www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Vista cenital de la cúpula de la erminta de San Antonio de la Florida, obra pictórica de Goya.
Ampliar
Vista cenital de la cúpula de la erminta de San Antonio de la Florida, obra pictórica de Goya. (Foto: Dominio Público)

Goya pinta la 'Capilla Sixtina' madrileña

miércoles 01 de agosto de 2018, 07:27h

Goya eligió la Ermita de San Antonio de la Florida para despojarse del tradicionalismo al que se encontraba anclada su pintura. En la cúpula del que es en la actualidad su lugar de reposo, elevó junto al beato que da nombre al templo a personajes humildes del pueblo de Madrid.

San Antonio de la Florida es parada obligada en el callejero artístico madrileño. La ermita, de estilo neoclásico, está coronada por la 'Capilla Sixtina' patria. Un conjunto pictórico obra de Francisco de Goya en el que dio una vuelta de tuerca a una pintura religiosa clásica para situar al pueblo de Madrid a la altura de lo divino.

El templo se levantó en una finca de recreo de Carlos IV. El monarca había comprado un antiguo palacete entre unos jardines que desembocaban en el Manzanares y el actual Paseo de la Florida, que se derribó para dar paso a la Estación del Norte, reconvertida después en la de Príncipe Pío. En sus inmedicaciones decidió completar la parcela con un área de culto.

Así, el propio rey dio la orden de construcción de la ermita como regalo para su esposa, María Luisa de Parma. El arquitecto Francisco de Fontana terminó la obra en 1798, un diseño con planta de cruz griega cuyo espacio central acaba en la cúpula que decoraría el genio aragonés.

Ruptura de la tradición

Los ministros Saavedra y Jovellanos encargaron a un amigo personal la decoración pictórica de la iglesia. El artista no era otro que Goya. El 1 de agosto de 1798 el de Fuendetodos cogía su paleta e iniciaba un fresco con reminiscencias de las técnicas empleadas por Mantegna, Correggio o Tiépolo. A su lado, Asensio Juliá, su discípulo.

El tema elegido fue el milagro protagonizado por San Antonio de Padua, quien transportado por ángeles lisboetas viajó desde Italia hasta Portugal para salvar a su padre de la muerte. En tierras lusas, el beato revivió a un difunto para que exculpara de su asesinato a su progenitor.

Lejos de limitarse a una interpretación tradicional, Goya planta a majas y chisperos asistiendo al prodigio del franciscano. Los coloca tras una barandilla, como testigos de excepción de tal fenómeno y rodeados por la corte celestial.

En 1905 San Antonio de la Florida fue declarado Monumento Nacional. En 1928 se edificó un templo idéntico donde se celebran los oficios religiosos, ya que el humo de las velas deterioraba el dibujo. El original es ahora un museo del pintor, que está enterrado en el que un día fue su lugar de trabajo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.