www.madridiario.es
Felipe VI abre la nueva Legislatura pidiendo a los políticos 'generosidad y capacidad para llegar a acuerdos'
(Foto: MDO)

Felipe VI abre la nueva Legislatura pidiendo a los políticos "generosidad y capacidad para llegar a acuerdos"

jueves 17 de noviembre de 2016, 07:18h

Felipe VI ha protagonizado este jueves el acto formal de apertura de la XII Legislatura con un discurso pronunciado en el hemiciclo del Congreso ante diputados y senadores, en el que ha dejado muy clara su petición de que tengan "generosidad y capacidad para llegar a acuerdos y la mayor concertación en las cuestiones básicas". Este discurso es el primero que pronuncia en el Parlamento desde su proclamación en junio de 2014. Eso sí, si entonces la Cámara era bipartidista, ahora ningún grupo tiene mayoría holgada y hay nuevos partidos representados, por lo que se estrena en circunstancias bien distintas a las que tuvo su padre el rey Juan Carlos. Como anécdota, destacar que al Rey se le olvidó, tras concluir su discurso, pronunciar la obligada frase de inauguración de la Legislatura, por lo que, tras ser advertido por la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, volvió al estrado sonriente para decirlo.

Escoltados por el Escuadrón de Honor de la Guardia Real, el Rey, acompañado por la Reina Letizia y por sus hijas, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, llegó en torno a las doce del mediodía a la Carrera de San Jerónimo, donde estaba formado el Batallón de Honores, cuatro compañías de los Ejércitos de Tierra, Armada, Ejército del Aire y Guardia Civil y escuadra de gastadores. En la cabeza de la formación, los Reyes fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez.

Don Felipe recibió honores militares y pasó revista al Batallón de Honores acompañado por el JEMAD, el almirante jefe del Cuarto Militar de la Casa de Su Majestad el Rey y el teniente coronel jefe del Batallón. A continuación, la comitiva se dirigió al pie de la escalinata del Palacio del Congreso, lugar en el que tuvo lugar, en torno a las doce y diez del mediodía, el saludo a los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero, y los miembros de las Mesas de ambas cámaras.

Se abrió la Puerta de los Leones

Para la ocasión se abrió la Puerta de los Leones --que sólo se utiliza en los actos a los que acude el Jefe del Estado y en las Jornadas de Puertas Abiertas donde el protagonismo es de los ciudadanos--, desde donde el cortejo, precedido y cerrado por los maceros de las Cortes Generales, entró en el Vestíbulo de Isabel II, para dirigirse posteriormente al hemiciclo a través del Salón de Pasos Perdidos.

Una vez que el presidente del Gobierno y las Mesas de Congreso y Senado ocuparon su lugar en hemiciclo, los miembros de la mesa presidencial entraron en el Salón de Sesiones por la escalera principal, que se coloca expresamente para estas ocasiones.

Allí les esperaron diputados y senadores de las distintas fuerzas parlamentarias, a excepción de las de Esquerra Republicana (ERC) y Bildu, los mismos partidos que 'plantaron' al Rey en las cinco rondas de consultas que ha celebrado desde el pasado mes de enero para la conformación del Gobierno. A ellos se sumarán los senadores de Compromís, que han declinado participar en la ceremonia.

Con los Reyes ya dentro, se interpretó el Himno Nacional, y la presidenta del Congreso abrió la Sesión Solemne y pronunciando un breve discurso protocolario, tras el que dio la palabra a Felipe VI, quien se dirigió a las Cortes Generales para dar por iniciada la XII Legislatura. Al término de la intervención del Rey, Pastor levantó la sesión.

Lo más destacado de las palabras del Rey tras felicitar a diputados y senadores fue su llamada al consenso y a los acuerdos, sin olvidar que la Monarquía está al servicio de tres objetivos: uno con los ciudadanos, "que es la razón de ser en el servicio a todos los españoles desde la neutralidad"; otro con la democracia y sus valores y principios del régimen constitucional, y un tercero con España, una gran nación enriquecida por su diversidad a lo largo de los siglos y de la que el Rey es símbolo de su unidad".

En sus palabras, don Felipe VI solicitó un "diálogo permanente, además de generosidad, responsabiidad y capacidad de llegar acuerdos para la mayor concertación en las cuestiones básicas". En torno a la corrupción, reconoció que ha indignado a la opinión pública", que espera llegue a ser el recuerdo de una lacra. Por último, habló sin entrar en profundidades que quizás se esperaban, de que "España no puede negarse a sí misma, ni al patrimonio común edificado por todos y en el que debemos seguir con un futuro compartido".


Foto de Familia

Concluido el acto en el hemiciclo, en torno a la una del mediodía, los Reyes se dirigieron al Salón de Conferencias para realizar una fotografía institucional y se situaron junto al presidente del Gobierno y los presidentes de ambas Cámaras para saludar a los presidentes del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a los ministros por orden de prelación, así como al resto de las autoridades e invitados en orden protocolario.

Al término del saludo, Don Felipe y Doña Letizia se situaron en el podio de honor que se instaló al pie de la escalinata. A su derecha, los presidentes del Congreso y del Senado y los miembros de las Mesas de ambas Cámaras, y a su izquierda, los presidentes del Gobierno, del Tribunal Constitucional y Tribunal Supremo, y los ministros.

Los diputados de Unidos Podemos ya habían avanzado que no participarán, como así fue, en este saludo institucional y que tampoco presenciarán el desfile militar que tendrá lugar justo después. Lo mismo harán los cuatro diputados de Compromís, según confirmó a Europa Press su portavoz parlamentario, Joan Baldoví.

Despedida tras el desfile

Una vez el Jefe de Estado Mayor de la Defensa solicite permiso al Rey para iniciar el desfile, la Agrupación de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil desfilaron en honor de Su Majestad el Rey por la Carrera de San Jerónimo. Finalizado el desfile, los presidentes del Gobierno, el Congreso, el Senado y el JEMAD despidieron a los Reyes.

Es el primer acto de Apertura Solemne con el actual mapa política multipartidsta, pues en la fallida legislatura del primer semestre, ante la falta de acuerdo para la formación de Gobierno, se optó por no celebrar esta ceremonia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios