www.madridiario.es
El Sector 6 de Cañada Real, una situación 'inhumana' tras seis meses sin luz
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

El Sector 6 de Cañada Real, una situación "inhumana" tras seis meses sin luz

Por Fernando Morales
viernes 02 de abril de 2021, 09:05h

Más de 180 días. Seis meses es el tiempo que llevan los vecinos del sector 6 de la Cañada Real sin suministro eléctrico. Una situación “insostenible” e “inhumana” en la que viven, según Save The Children, más de 1800 menores que tienen problemas para seguir su etapa educativa en condiciones por la falta de electricidad en la que poder enchufar internet, un ordenador o tan si quiera una lámpara.

La falta de luz, que también afectó en un primer momento al sector 5, es cada vez más insostenible para unas familias que durante este invierno han tenido que hacer frente a una borrasca de nieve y temperaturas bajo cero histórica en Madrid. La nieve de Filomena dio paso a zonas intransitables por el barro que generó el deshielo. Una situación que temen desde la Fundación Madrina, organización que todos los jueves va a la zona a repartir comida a las familias, se vuelva a repetir cuando comiencen las lluvias en el mes de abril. “Cuando hay condiciones meteorológicas adversas tienen que andar entre el barrizal de la lluvia porque la zona no está asfaltada”.

Pero la falta de electricidad durante este invierno ha provocado, aparte de no poder enchufar una estufa para resguardarse del frío, que tuvieran que lavar la ropa a mano o que las casas se llenaran de humedad, lo que ha hecho que los colchones sobre los que duermen estén repletos de “moho”. Por ello, desde la Asociación Olvidados se afanan en buscar colchones para que las familias puedan dormir en un sitio limpio: “Es la consecuencia de no tener luz ni calefacción, por lo que la situación sigue siendo muy complicada”, denuncia una de las portavoces de la asociación al preguntarse por qué se ha llegado a este punto.

Los menores no pueden disfrutar de forma "efectiva el derecho a la educación"

La situación es, sin duda, más preocupante a raíz de la pandemia. Muchas clases se desarrollan de manera telemática, por lo que un chico que no tiene red eléctrica en su casa no puede conectarse a través de internet para seguir la explicación de los profesores, por lo que no pueden disfrutar de forma “efectiva ni en igualdad de condiciones el derecho a la educación”, denuncia Laura Barroso, técnica de Políticas de Infancia de Save the Children en la Comunidad de Madrid, que ve que estos jóvenes están perdiendo oportunidades. “Todo es más complicado desde el momento en el que para hacer los deberes necesitas una linterna”.

Lo cierto es que fue en 2017 cuando todas las administraciones implicadas -Comunidad de Madrid, Delegación del Gobierno, Ayuntamiento de Madrid y Ayuntamiento de Rivas- firmaron el pacto por la Cañada Real, donde se recogen las actuaciones que deben seguirse para arreglar el problema de esta zona. De el salió el Comisionado para la Cañada Real, órgano en el que la Comunidad de Madrid tiene la competencias de coordinar los trabajos que se realizan.

Aun así, Barroso no ve que la solución a este problema de suministro eléctrico y, en definitiva, este problema humanitario, esté cerca, más cuando la Asamblea de Madrid está disuelta y el gobierno regional en funciones por la celebración de elecciones autonómicas el próximo 4 de mayo. Esta misma situación la defienden desde la Delegación del Gobierno: “Ahora todo está paralizado porque el Gobierno de la Comunidad de Madrid está en funciones, por lo que no tenemos interlocutor válido”. Esperan que cuando haya gobierno se puedan retomar las conversaciones “para ayudar en la medida que nosotros podemos”. Pero desde la Comunidad de Madrid, y teniendo en cuenta que este mismo miércoles ha tomado posesión de su cargo la nueva delegada del Gobierno en Madrid, adelantan a Madridiario que van a solicitar de manera “inmediata” una reunión con la nueva delegada para tratar este asunto.

Y es que a diferencia de lo que defiende la Delegación del Gobierno, desde la Comunidad de Madrid rechazan que la convocatoria de elecciones vaya a suponer, “bajo ningún concepto”, un retraso en los planes y proyectos que están en marcha en la Cañada Real puesto que las mesas sectoriales y todo lo que conlleva el pacto de la Cañada es “gestión ordinaria”. “Esto no se interrumpe nunca, ni por una convocatoria electoral”, afirman con rotundidad fuentes de la Consejería.

Más de una veintena de operaciones policiales

No obstante, desde la Delegación afirman que no pueden hacer “más” de lo que han realizado. Aseguran fuentes cercanas al ya exdelegado del Gobierno que en los últimos seis meses han llevado a cabo más de una veintena de operaciones policiales para desactivar “las plantaciones de marihuana y el tráfico de droga en la zona”. Este es, no obstante, el primer trabajo que hay que realizar, a juicio de la Comunidad de Madrid, para acabar de "inmediato" con el problema de los cortes de luz en la Cañada: “Este problema, como también ha apuntado la compañía eléctrica, obedece a las conexiones ilegales que hay”, por lo que instan a la Delegación a acabar con una actividad de su competencia: “Nosotros tenemos la responsabilidad de eliminar las chabolas y realojar a la población, pero no de eliminar las plantaciones que al ser un problema de seguridad ciudadana recae sobre el Gobierno”.

"Hace falta la intervención del ejército, la policía no tiene efectivos suficientes"

En este sentido, el presidente y fundador de la Fundación Madrina, Conrado Jiménez, señala como prinicipal causante de la falta de luz a las “narcoparcelas” que son “las que más tiran de corriente”. Para solucionarlo cree que hace falta la intervención del ejército porque “ni la Policía Nacional ni la local tiene efectivos suficientes para intervenir en la Cañada Real”. “Hasta que no entre el Ejército no se acaba con el problema”. Aun así, desde la Delegación insisten: “No se han puesto manos a la obra cuando la mayoría de competencias de la Cañada recaen en la Comunidad”. A pesar de todo, tras una reunión con el alcalde de Rivas, la Delegación está estudiando la manera de actuar en la Cañada sin invadir las competencias autonómicas: “Queremos poner desde el Estado soluciones que no ha puesto la Comunidad”.

Desde las asociaciones humanitarias ven que el problema que hay en la Cañada Real es de competencias entre las diferentes administraciones implicadas y está lejos de ser solo un problema de droga. Pero piden que, sea como fuere, se garantice de forma “inmediata” el suministro eléctrico de la zona, que los vecinos puedan acceder a contrataciones de red eléctrica dentro de la legalidad y que se cumpla el pacto de 2017. “Es obligación de las administraciones públicas poder solucionar esto”, zanja Save The Children.

Más de 150 realojos en el último año

Como defienden desde el Ayuntamiento de Madrid, “la verdadera solución” para el sector 6 de la Cañada Real es el realojo de las familias en otros puntos de la Comunidad. Esto se puso en marcha en 2018 con la firma del convenio para el sector 6 en el marco del Pacto Regional. Esta primera fase de realojo, según ha podido confirmar Madridiario por fuentes de la Consejería de Vivienda, responsable de esta tarea, ya se ha dado por finalizada. En concreto, a lo largo del último año se han realojado a 150 familias del sector 6 en diferentes viviendas de la región. Esta primera fase ha contado con un presupuesto de 18 millones de euros por las que se han adquirido 138 viviendas. El Ayuntamiento de Madrid, en concreto, ha adjudicado alrededor de 116 inmuebles. “Todas estas familias están realojadas o pendientes solo de que se active el suministro en la nueva vivienda”, apuntan las fuentes de la Consejería.

Sí que reconoce que durante esta primera fase de realojo ha habido familias que siendo susceptibles de ser realojadas se habían quedado fuera del programa. Por ello, desde la Consejería van a firmar un nuevo convenio, “como apéndice de la primera fase”, en el que se desembolsarán seis millones de euros para adquirir en torno a otras 25 viviendas y realojar a estas familias. “Lo vamos a firmar en cuanto se pueda para poder realojarlas lo antes posible”, continúan las mismas fuentes.

A pesar de la "necesidad humanitaria", los realojos van "muy lentos"

Sin embargo, desde las diferentes asociaciones consultadas denuncian que a pesar de la “necesidad humanitaria”, los realojos van a un ritmo muy lento. “No son todos los necesarios”, lamenta Barroso. Además, critica, al igual que desde Olvidados, que muchos de estos realojos se llevan a cabo sin consultar a las familias donde preferirían vivir, por lo que consideran que se puede poner en riesgo el correcto acondicionamiento de la familia al nuevo lugar de residencia. “Se tendría que contar con ellas a la hora de elegir el nuevo destino”.

Pero desde la Consejería de Vivienda de la Comunidad aseguran que los realojos se realizan con el objetivo de buscar “un marco social” donde puedan prosperar como familia y teniendo en cuenta, dentro de lo posible, las preferencias de las personas realojadas. En este sentido, cuenta que en esta primera fase ha habido 15 familias “que no querían el lugar que se les había asignado”, por lo que el equipo técnico, “no político”, tuvo que reorganizar el plan para ajustarse a las demandas de las familias.

Por su parte, desde el Área de Familias del Ayuntamiento de Madrid, defienden que han tenido una presencia “constante” para atender esta situación no solo apostando por la mejora de la coordinación de los Servicios Sociales y Samur Social sino que también han impulsado las reuniones y los trabajos con el resto de entidades implicadas para identificar nuevos casos de vulnerabilidad como consecuencia de los cortes de luz. Asimismo, desde que se fue la luz, los Servicios Sociales, según fuentes del Ayuntamiento de Madrid, han ofrecido recursos de emergencia a 31 familias especialmente vulnerables, de los cuales solo cuatro las han aceptado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios