www.madridiario.es
El establecimiento en el que se encontraban los menores presentaba graves deficiencias
El establecimiento en el que se encontraban los menores presentaba graves deficiencias (Foto: Policía Municipal de Madrid)

Clausurada una fiesta de instituto en un local en condiciones insalubres

domingo 22 de mayo de 2016, 14:48h
La Policía Municipal ha desalojado una fiesta ilegal organizada por los alumnos de un instituto de Loeches en el madrileño barrio de Tetuán, donde estaban los chavales y sus profesores consumiendo alcohol y fumando, ha informado la Policía Municipal en un comunicado. Los escolares habían contratado un local situado en el número 21 de la calle General Orgaz que presentaba graves deficiencias. Según la Policía, había 60 personas entre profesores y alumnos, 10 de ellos menores de edad.

Una llamada al 092 alertó a los agentes de la celebración de una fiesta en un antiguo restaurante situado en la citada calle. El local llevaba tiempo cerrado. Cuando llegaron los agentes al lugar, comprobaron había música a gran volumen, un fuerte olor a tabaco y se proporcionaban bebidas alcohólicas a menores.

Tras entrevistarse con los clientes, uno de los adultos les comentó que era un profesor de un instituto de Loeches y que estaba junto con otros docentes del centro, celebrando la fiesta de graduación del centro escolar.

Sin el responsable

Como responsable del local sólo se encontraba un camarero contratado para el evento, que desconocía en qué condiciones administrativas estaba el establecimiento.

La Policía comprobó entonces también que el único extintor estaba caducado desde hace tres años y como las luces de evacuación no funcionaban.

Durante la inspección, los agentes pudieron observar gran cantidad de suciedad, grasa, cucarachas y otros insectos, encontrándose la comida y bebida en el suelo y en contacto con productos de limpieza. Ante esta situación, desalojaron el lugar.

Incidente anterior

La noche anterior, en el mismo establecimiento, tuvieron que intervenir los agentes municipales debido a que se habían vendido entradas para una fiesta a cuatro institutos, llegando a concentrarse en el lugar hasta 200 personas de distintas edades. El promotor echó a los menores tres horas antes de lo que fraudulentamente habían contratado.

Además la ubicación del evento les había sido cambiada a última hora y al llegar al establecimiento comprobaron que no se correspondía con lo que se les había ofertado, siendo responsables del establecimiento a la llegada de los agentes dos camareros que habían sido contratados a través de Whatsapp.

Los agentes de la policía municipal de Madrid realizaron las diligencias oportunas ante un posible delito de estafa contra los promotores del evento.

La policía municipal de Madrid ha intensificado su labor de inspección, dentro de la campaña de control y vigilancia del ocio nocturno, sobre todo en estas fechas en las que proliferan las graduaciones de los institutos, buscando así garantizar la máxima seguridad para los asistentes a estas fiestas, observando que hay gran cantidad de menores de edad contratando eventos, donde su seguridad no está garantizada en caso de emergencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.