www.madridiario.es
Entrenamiento.
Entrenamiento.

Detonaciones, gases y humo para entrenar a los caballos de la Policía

Por MDO
sábado 07 de junio de 2014, 13:06h
Los caballos de la Policía Nacional se entrenan con detonaciones, gases, humo, petardos, bengalas, lienzos de colores, obstáculos, helicópteros o cualquier otra circunstancia que pueda presentarse en situaciones operativas y dispositivos de seguridad.

Durante estas semanas se están realizando estos entrenamientos y, además, se están desarrollando dos cursos de formación para el ingreso y especialización en las Unidades de Caballería. Por un lado 24 agentes están instruyéndose en conocimientos elementales de equitación y actuaciones operativas y otros 4 subinspectores están especializándose en la coordinación y mando de subgrupos de Unidades de Caballería.

La presencia de los caballos resulta esencial en grandes concentraciones, espectáculos públicos y deportivos, dispositivos de seguridad, protecciones estáticas y dinámicas, restablecimiento de la seguridad ciudadana o vigilancia y control en el casco urbano y en zonas singulares de difícil acceso para otros operativos, como parques, playas, entornos marginales o áreas descampadas. Los agentes de esta unidad gozan de una mejor observación del entorno por su posición elevada, a la vez que se constituyen en punto de referencia. 

Actualmente, la Policía Nacional cuenta con 210 ejemplares -principalmente de la Pura Raza Española o Hispano-árabes y con una alzada mínima de 1,6 metros- que se distribuyen en la Unidad Central y las Unidades de las Jefaturas Superiores de Policía de Madrid, Valencia y Andalucía Occidental. Desde allí se desplazan a cualquier punto en el que se necesiten sus funciones.

Caballería es la rama más antigua de la Policía, con casi 190 años de historia. De hecho su origen se remonta a 1825, tan sólo 3 años después del nacimiento de la Policía General del Reino, primer antecedente de la Policía Nacional. En ese año se creó un Regimiento de Caballería denominado 'Celadores Reales', para "evitar los robos y tropelías que en su caso se ejecutaran..." Hoy en día, 250 policías y 210 caballos componen la especialidad de Caballería y cuentan con 28 vehículos especialmente acondicionados para el transporte de los animales.

Los agentes de estas Unidades han participado en los dispositivos de seguridad de grandes eventos deportivos como el de la reciente final de la Champions, aportando una especial movilidad, presencia y capacidad de prevención de altercados y de intimidación. Además, los caballos de la Policía Nacional participan con frecuencia en demostraciones operativas, actos oficiales y colaboraciones con unidades análogas de otros cuerpos, tanto nacionales como extranjeros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios