www.madridiario.es
Nuevo proyecto Distrito Castellana Norte que sustituye a la 'operación Chamartin'.
Ampliar
Nuevo proyecto Distrito Castellana Norte que sustituye a la 'operación Chamartin'. (Foto: Distrito Castellana Norte)

Distrito Castellana Norte recibe un apoyo técnico generalizado

lunes 29 de junio de 2015, 08:00h
Distrito Castellana Norte ha recibido el informe favorable de 48 entidades públicas, organismos y compañías de servicios a su proyecto de transformación del ámbito que ocupa el remate del Paseo de la Castellana y sus alrededores. Este proceso de interlocución, que ha durado diez meses, supondrá modificaciones del proyecto por valor de 103 millones de euros que asumirán íntegramente estos propietarios de suelo.
Según la entidad, el proceso de interlocución relacionado con este plan parcial de reforma interior se ha llevado a cabo con la participación de más de 130 técnicos y funcionarios, a los que se sumaron los 103 profesionales que conforman el equipo de Distrito Castellana Norte. Tras la elaboración de 136 documentos técnicos y la celebración de 160 reuniones profesionales, el resultado ha sido el desarrollo de un documento promenorizado de 13.000 folios y 700 planos, validado por las 48 entidades que han participado en el diálogo sobre el proyecto.

En el mismo, se recoge cómo Distrito Castellana Norte ha incorporado la visión, prescripcioens y recomendaciones de los responsables de las distintas entidades, lo que ha supuesto un notable incremento de la inversión, cuya factura se ha incrementado en 103 millones de euros.

Las principales modificaciones al proyecto son las siguientes:

- El Ayuntamiento de Madrid ha propuesto la incorporación de dos pasarelas y un puente sobre Calle 30 entre el Nudo de Manoteras y el Nudo de la Paz para mejorar la conectividad norte-sur. También ha aumentado la superficie de cubrimiento de vías al sur de la estación de Chamartín y la mejora del entorno de la calle de la Hiedra para salvar el desnivel existente. Se ha incrementado el ancho de los puentes este-oeste que conectan Las Tablas con Begoña, Fuencarral y Tres Olivos; se ha ampliado el número de las pantallas acústicas y se ha reducido del ancho de carriles en las vías principales para disminuir la velocidad del tráfico y mitigar la contaminación acústica. Se ha introducido cambios en el sistema de autobús de alta capacidad previsto en el plan, con un aumento del ancho del carril destinada al mismo de 12 metros a 16 metros, así como el aumento del espacio para las paradas y para la regulación en final de la línea. Por último, se ha planteado la conexión del Anillo Verde Ciclista con el carril bici de Colmenar en el Nudo de Fuencarral.

- Adif y Renfe han propuesto nuevas estructuras para las zonas verdes que actualmente cubren la zona de aparcamiento de las estaciones de Cercanías de Fuencarral norte y Fuencarral sur. También plantean accesos directos desde la actuación a las instalaciones de Renfe de Fuencarral y el incremento del ancho de los túneles de las vías en la zona norte de Fuencarral para adecuarlos a los requerimientos de seguridad y evacuación Canal de Isabel II.

- El Canal de Isabel II Gestión propone el aumento de la capacidad de la estación depuradora de Valdebebas. El objetivo es que pueda tratar los nuevos caudales residuales generados por el ámbito. También se prevén nuevas infraestructuras de seguridad.

- La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento ha planteado la mejora de los accesos a la M-40 en el punto kilométrico número 57, mediante la construcción de un nuevo carril en el ramal de salida desde el tronco de la M-40 Oeste hacia la carretera M-607 Madrid; y la construcción de otro nuevo carril de salida desde la M-40 Este hacia la M-607 Madrid.

- El Consorcio Regional de Transportes de Madrid propone mejorar las condiciones de tránsito de peatones en el nudo Norte y reorganizar las paradas de autobús para mejorar su acceso, mediante la construcción de nuevos andenes, paradas y marquesinas frente al Hospital de la Paz y hasta Torre Espacio, así como nuevas pasarelas peatonales que conectan ambos lados del Paseo de la Castellana. También apostillan la necesidad de adelantar en el tiempo la ejecución de la ampliación de la línea 10 del Metro.

- La Consejería de Educación pide el aumento de la superficie de parcelas destinadas a centros educativos de Plan, así como el número total de centros públicos educativos previstos de 11 a 16, y de 117.648 a 130.060 metros cuadrados. Así, el ámbito contará con seis escuelas infantiles, seis centros de educación infantil y primaria y 4 institutos de educación secundaria.

- La Consejería de Medio Ambiente exige reducir el ámbito en 6.322 metros cuadrados para no afectar al Parque de la Cuenca Alta del Manzanares, renunciando los propietarios a dicha superficie a favor de la Comunidad de Madrid. También se implementará un programa de vigilancia ambiental durante la fase de planeamiento, la fase de elaboración de los proyectos constructivos, y hasta la ejecución final de las obras tanto de urbanización e infraestructuras como de edificación.

- Con la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura se ha llegado al acuerdo de reconstruir las ermitas de San Roque y Nuestra Señora de Lourdes, actualmente en estado de ruina.

- La Dirección General de Medioambiente regional propone la creación de un itinerario de 5,5 km dentro de la trama verde de la actuación, que conecta con el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y permita la integración de la Ermita de Nuestra Señora de Lourdes. Pretende aprovecharse este itinerario para asegurar la conexión con las dos principales vías ciclistas (el Anillo Verde y el Carril Ciclista de Colmenar y el Monte del Pardo).

Como hito del proceso, este plan parcial es el primero que supera una evaluación ambiental estratégica, tal y como establece la Ley 21/2013 de 9 de diciembre de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid. Esto supone una nueva revisión del plan desde el punto de vista medioambiental para preservar los valores ambientales, históricos, culturales y sociales que conforman la identidad de Madrid y de los barrios colindantes. Incluye una serie de medidas preventivas y correctoras adicionales: un método específico de reducción de ruidos , vibraciones, residuos y suelos contaminados; la implementación de un marco director de paisaje que defina la configuración de un espacio urbano respetuoso, coherente y sostenible; el estudio pormenorizado de las características históricas, arqueológicas y culturales de las dos ermitas que van a rehabilitarse, que permitan su adecuado traslado y rehabilitación; la creación de un itinerario peatonal cultural y de ocio que conecte con el Monte de El Pardo y el parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares; medidas de protección acústica mediante apantallaientos; el desarrollo de un mecanismo para vigilar y gestionar impactos medioambientales en el proceso de edificación; la vigilancia arqueológica y paleontológica en los movimientos de tierras; el replantado de los 5.221 árboles existentes actualmente (4.958 individuales y 263 grupos de árboles), que se incorporarán en más de un 82 por ciento a la red de zonas verdes de la actuación y se unirán a la plantación de 25.000 nuevos árboles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios