www.madridiario.es

El diseño de su espacio de trabajo influye en su negocio

lunes 23 de marzo de 2020, 18:27h
Los trabajadores pasan muchas horas en su espacio de trabajo, así que su salud mental y física será mejor cuanto mejor sea el diseño de la oficina.
El diseño de su espacio de trabajo influye en su negocio
Ampliar
Para diseñar e instalar la oficina, lo mejor es contar con profesionales del diseño de interiores y la arquitectura.

En un negocio, las ideas, productos y un personal cualificado y trabajador son esenciales, pero esto no es suficiente. Para que un negocio funcione es importante que las personas que en él trabajan se sientan cómodas, motivadas y con energía; y eso se consigue con un buen ambiente de trabajo. La organización y el diseño de una oficina o de un local influyen directamente en cómo se sienten las personas que la utilizan. No es lo mismo trabajar en un lugar bien iluminado, con mobiliario ergonómico y diseñado con gusto; que en un espacio desaprovechado, con sillas que aunque sean bonitas provocan dolor de espalda.

La salud mental y física de los/as trabajadores/as será mejor cuanto mejor sea el diseño de la oficina. Al final y al cabo, se trata de una zona en la que las personas pasan un número de horas considerable. Para tener el mejor resultado posible debe concebirse la oficina como un todo, como un conjunto de elementos que si se organizan de forma adecuada provocarán armonía y comodidad para trabajar y obtener el mejor rendimiento posible.

No se trata solo de tener un mobiliario cómodo y ergonómico, que también; si no de preocuparse por la iluminación solar y artificial, el aprovechamiento del espacio, el orden, la disposición de los muebles, la cercanía al resto de trabajadores, la separación de espacios, etc. Por ejemplo, un entorno desordenado o mal repartido hace perder tiempo y uno mal iluminado tiene como consecuencia que nos cansemos antes.

También hay que tener en cuenta qué actividades se van a desarrollar en la oficina. Si vamos a comer en ella, es importante tener un pequeño espacio o mesa separada para no mezclar ambientes ni ensuciar el sitio en el que se trabaja o para no desconcentrar al resto de compañeros. Si vamos a realizar reuniones o encuentros participativos, podemos instalar muebles que sean fáciles de mover o de reubicar para que el espacio cambie en función del programa de cada día o de cada semana.

Como en todo, si se quiere realizar un estudio del espacio, un diseño y una instalación de calidad, lo mejor es contactar con profesionales con experiencia. Algunos, como Bunno Estudio, son de gran ayuda porque no solo se preocupan de hacer un listado de muebles, sino que van más allá: analizan el espacio, piensan cómo optimizarlo, se encargan de la logística e incluso de la instalación. Es decir, que ofrecen un servicio integral. En este proceso la clave está en no enfrentarse a él sin ayuda, ya que podríamos cometer errores básicos que a la larga tendrán pésimas consecuencias para el negocio. Cuanto más tiempo y esfuerzo invirtamos en organizar la oficina, más tiempo se ganará después a la hora de trabajar. Y esto, se traducirá en beneficios.