www.madridiario.es

Los mejores colchones para prevenir dolores de espalda

lunes 13 de abril de 2020, 12:07h

Se calcula que un 32% de los españoles despiertan cada día con dolor de espalda por las mañanas. Hay estudios que demuestran que 8 de cada 10 personas padecerá este tipo de dolor algún momento de sus vidas.

Los mejores colchones para prevenir dolores de espalda
Ampliar

El hecho de comprar colchón de calidad puede ayudarnos a prevenir este problema. En el caso de que ya tengamos dolor de espalda, su compra puede suponer un buen alivio. La elección de un colchón inadecuado podría complicarnos las cosas.

En las siguientes líneas te damos toda la información que debes saber para comprar un colchón que te proporcione la solución que necesitas.

¿Cómo elegir un buen colchón para el dolor de espalda?

Muchas personas piensan que para tratar el dolor de espalda es necesario comprar un colchón duro. Los colchones que se presentan con una firmeza alta pueden ser una buena solución para mitigar el dolor, pero no siempre es la opción más adecuada.

A la hora de buscar un buen colchón para dolor de espalda, lo primero que se tendría que evaluar es el nivel de firmeza; este es un dato que se mide el 1 al 10; el valor 1 aludiría a un colchón completamente firme, mientras que el valor 10 se referiría a uno muy blando.

Algunos estudios han concluido que el mejor valor de firmeza para personas que padecen de dolor de espalda es de 5.3. No obstante, hay muchos factores que también se deben tener en cuenta, como puede ser el tipo de dolor de espalda que se tenga, el peso, las posturas que adoptemos mientras estamos dormidos, etc.

Los colchones de grafeno: una buena solución contra el dolor de espalda

Los colchones de grafeno puede ser una interesante alternativa para tratar el dolor de espalda. La principal ventaja de estos colchones es que son ergonómicos, lo que significa que se adaptarán a la perfección a la zona de la espalda. También tienen efecto memoria, por lo que cada noche te darán el máximo confort posible, adaptándose a cada usuario.

También se caracterizan por impedir la acumulación de calor, evitar la humedad, por no permitir la acumulación de electricidad estática, por ser más resistentes y tener más capacidad de adaptación que otros tipos de colchones.

Además, hay estudios que demuestran que este material tiene un doble efecto reparador, ayudando a mejorar el descanso de las personas que los usan y, al mismo tiempo, regulando la temperatura en base a las condiciones.

En conclusión:

-Una firmeza media para el colchón suele ser la mejor alternativa.

-También es posible que la firmeza alta funcione bien, pero asegurándonos de que el acolchado es suave.

-En cualquier caso, tendremos que estar seguros de comprar un colchón que te permita mantener una postura correcta para la espalda. Un buen truco es comprobar que nos ayude a tener misma posición como si estuviésemos de pie.

Ten en cuenta esta consideraciones y podrás elegir el mejor colchón para tratar los problemas de dolor de espalda.