www.madridiario.es

Madrid por todo lo alto

lunes 06 de abril de 2015, 07:30h
Más de 630.000 clientes contemplan cada año la capital desde los autobuses de Madrid City Tour, el servicio oficial de transporte turístico de la ciudad de Madrid y el más importante de esta naturaleza de toda España. Gestionado por una unión temporal de empresas (UTE) formada por Alsa y Grupo Juliá, que resultaron adjudicatarios del concurso público convocado por el Ayuntamiento de Madrid, el servicio se puso en marcha en septiembre de 2011.
  • Alsa Madrid City Tours libro turismo. Los usarios de MAdrid City Tours son, en su mayoría,extranjeros.

    Alsa Madrid City Tours libro turismo. Los usarios de MAdrid City Tours son, en su mayoría,extranjeros.
    Juan Luis Jaen

  • Alsa Madrid City Tours libro turismo. Dentro del autobus pueden adquirirse entradas para espectáculos y souvenirs.

    Alsa Madrid City Tours libro turismo. Dentro del autobus pueden adquirirse entradas para espectáculos y souvenirs.
    Juan Luis Jaen

  • Alsa Madrid City Tours libro turismo. La audioguía está disponible en catorce idiomas.

    Alsa Madrid City Tours libro turismo. La audioguía está disponible en catorce idiomas.
    Juan Luis Jaen

  • Alsa Madrid City Tours libro turismo.

    Alsa Madrid City Tours libro turismo.
    Juan Luis Jaen

Los autobuses de Madrid City Tour son fácilmente identificables y, desde luego, son muy demandados por los turistas que, además, tienen muy buena opinión del servicio. Según las encuestas de calidad realizadas por la propia compañía, el índice de satisfacción y de valoración global de este servicio asciende a 4,55 sobre 5.

Antonio Barinaga, director de Madrid City Tour, destaca que el servicio facilita que los visitantes conozcan la ciudad de una forma cómoda y segura. "Madrid City Tour ofrece un primer contacto muy completo de los atractivos turísticos de la ciudad para poder posteriormente profundizar en los puntos que más le interesan al visitante", apunta. Junto con su billete, cada pasajero recibe un plano de la almendra central, un talonario con ofertas de ocio y unos auriculares para escuchar la audioguía.

Uno de las claves del éxito es su sencillez y flexibilidad. La entrada, que es válida para todas las rutas, permite subir y bajar del autobús todas las veces que el cliente lo desee, aprovechando la frecuencia de paso, que es muy alta, ya que pasan vehículos por cada ruta entre los 8 y los 15 minutos. Así, Madrid City Tour permite hacer un viaje a la carta en el que el usuario puede gestionar su estancia en Madrid como mejor desee. "Es un servicio diseñado expresamente para presentar la ciudad a un precio competitivo, y, posteriormente, permite que el viajero pueda acercarse cómodamente a los puntos de su interés", explica Barinaga. Dentro del autobús pueden adquirirse entradas de ocio y espectáculos, así como souvenirs.

El futuro de este servicio pasa, a juicio de la compañía, por seguir apostando por aumentar la presencia en Internet y aplicaciones móviles (apps) para facilitar tanto la información del servicio como la venta por estos canales. "Madrid City Tour es un servicio de calidad, con una gran satisfacción por parte del usuario y con unos niveles de valoración excelentes en los servicios de turoperadores y páginas especializadas en viajes, como Tripadvisor, que nos ha concedido el certificado de excelencia", afirma Barinaga.

Madrid City Tour ofrece cinco tipos de billetes para ajustarse a las necesidades de todos los públicos, que pueden adquirirse en los propios autobuses, así como en hoteles, quioscos, agencias de viajes, centros de información de Madrid City Tour y en la página www.madridcitytour.es. Los adultos tienen la posibilidad de adquirir billetes de uno y dos días por 21 y 25 euros, respectivamente. Los menores de entre 7 y 15 años y los mayores de 65 años gozan, por su parte, de una tarifa reducida de 10 euros por un día y de 13 por dos. También existen abonos familiares para dos adultos y dos menores, al precio de 53 euros.

Según datos de la compañía, el perfil de los clientes es el de un turista extranjero de alrededor de 40 años, que viaja en familia o en pareja y cuya estancia en Madrid, principalmente por motivos de ocio, dura entre dos y tres días. Los turistas que usan de forma más numerosa el servicio son los procedentes de Brasil, Estados Unidos, México y Argentina.

Para atenderles, Madrid City Tour posee una flota de 26 autocares de dos pisos, equipados con todas las medidas de seguridad y confort. Los vehículos, con más de 70 plazas de capacidad, están adaptados para que puedan ser utilizados por personas con movilidad reducida. Cada asiento cuenta con un servicio de audio-guía, disponible en catorce idiomas y dos canales especiales en castellano e inglés para niños, georreferenciado. Es decir, que, a medida que se pasa por los puntos turísticos más importantes, el relato sonoro, elaborado por el Instituto de Estudios Madrileños, se activa automáticamente y explica la importancia del enclave. Además, las personas con discapacidad auditiva pueden oír también la guía gracias a bucles inductivos implantados en el convoy y las personas invidentes, que también pueden subir a sus perros guía, cuentan con folletos editados en braille.

Asimismo, todos los vehículos cuentan con una calificación energética Euro V, con los sistemas de optimización medioambiental más avanzados del mercado; wifi gratuito; aire acondicionado; calefacción, capota que se pone en caso de lluvia y cámaras de seguridad. Por su parte, la red está controlada por un servicio de atención a la explotación que controla los movimientos e incidencias que van experimentando todos los vehículos de la flota. Para atender el servicio, la compañía dispone de 150 trabajadores, entre conductores, administrativos, azafatos y personal auxiliar.

Otra de las ventajas de este servicio es el área que cubre. Según datos de la compañía, las paradas más solicitadas son las de Sol, Neptuno y el Bernabéu, lo que pone de manifiesto que las dos rutas (la 1, de una hora y veinte minutos de duración, y la 2, de 65 minutos) cubren unos amplios trayectos que pueden hacerse de 9 a 22 horas en temporada alta (marzo-octubre) y de 10 a 18 horas en temporada de invierno (noviembre-febrero). En concreto, la ruta 1, que parte del Museo del Prado, permite a los turistas ver la Puerta de Alcalá, las plazas de Colón y Cibeles, la Gran Vía, la plaza de España, el templo de Debod, el teatro y el Palacio Real, la Puerta de Toledo, la basílica de San Francisco el Grande, la catedral de la Almudena, la plaza Mayor, la Puerta del Sol, los museos Thyssen y Reina Sofía y el Jardín Botánico. Además, en verano, dispone de un recorrido nocturno especial, entre las 22 y las 23 horas, para conocer la ciudad iluminada.

Para quienes quieren conocer el Madrid más moderno está la ruta 2, que parte de la plaza de Neptuno y recorre Cibeles y Colón, los museos de Esculturas al Aire Libre y Ciencias Naturales, los Nuevos Ministerios y el estadio Santiago Bernabéu, así como el CSIC, el museo Lázaro Galdiano, la calle Serrano, el museo Arqueológico Nacional, la Puerta de Alcalá, la Puerta del Sol y la plaza de las Cortes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios