www.madridiario.es

¿Cuáles son los principales tipos de armarios de seguridad?

jueves 14 de febrero de 2019, 10:36h
Un repaso a las diferentes categorías de almacenamiento seguro que se pueden encontrar en los diferentes sectores profesionales.
¿Cuáles son los principales tipos de armarios de seguridad?

La función principal de cualquier armario es garantizar la seguridad y la protección de todo lo que haya en su interior. Aunque su uso más frecuente es el doméstico, es imposible acercarse a este tipo de mueble sin pensar también en sus aplicaciones profesionales, y es que resulta de gran utilidad en numerosos entornos laborales de distintos sectores.


En muchas empresas, tener un buen armario de seguridad es sumamente importante. Sea para guardar documentación crucial sobre el negocio, componentes electrónicos, utensilios de limpieza o incluso sustancias corrosivas, existen muchos tipos de armarios seguros orientados al ámbito profesional.


Empresas como Hartmann, fabricante alemán especializado en este terreno y en el de las cajas blindadas, ofrecen un buen abanico de armarios destinados a diferentes fines dentro del terreno laboral. De hecho, la variedad es tal que se hace necesario establecer una serie de categorías para conocer mejor el modelo que se necesita en función de la empresa en la que se vaya a usar y de la actividad a la que esta se dedique.


A continuación, vamos a explicar cuáles son los principales tipos de armarios de seguridad que podemos encontrar en los diferentes negocios que los requieran.


Los 5 armarios de seguridad más comunes en empresas


Son cinco los tipos más habituales que podemos encontrar a la hora de ver armarios de seguridad en empresas. En función del uso al que estén destinados, como también de los materiales de los que estén hechos o de las formas que tengan, las categorías principales son las que vamos a listar a continuación:

Armario acorazado

Como su nombre indica, el armario acorazado ofrece una seguridad extrema que lo vuelve ideal para negocios en los que se necesite proteger material o documentación extremadamente importante, o de gran valor. Es habitual verlo en instituciones importantes como comisarías de policía, bancos o incluso delegaciones del ejército.


Generalmente cuenta con un doble cuerpo de acero laminado que les da esa robustez y, en su interior, con estanterías regulables para una buena disposición de los contenidos. Pueden taladrarse al suelo para impedir su movimiento y sus puertas disponen de la misma doble capa de acero que el resto del cuerpo.


Armario blindado

El armario blindado persigue la misma finalidad que el acorazado, aunque su composición lo hace algo menos resistente que el anterior. Se usa sobre todo en bancos y hospitales, sobre todo en lugares donde se necesitan almacenar grandes cantidades de documentos o cualquier clase de objeto de valor.

Por lo general, su material principal es el acero, distribuido en distintas capas para evitar la penetración y/o rotura, además de disponer de medidas para fijar su sujeción y evitar los robos.

Archivador

A diferencia de los archivadores comunes que se pueden encontrar en oficinas, los de seguridad son un tipo de armario seguro que ofrece una serie de protecciones adicionales para asegurar la integridad y el buen estado de toda la documentación almacenada en su interior.

Pueden estar blindados o incluso estar hechos de material ignífugo para evitar la penetración de agentes externos o el deterioro por las temperaturas excesivamente elevadas. Los hay de varios tipos además, aunque los más habituales son los verticales con cierre de seguridad bajo llave.

Armario para productos peligrosos

Las empresas químicas y, sobre todo, los laboratorios, son los lugares donde más se puede encontrar este tipo de armario. Los armarios para productos peligrosos, tal y como deja ver su nombre, están orientados a almacenar productos químicos o sustancias peligrosas de cualquier tipo.

Existen numerosas categorías dentro de esta rama, ya que existen distintos modelos que están orientados a almacenar según qué tipos de sustancias. Así, se pueden encontrar algunos preparados para almacenar ácidos y sustancias corrosivas, bidones tóxicos, contaminantes o incluso botellas de gas.

Armario ignífugo

Estos armarios de seguridad son altamente resistentes a agentes externos y, sobre todo, a las altas temperaturas. Su composición parte de materiales resistentes que, además, aíslan toda la parte interior de las temperaturas extremas del exterior en caso de incendio o similares.

Cuentan con una película aislante que se encarga de que, además de todo el recubrimiento blindando evite las perforaciones o aperturas a base de impactos, no haya problemas por combustión o deterioro en su interior.


Se pueden encontrar muchas más subcategorías, pero estas son las principales ramas a las que pertenecen los distintos armarios de seguridad profesionales. Hechos con aleaciones de metales contundentes que garanticen su robustez y su resistencia, acompañados de aislantes que garantizan unas condiciones adecuadas en su interior y con tamaños que pueden pasar del medio metro a cerca de los dos metros de altura, son sin duda un elemento esencial en prácticamente cualquier negocio.