www.madridiario.es
El consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
Ampliar
El consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (Foto: Kike Rincón)

La Comunidad clasificará como no urbanizable el suelo no sectorizado para evitar desarrollos innecesarios

lunes 24 de octubre de 2016, 14:21h
El Gobierno regional quiere agilizar la tramitación de los planes generales de ordenación urbana de la Comunidad con su nueva Ley de Urbanismo y Suelo, que empezará a tramitar antes de final de año. El suelo urbanizable no sectorizado pasará a ser no urbanizable y se crearán figuras para modificar los planes generales de forma más ágil cuando se trate de rehabilitaciones o regeneraciones urbanas.

La Comunidad de Madrid ha dado a conocer este lunes las líneas generales del anteproyecto de Ley de Urbanismo y Suelo, que quiere presentar en el plazo de un mes o mes y medio para después ser remitido a la Asamblea de Madrid. Con esta norma, el Gobierno regional pretende acabar con la actual ley, que ha cosechado hasta 15 modificaciones, y crear una nueva que permita "agilizar y dar mayor seguridad jurídica" a los trámites, según Cifuentes, quien también ha apuntado que se tendrán en cuenta "la eficiencia energética y criterios de sostenibilidad".

Una de las principales novedades consiste en calificar como suelo no urbanizable el suelo que hasta ahora era urbanizable no sectorizado. Con la antigua figura, los planeamientos urbanos definían desarrollos a largo plazo, lo que ahora la Comunidad considera "innecesario". Cuando un ayuntamiento quiera desarrollar un sector, deberá promover un nuevo plan de ordenación urbana (PGOU).

De esta manera, será más ágil hacer un plan generales. El objetivo es reducir a una legislatura el tiempo de tramitación, cuando ahora pueden alargarse hasta tres y cuatro legislaturas. Para ello, se va a crear una mesa con todos los departamentos de la Comunidad que tienen que informar sobre los planes y también se ha hablado con la Confederación Hidrográfica del Tajo, cuyos informes son vinculantes.

Además, para los proyectos de rehabilitación y regeneración urbana que no impliquen nuevos desarrollos ni crecimiento poblacional, los ayuntamientos tendrán dos vías. Si tienen menos de 5.000 de habitantes y hasta 6 millones de presupuesto (86 municipios) podrán optar por planes generales simplificados, más flexibles que los normales. Los ayuntamientos más grandes podrán optar por programas municipales.

Sin límite de alturas

La Asamblea ya ha derogado la limitación de construir más de tres alturas, que estuvo vigente unos años. La nueva ley no contemplará ninguna limitación y se estudiará caso por caso que el planeamiento sea sostenible.

La Comunidad también quiere endurecer las sanciones urbanísticas. Para ello, se va a ampliar a ocho años la prescipción de las infracciones y se va a poder decomisar cualquier beneficio que se obtenga por la violación de la ley.

La norma también fijará que todos los municipios deberán actualizar sus planes en un plazo de cuatro años desde la aprobación de la nueva regulación. En caso de que no se lleve a cabo, se prorrogará el anterior, pero no se podrán llevar a cabo modificiones puntuales. Por último, la elaboración de nuevos PGOU deberá ajustarse a la Ley de Transparencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios