www.madridiario.es
Entregados 20 pisos en alquiler para personas con especial necesidad

Entregados 20 pisos en alquiler para personas con especial necesidad

miércoles 08 de agosto de 2007, 00:00h
Los adjudicatarios de 20 viviendas protegidas en régimen de alquiler del IVIMA para personas en situación de especial necesidad recibieron este miércoles las llaves de sus nuevas casas, por las que pagarán entre 167 euros y 318 euros al mes.
Como requisito para acceder a estos pisos con plaza de garaje era necesario tener unos ingresos familiares inferiores a 2,5 veces el indicador IPREM (unos 21.000 euros anuales) y contar con un período de al menos dos años de empadronamiento o trabajo en la capital. Entre los adjudicatarios hay siete mujeres víctimas de la violencia de género.

De las 20 viviendas entregadas, una es de un dormitorio (47 metros cuadrados), cinco de dos dormitorios (61 metros cuadrados), 11 de tres dormitorios (70 metros cuadrados) y tres de cuatro dormitorios (90 metros cuadrados). Todas ellas están situadas en el barrio de Los Almendrales, en Usera.

Durante el acto de entrega de las 20 llaves, el gerente del IVIMA, José Antonio Martíne Páramo, destacó que las casas entregadas, además de ser "modernas y confortables, cuentan con un diseño urbanístico respetuoso con el medio ambiente y se ubican en una zona con importantes infraestructuras, cerca del Hospital 12 de Octubre y con acceso a la M-30 y a la línea 3 de Metro".

Según recordó el Ejecutivo autonómico, desde 2006 la Comunidad ha entregado 258 pisos a ciudadanos en esta situación de especial necesidad, y de ellos 86 se han destinado a mujeres que han sufrido violencia de género.

Isabel García, una de las adjudicatarias de estos pisos y víctima de violencia de género, aseguró no tener palabras para describir sus sentimientos al tener las llaves de su nueva casa en la mano, que sustituirá a su antiguo domicilio, de 24 metros cuadrados, en el que vivía con sus tres hijos. La mujer, visiblemente emocionada, recordó que este piso supondrá un paso muy importante para la felicidad de sus hijos y de ella misma.

Mientras, Florentino Hernández, casado y con tres niños pequeños, se mostró muy feliz con su nueva vivienda, a la que llega tras dejar una pequeña casa de 38 metros cuadrados en San Blas donde residía con los otros cuatro miembros de su familia. El hombre destacó que gracias a este piso del IVIMA, de 70 metros, sus dos hijas mayores podrán dejar de dormir en literas y tendrán una habitación para cada una.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios