www.madridiario.es
Cámara de seguridad de un interurbano
Cámara de seguridad de un interurbano

Interurbanos: seguridad bajo control

Por Enrique Villalba
jueves 03 de octubre de 2013, 12:08h

El sector del autobús interurbano de la Comunidad de Madrid se ha convertido en tres años en uno de los más seguros del mundo, a raíz de las políticas de modernización regionales. Unos conductores debidamente formados y la última tecnología velan para que viajar en los 'verdes' no suponga ningún riesgo.

El Plan de Modernización aprobado por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid planteaba la necesidad de introducir fórmulas para mejorar la seguridad en la flota de autobuses interurbanos. Y eso a pesar de que es el servicio de transporte público de la Comunidad de Madrid que cuenta con una mayor percepción de seguridad, según los usuarios, con un 7,63 sobre 10, tal y como muestra la última encuesta de satisfacción realizada por la autoridad única del transporte regional. Además, gran parte del sector está trabajando para obtener la certificación CSEAA, puntera en seguridad en autobuses, que está desarrollando el Instituto del Automóvil de la Universidad Politécnica de Madrid (Insia).

La renovación de 1.400 autobuses de la flota, emprendida por el sector, incidió en este aspecto. De los 300 millones de inversión que ha acometido el sector, dentro del plan de modernización, alrededor de 8,4 millones se han dedicado a tecnología de seguridad, según datos del Consorcio de Transportes. Se han añadido sistemas como el frenado de emergencia automático, el botón 'antipánico', el control de deslizamiento, la frenada de emergencia y el sistema de advertencia para evitar salir del carril. Pero es el factor humano el que más se ha reforzado, a través de nuevas técnicas de conducción. Rafael Barbadillo, presidente de Asintra, aseguró que "el conductor ha aprendido a hablar con la máquina y eso permite, no solo incorporar la última tecnología, sino sacarle el máximo partido para ponerlo al servicio de los usuarios".

En cabina, la actualización de los vehículos contemplaba la instalación de cámaras de seguridad integradas en los vehículos, sistemas de emisión de alarmas de emergencia y la conexión con una central receptora de alarmas para los autobuses nocturnos. Según explicó a Madridiario el director técnico del Consorcio, José Dionisio González, desde que se puso en marcha la modernización, se han instalado 4.500 cámaras de televisión y 33 centros de gestión locales con conexión a las fuerzas de seguridad del Estado y a Protección Civil. El 60 por ciento de las empresas han implantado voluntariamente este sistema en todos sus vehículos, y no solo en los 'búhos'.

El director de Transportes de Indra, José Antonio Francés, aseguró en las V Jornadas de Transporte de Madridiario que estos sistemas de videovigilancia tienen capacidad para grabar y transmitir a tiempo real para que la actuación en caso de emergencia sea inmediata. Las grabaciones se amparan dentro de la Ley de Protección de Datos. Las compañías pueden grabar en baja resolución la actividad en el interior de sus vehículos y borra los contenidos a los cinco o seis días. En caso de incidencia, el sistema graba en alta resolución, puede enviar la información por wifi o descargarla en la cochera. Legalmente, las compañías pueden guardar la información durante 30 días o, en caso de resolución judicial, el tiempo que sea necesario.

Barbadillo concluye que "el plan de modernización del Consorcio es un proyecto más avanzado de lo que exigía la legislación europea. La renovación ha sido muy importante, haciendo especial hincapié en la tecnología y la formación, que son la base de la seguridad en la carretera".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios