www.madridiario.es

Patrimonio Mundial

Por Ángel del Río
lunes 07 de julio de 2014, 09:46h

Mañana presenta usted el proyecto para declarar el Sitio del Retiro y el Prado como Patrimonio Mundial. Me sumo sin paliativos a esta iniciativa. El primer parque de Madrid, y uno de los mejores del mundo, reúne todos los requisitos para obtener tal declaración. Tiene interés histórico, cultural, artístico, botánico y paisajístico. Con el asentamiento de la Corte en Madrid, Felipe II concretó esta como una zona de retiro para la realeza, y Carlos III, ordenó rodear la extensión con una verja y permitió la entrada a los madrileños, imponiendo algunas normas de conducta y compostura. Cuando un incendio convirtió en cenizas el antiguo Alcázar, se habilitó el edificio, de lo que hasta hace poco ha sido Museo del Ejército, para residencia real, hasta que se construyó el nuevo Palacio de Oriente, y lo que hoy es el Casón del Buen Retiro, fue el salón de baile de Palacio.

Tiene el Retiro 118 hectáreas de superficie, y fueron más hasta que en el siglo XIX se talaron todos los árboles que llegaban hasta el Salón del Prado, para construir el barrio de los Jerónimos, y el parque quedó limitado por la calle de Alfonso XII, que en un principio se llamó de Granada. Dentro de esta gran superficie, el Retiro guarda el primer monumento dedicado al demonio, el del Ángel Caído; el monumento a Alfonso XII, junto al estanque, la Casa de Vacas, la Montaña artificial del Gato, los palacios de Velázquez y de Cristal, los jardines de Cecilio Rodríguez, la Rosaleda, su ciprés calvo, el árbol más longevo, el paseo de las Estatuas, diversas fuentes, entre ellas la de la Alcachofa, y monumentos, una especie de museo de esculturas al aire libre, y su estanque, donde los madrileños ponen a navegar sus sueños marineros. Tuvo el Retiro su Casa de Fieras, y su Fábrica de Porcelanas de la China, destruida por el bombardeo de los aliados ingleses desde el cerrillo de San Blas, contra las tropas de napoleón, que se acuartelaron en el parque.

El Retiro y el Prado, que un día fueron parte de una misma extensión, tienen que ser Patrimonio Mundial, sin ninguna duda.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios