www.madridiario.es

Las razones por las que someterse a un injerto capilar en España

Por MDO
viernes 20 de marzo de 2020, 13:12h
Las razones por las que someterse a un injerto capilar en España
La moda de viajar a Turquía para someterse a un tratamiento de injerto capilar parece tener los días contados.

Al menos, así lo atestiguan las cifras de estos últimos meses. España ha duplicado en menos de un año el número de clientes que acude a un centro español para tratarse de problemas capilares.


La opción de quedarse en nuestro país para someterse a un injerto capilar cobra cada vez más fuerza. Pero, ¿cuáles son las razones que están motivando a este cambio de tendencia?


Ventajas y beneficios de hacerse un injerto capilar en España


La decisión de hacerse un trasplante capilar en Madrid presenta múltiples ventajas para el cliente de nuestro país.


Una de estas ventajas tiene que ver con lo meramente económico. La mayoría de las personas que viajaban a Turquía para hacerse un injerto capilar lo hacían atraídas por unos precios más económicos. Ahora, sin embargo, estos precios se han equiparado y prácticamente podemos pagar lo mismo por un tratamiento en Turquía que en nuestro país. Y todo ello con los beneficios que supone llevar a cabo dicho tratamiento en España.

Es evidente que, además de esta razón económica, hay que tener muy en cuenta las mejoras técnicas y tecnológicas que ha experimentado la sanidad española en este sentido. Las clínicas especializadas en Madrid ofrecen ya los métodos más avanzados de injerto capilar. Además, los profesionales españoles de este servicio están mucho más especializados que antes.


Junto a la garantía de la sanidad española, hay que hablar también de la cercanía del servicio. No es lo mismo someterse a un tratamiento especializado en nuestro país que tener que viajar a Turquía. A esto hay que añadirle el seguimiento tras el trasplante, por lo que habrá que realizar múltiples viajes hasta el país turco con el gasto y las molestias que conllevan.


Equiparación de precios, comodidad de desplazamiento, mejoras en la tecnología y las técnicas empleadas y una mayor especialización de los profesionales del sector son, por tanto, las ventajas de hacerse un injerto capilar en nuestro país. Un trasplante que cada vez tiene un mayor porcentaje de éxito.


Los tratamientos más populares


El injerto no es el único tratamiento dentro de la Medicina capilar que se lleva a cabo en las clínicas especializadas de nuestro país. Además de esta técnica avanzada de implante capilar, tenemos otras que pueden resultar más que interesantes.


Por un lado, está el implante de cejas, una opción idónea y fundamental desde el punto de vista estético. Es un tratamiento al que acuden muchas mujeres con problemas de alopecia. Porque a pesar de que en un principio este sector estaba muy dirigido al público masculino, cada vez son más las mujeres que acuden a estos centros para llevar a cabo un injerto capilar.


Junto al implante de cejas, también es posible realizar un implante de barba y bigote. El pelo a injertar en este trasplante se toma del cabello de la parte de la nuca del paciente. Un tratamiento que consiste en la restauración del cabello en el área del bigote, la barba y las patillas con el objetivo de poblar estas zonas con vello donde no crece o para ocultar cicatrices o marcas en la piel del rostro.


La reducción de coronilla es otro de los tratamientos al que acuden cada vez más personas. No en vano, es una de las zonas en la que los hombres comienzan a perder una mayor cantidad de cabello. Una técnica de implante capilar con la que se puede repoblar la zona calva situada en la zona superior y posterior de la cabeza.


El injerto capilar en mujeres


Anteriormente comentábamos que cada vez son más las mujeres que acuden a los centros especializados de injertos capilares. No en vano, las actuales técnicas de injertos capilares sirven tanto para hombres como para mujeres. Y es que más del 40% de las mujeres sufren alopecia femenina en algún momento de su vida.


La caída excesiva del cabello en la mujer puede conllevar incluso mayores problemas psicológicos que en el hombre. De aquí pueden partir muchos problemas de autoestima e incluso episodios de depresión.


La caída del cabello en la mujer es más gradual que en la de los hombres. La alopecia femenina presenta una serie de picos como la menopausia o después del parto. Para saber si una mujer debe someterse a un tratamiento de este tipo hay que llevar a cabo un estudio pormenorizado. Serán los especialistas quienes dictaminen el método y la técnica a llevar a cabo.


En definitiva, el injerto capilar en nuestro país es ya todo un hecho. Hay múltiples razones que invitan a realizarse un trasplante en cualquiera de las clínicas y centros especializados de España. En los últimos años, se ha mejorado mucho en materia de tecnología, técnicas y profesionalización de los especialistas.


Y, desde el punto de vista económico, la diferencia es abismal con respecto a someterse a un tratamiento en Turquía.