www.madridiario.es
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados (archivo)
Ampliar
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados (archivo) (Foto: Podemos)

Cinco claves para entender la moción de censura de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy

lunes 12 de junio de 2017, 10:25h

El Congreso de los Diputados debatirá a partir de este martes la tercera moción de censura contra un presidente del Gobierno. Treinta años después de la última moción, Unidos Podemos, con Pablo Iglesias a la cabeza, planteará una alternativa contra Mariano Rajoy y su Ejecutivo. Proponemos algunas claves para entender el contexto en el que se desarrollará esta moción de censura.

Unidos Podemos se asegurará esta semana un puesto en la corta lista de mociones de censura vividas en el Congreso de los Diputados. La Cámara Baja sólo ha acogido dos iniciativas de este tipo, en 1980 y 1987. Al igual que sus predecesoras, la moción que encabezará Pablo Iglesias como candidato alternativo decaerá ya que no cuenta con los apoyos necesarios. Pero Podemos busca cumplir otros objetivos en la confrontación con el Gobierno de Mariano Rajoy.

¿Por qué Unidos Podemos presenta una moción de censura?

La moción de censura se plantea como una respuesta a los múltiples casos de corrupción que afectan al PP. La formación de Iglesias ha señalado a Mariano Rajoy como responsable último de una red de corrupción que ha "parasitado" las instituciones. La detención del ex presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y las sospechas de injerencia en la justicia fueron algunos de los detonantes que llevaron a Podemos a idear esta iniciativa.

Desde el principio se contempló la posibilidad de que la moción fuera fallida, como las dos anteriores, pero el partido morado consideró que era una reacción adecuada ante la gravedad de las informaciones sobre corrupción. Podemos quiere demostrar que están ejerciendo su labor de oposición y que existe una alternativa frente al mensaje de la resginación. En ese sentido, el discurso de los portavoces del grupo confederal consistirá en una amplia crítica contra la corrupción pero también será una impugnación a todo el modelo político y de gestión del PP.

En la mente de la formación morada está el ejemplo de la primera moción de censura, en la que Felipe González salió fortalecido ante el presidente Adolfo Suárez a pesar de que el entonces líder del PSOE perdió la votación.

¿Cómo se desarrollará el debate?

El debate de la moción de censura arrancará el martes a las 9 de la mañana con la intervención de la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, como representante de los firmantes de la iniciativa. La diputada se encargará de explicar los motivos por los que presentan la moción y, según la formación, tendrá un tono más duro que el de el líder de Podemos, que se reserva un papel más de "estadista" como candidato a la presidencia.

Tanto Montero como Iglesias tienen tiempo ilimitado para sus discursos. La intervención del secretario general de Podemos será inmediatamente posterior a la de su número dos a menos que algún miembro del Gobierno quiera responder a la portavoz. Hay que recordar que, según el reglamento de la Cámara, el Ejecutivo puede intervenir en cualquier momento.

Ya por la tarde, el resto de grupos parlamentarios podrá tomar la palabra por un tiempo de 30 minutos en un primer turno y de 10 minutos en un segundo. Los grupos hablarán de mayor a menor, incluido el de Unidos Podemos, que repartirá ese tiempo entre las confluencias. En concreto, hablarán Alberto Garzón de Izquierda Unida, Xavier Domènech de En Comú Podem y Antón Gómez-Reino de En Marea. El grupo del PP intenvendrá después de que lo hayan hecho el resto de formaciones.

Se prevé que el debate pueda alargarse hasta el miércoles, aunque Podemos ha señalado que el Gobierno pretende condensarlo todo en un día. En cualquier caso, al final del debate se producirá la votación, en la que cada diputado será llamado uno por uno para que pronuncie en voz alta el sentido de su voto.

¿Cuál será el resultado?

La moción de Unidos Podemos sólo cuenta, de momento, con el voto positivo de los 67 miembros de su grupo y el de Compromís, Bildu y ERC. Es decir, 82 apoyos en total. El bloque de la abstención -el de los que han manifestado su rechazo tanto a Rajoy como a Iglesias- será superior al del 'sí', ya que PSOE, PNV, PDeCat y Nueva Canarias han señalado que estarán en esta posición. En contra de la moción de Unidos Podemos se situarán el PP, Ciudadanos, Coalición Canaria, Foro y UPN.

¿Habrá apelación al PSOE?

Esta moción de censura no se puede entender sin tener en cuenta la batalla entre el PSOE y Unidos Podemos por el liderazgo de la oposición. La formación de Iglesias ha jugado con las fechas de presentación de la iniciativa para presionar a un partido socialista todavía inmerso en un proceso interno, pero ya con Pedro Sánchez reforzado en el liderazgo del partido.

Pablo Iglesias llegó a reconocer que la única manera de atraer al PSOE hacia su terreno era "buscarle las contradicciones" y esta moción de censura será una primera ofensiva contra el nuevo mandato de Sánchez. Podemos criticará que la abstención socialista supone el mantenimiento del Gobierno de Rajoy frente a la promesa del 'no es no' del secretario general del PSOE. Eso sí, con un tono contenido, ya que la formación morada quiere resaltar que ellos le dieron la oportunidad a los socialistas para retirar su moción y que ha sido la decisión de Sánchez y no la cuestión de las formas las que han impedido un acuerdo.

¿Qué pasará después?

Como ya se vio en la moción de censura en la Asamblea de Madrid, Podemos presentará la iniciativa como una victoria pase lo que pase en el debate. "Hemos perdido una moción, pero hemos sembrado una victoria", destacó el secretario de análisis estratégico de la formación, Íñigo Errejón, tras la fallida moción contra Cristina Cifuentes.

Podemos espera que el haber hecho algo ante la situación de la corrupción les reporte un beneficio más adelante. Sin embargo, la formación morada también ha reconocido que existen riesgos, entre los que está el de entrar al fango y convertir el debate en el "circo" que vaticinan sus oponentes pero también la frustración de gestionar el día después.

Para la formación morada aquí no acaba la ofensiva contra el PP. Podemos ya ha estudiado el reglamento del Congreso para contemplar el escenario de una segunda moción de censura. Según las normas de la Cámara Baja, los mismos 35 firmantes necesarios para impulsar la primera moción no podrían presentar otra hasta el próximo periodo de sesiones, en este caso, hasta septiembre. De este modo, Unidos Podemos tendría capacidad de presentar dos mociones por periodo de sesión contando con la ayuda de los diputados de Compromís, ya que así tendrían 71 firmantes.

La coalición valenciana ya ha señalado que la próxima moción tendría que ser iniciativa del PSOE para tener alguna posibilidad de prosperar. También la formación de Iglesias se ha abierto a esta posibilidad, aunque no dan un apoyo incondicional como Compromís y señalan que habría que negociar el programa.

Lea también:

- Errejón insta a no entrar en el "circo de insultos" del PP en la moción contra Rajoy

- El debate de la moción contra Cifuentes indigna a Podemos: "Lo que define al PP es robar y mentir"

- Iglesias prefiere quedarse solo en la moción de censura que dar más tiempo a Sánchez

- Compromís propone a Podemos un 'plan B' para retrasar la moción de censura e intentar sumar al PSOE

- Podemos ofrece a Sánchez retirar la moción de censura si el PSOE registra ya la suya

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.