www.madridiario.es

Conductores 'virtuales'

miércoles 29 de enero de 2014, 07:30h
La compañía de transporte de viajeros Alsa posee en su Centro de Formación de El Espinar uno de los simuladores de conducción para profesionales más importante y avanzado de España. En él se forma buena parte de los conductores de autobús que prestan servicio en la Comunidad de Madrid.
  • Simulador de conducción de Alsa

    Simulador de conducción de Alsa
    Alsa

  • Simulador de conducción de Alsa

    Simulador de conducción de Alsa
    Alsa

José (nombre ficticio) conducía un autobús por una autovía de montaña en Navarra por la noche y bajo la nieve. De repente, se le pincharon las dos ruedas traseras ¿Qué hacer? Llevaba a un par de decenas de viajeros. Fue frenando poco a poco para evitar que se bloquease el ABS y, lentamente, condujo el vehículo al arcén, para evitar que los viajeros corriesen peligro.

Este ejemplo es una situación que puede experimentar cualquier alumno del centro en el simulador de conducción para comprobar hasta qué punto está preparado para cualquier contingencia. El sistema reproduce situaciones que pueden acaecer en el día a día de cualquier profesional. En su sistema informático está volcado todo el saber de generaciones de conductores de Alsa para que los alumnos puedan enfrentarse a cualquier contingencia. "Somos pioneros en formación de conducción de autobús. Ofrecemos nuestros cursos tanto a trabajadores de la compañía como a otras empresas del sector. A conductores noveles y en activo que necesitan reciclar sus conocimientos", comenta José Carlos Gómez, director del centro.

El simulador es un elemento central de este centro formativo, inaugurado en 2004, y que cuenta con 16.000 metros cuadrados de instalaciones para la docencia del transporte. Las prácticas en el simulador se intercalan con el del resto de disciplinas que deben desarrollar los alumnos. Esta herramienta de altas prestaciones es uno de los dos prototipos que existen para mejorar la conducción profesional desarrollado con la colaboración del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

El simulador ofrece unos 200 kilómetros de recorridos reales de las carreteras españolas, incluyendo trayectos urbanos, interurbanos y de alta montaña. Reproduce fielmente la cabina de un autobús (aunque se utiliza para aprender a pilotar también camiones y vehículos pesados). A través de tres pantallas, un programa informático crea una atmósfera todo lo real posible para que el alumno actúe en cualquier hábitat de conducción. Todos los mandos actúan en función de las variables que introduce el instructor, entre las que se incluyen factores de sonido ambiente, condiciones meteorológicas, densidad de tráfico, velocidad del tráfico, incidencias y averías.

Los alumnos aprenden a controlar el autocar en cualquier circunstancia, teniendo que actuar ante comportamientos anómalos del vehículo. Según Enrique Lasso, "el programa permite saber la forma de conducción de cada individuo, desde los consumos de combustible y neumáticos, el mantenimiento, el uso de espejos, las velocidades o los principales 'tics' que sufrimos al volante". En cada sesión formativa, el profesor está en contacto de voz con el alumno y graba cada clase. De esta manera, luego puede hacerse un visionado para descubrir qué aspectos pueden mejorarse. Pero, sobre todo, hacen hincapié en la psicología. Lasso concluye: "El autobús es el único medio de transporte en el que ves al conductor. Por eso, es importante trabajar el estado emocional al volante de cada individuo para controlar que el viaje discurra con total normalidad".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.