes, la mayoría senegaleses, que «okupaban» un antiguo palacete en el número 52 de la avenida de Carabanchel Alto. Este miércoles, agentes de Policía Municipal se personaron en el antiguo caserón y trasladaron a estos hombres hasta la Brigada de Extranjería, que depende de Policía Nacional, situada en la avenida de Los Poblados, cerca de donde "residían" los "sin papeles".
Según informa este jueves El ABC, este traslado se produjo, según todos los indicios, tras la correspondiente orden judicial. En la Brigada de Extranjería se está procediendo ya a la identificación de los doce inmigrantes. Después de este proceso pueden darse varias situaciones. La primera es que, al estar indocumentados, se abra un expediente de expulsión de España y tengan que ser repatriados a su país.También pueden ser enviados al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) donde permanecerían hasta que se adoptase una resolución sobre cada caso en particular. La tercera alternativa es que queden en libertad porque ellos mismos, los inmigrantes, hayan puesto un recurso sobre su situación y ello precisa de un periodo para dar una solución definitiva a su situación personal en nuestro país.

Todo esto ocurría, este martes, después de que algunos diarios como ABC se hicieran eco de la «okupación» del palacete. En principio, este edificio se encontraba abandonado desde hace varios años lo que le hacía un sitio muy apetecible para indigentes e inmigrantes en situación ilegal, fundamentalmente, aunque no son así todos los casos. De hecho, según inforaba este miércoles el ABC, en este palacete habitaba una anciana de Sri Lanka que contaba con su permiso de residencia, que habia trabajado como empleada del hogar. Por eso cobraba una pensión aproximada de 200 euros aunque, según contaba, «un africano» les habia llegado a cobrar, de forma ilegal, 150 euros al mes por malvivir en ese edificio, lleno de grietas, humedades y suciedad.

Otras fuentes, también municipales, consultadas por el diario ABC explicaron que el palacete de la avenida de Carabanchel Alto pertenece hoy a una empresa, cuyo nombre no ha sido facilitado. Informando al rotativo que sobre dicho edificio pesan varias órdenes de ejecución por abandono y mal estado de la fachada, lo que incluye, además, la restauración y conservación de columna, porche y cubiertas. Además, los técnicos municipales han observado mal cerramiento de la finca y falta de ornato. Existen varias órdenes para que se realicen estas obras de acondicionamiento pero como hasta ahora no se han cumplido, los servicios municipales han abierto un expediente sancionador y se han notificado varias multas.

No hay denuncia
En una de las puertas de acceso al palacete figuran dos nombres: Carlos R. F. y Gema Beatriz B.B. Vecinos de esta zona dicen desconocer si estos nombres pertenecen a familiares del propietario original o si son directivos o empleados de la empresa que, en estos momentos, ostenta la propiedad del edificio. El viejo caserón lleva «okupado» varios años. Nunca se ha procedido a un desalojo porque, según las mismas fuentes municipales consultadas, no ha habido una denuncia por parte de la propiedad, requisito imprescindible para obtener un mandamiento judicial. Doce inmigrantes han salido del palacete. Quedan más «inquilinos» del edificio, entre ellos, la anciana de Sri Lanka que, según dice, no tiene otro sitio donde vivir.

El palacete que ocupa el número 52 de la avenida de Carabanchel Alto se construyó hace unos ochenta años. Debido a sus formas y características, propias de aquella época de principios del siglo XX, hoy figura en el Catálogo de Edificios Protegidos de la ciudad de Madrid, según confirmaron este miércoles fuentes de la Gerencia de Urbanismo. Formar parte de dicho Catálofo significa que el viejo caserón está protegido legalmente. Tiene rango de «protección estructural», lo que significa que no se puede tocar ni el «esqueleto» ni la estructura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios