www.madridiario.es

Cómo mantener el hogar sin polvo y totalmente limpio

lunes 17 de febrero de 2020, 09:04h

Para entrar en el nuevo año con energía siempre nos planteamos objetivos para vivir de una forma más saludable. Dejar los malos hábitos, comer bien, hacer deporte y disponer de más tiempo libre son algunos de los propósitos que nos hacen ser más felices. Sin embargo, ¿Qué pasa con el hogar?

https://7mejor.top/

Mantener el hogar limpio es fundamental y puede repercutir en nuestra salud. Si pretendes mantener la casa libre de ácaros, polvo, gérmenes o pelos de tus mascotas, existe una solución que pasa por elegir el mejor robot aspirador que puedas encontrar en el mercado.

Según estudios recientes, el polvo puede contener un gran numero de hongos y bacterias, las cuales podrían afectar a nuestra salud, ya que, es en los sitios cerrados donde más se concentran estas partículas.

La limpieza en el hogar siempre es tediosa, y más cuando ocupa una buena parte de nuestro tiempo libre. Sin embargo, mantener limpios nuestros hogares no solo nos permitirá ser buenos anfitriones, sino que, evitaremos el desarrollo de gérmenes y partículas dañinas para nuestra salud. Muchos de los problemas de salud que pueden aparecer por causa del polvo son:

  • Debilitamiento del sistema inmunitario
  • Problemas con la salud respiratoria
  • Y por supuesto, la aparición de alergias indeseadas.

Con el objetivo de evitar todos estos males, los expertos aconsejan llevar acabo estas acciones, las cuales deberíamos tomar como hábitos frecuentes.

  • Tener siempre el ambiente de nuestros hogares purificado, para ello es aconsejable abrir ventanas y purificar el aire frecuentemente. Otra solución es comprar un deshumidificador, los cuales mantienen la humedad adecuada y purifican el aire.

  • Por su parte, el salón es el elemento central de la casa, donde suele haber un mayor número de cortinas, aquel elemento que olvidamos siempre de limpiar. Una solución muy eficaz es elegir el mejor aspirador escoba, el cual te permitirá, ganar tiempo y unas cortinas relucientes.

  • Antes de utilizar la mopa por todos los muebles del hogar, es recomendable pasar el aspirador por el suelo, de lo contrario puedes levantar suciedad que acabe de nuevo en los muebles.

  • Nada mas entrar, encontramos la alfombra del recibidor, la cual está completamente llena de ácaros y suciedad proveniente de la calle, sacúdela al menos una vez a la semana para mantenerla limpia y evitar trabajar dos veces.

  • Los dormitorios siempre son difíciles de atacar, empecemos por la cama. Debajo de esta, se acumula mucho polvo y suciedad, debemos pasar el aspirador, al menos una vez al mes, al igual que dar la vuelta al cochón y limpiar las sábanas.

  • Adicionalmente, los cojines que se encuentran encima de la cama y que obviamente están en contacto con nuestra piel, debemos de sacudirlos y limpiarlos.

  • Entramos de lleno en la cocina, una parte esencial de nuestro hogar donde se manipulan y cocinan alimentos ¿Qué pasaría si los elementos principales de la cocina contienen polvo? Pues bien, debemos de mantener limpia la encimera y toda herramienta que utilicemos para cocinar. Y por supuesto, desinfecta todo aquello que hayas utilizado para limpiar una vez termines.

  • Los baños son la parte más importante de nuestra casa en cuanto a limpieza y hogar se refiere. Siempre existe una gran humedad en estos, la cual puede generar hongos y moho. Si dispones de cortina de ducha, este elemento hemos de cambiarlo y mantenerlo limpio, pues inevitablemente adquiere suciedad. En el caso de tener mampara presta atención a las juntas y esquinas, allí deberás de atacar.

  • Puede que no forme parte de nuestra casa, sin embargo, solemos trasladar la suciedad procedente del coche a esta. Es aconsejable, ya que lo utilizamos diariamente, pasar y limpiar a fondo nuestro coche cada 15 días.

  • Finalmente, en todas las estancias de nuestra casa existen zonas ocultas y difíciles de alcanzar, que nadie da importancia, sin embargo, nuestro hogar, las registra. Debemos hacer especial hincapié en la zona que queda debajo del sofá, muebles y electrodomésticos, así como en las juntas de los cojines y detrás del lavabo e inodoro.