www.madridiario.es
Conceptos básicos de la inversión online
Ampliar
(Foto: BDI)

Conceptos básicos de la inversión online

miércoles 06 de marzo de 2019, 18:57h
La inversión en línea, también conocida como trading online, es una práctica cada vez más extendida entre diferentes capas de población. Así como años atrás las finanzas eran un espacio acotado para las clases económicas más pudientes, hoy cualquiera puede adentrarse en este espacio a través de casas online que, como Plus500, ofrecen acceso al mercado financiero.

Por si todavía no te has acercado a este mundo, aquí te explicamos unos cuantos conceptos básicos a modo de introducción. Esperamos que, en caso de que te decidas a zambullirte en la inversión online, te sirvan de algo.

Brókeres online

Los brókeres o corredores online son las compañías que ofrecen a clientes minoristas un acceso a los mundos de las finanzas. Hasta hace no mucho, una de las pocas formas de adentrarse en las operaciones financieras era mediante adquisiciones directas de activos —acciones, divisas, materias primas, etc.— con las que luego se podía especular.

Sin embargo, la llegada de la inversión online y, con ella, de los brókeres en línea ha permitido que se pueda crear la figura del pequeño inversor. Éste consigue acceso a un gran número de diferentes activos financieros mediante los productos derivados que le ofrece el bróker. En resumen, los productos derivados son un elemento que permiten operar sobre el precio de un activo sin tener que llegar a poseerlo, lo cual abarata mucho el precio inicial.

Probablemente, el producto derivado más ofrecido por los brókeres online sean los CFDs.

Los CFDs y otros productos derivados

CFD es la sigla de Contrato por Diferencia y esto es, tal cual, lo que es un CFD: un acuerdo entre un bróker y un cliente para que éste opere sobre el precio de un producto sin llegar a poseerlo; la diferencia en el precio del producto desde el momento en que se abre el contrato hasta que se cierra es el beneficio o pérdida para el cliente. Hoy en día, son posiblemente el tipo de productos derivados más utilizados y se adaptan especialmente a operaciones a corto plazo, ya que las tasas por acumulación de días son mucho mayores que en otro tipo de productos derivados.

Para operaciones a medio o largo plazo, los contratos de futuros se adaptan mucho mejor, ya que las tasas rollover son menores que en el caso de los CFDs, aunque la entrada inicial es mucho mayor. También, otro tipo de producto derivado muy en boga son las opciones financieras.

Todos ellos, tanto los CFDs, como los futuros o las opciones, son productos financieros de alto riesgo, apalancados y que pueden conllevar pérdidas financieras superiores, incluso, a la inversión inicial. Por ello, se deben operar solo si se cuenta con los conocimientos financieros suficientes como para ello.

Diversificación

Un concepto clave en cualquier tipo de inversión financiera, ya sea online o no, es el de la diversificación. Diversificar, en pocas palabras, significa no jugar todo tu dinero a la misma carta. Así, aunque una operación te vaya mal, no hipotecarás todas tus posibilidades en dicha operación.

Por ejemplo, una buena opción es colocar operaciones diferentes en mercados totalmente independientes, así unos no se verán contagiados por los otros. La gama de mercados en los que puedes operar es enorme.

Todos los mercados

Lo bueno del trading online es que te permite un acceso sin parangón a todos los mercados del mundo. Al operar mediante productos derivados y no tener que poseer el activo en cuestión, cualquiera puede operar sobre la bolsa de Tokio, criptomonedas o materias primas sin moverse de su casa.

Aquí te dejamos los mercados financieros más destacados:

  • Acciones: donde operas sobre el valor de los títulos de cualquier compañía cotizada en cualquier parte del mundo.
  • Índices bursátiles: para operar sobre el valor total de los activos presentes en una bolsa. Se suele operar con productos derivados.
  • Materias primas: oro, petróleo, gas natural, soja, cereal, etc.
  • Criptomonedas: el elemento más novedoso de las finanzas internacionales, con el Bitcoin y cientos de divisas electrónicas más.
  • Forex: donde se apuesta sobre el valor de cualquier divisa del mundo, siendo las principales el USD (dólar estadounidense), EUR (euro) y GBP (libra esterlina).

Cuentas demo

Las cuentas demo o de práctica son un elemento presente en prácticamente cualquier bróker online y permiten que cualquier usuario opere en los mercados financieros sin dinero real. Son el espacio perfecto donde poner a prueba los conocimientos de cada uno.

Algunos inversores más experimentados las utilizan, incluso, para testar sus propias estrategias de inversión sin poner en riesgo su capital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.