www.madridiario.es

El Consorcio de Transportes pone en marcha un plan alternativo a partir de mañana

Metro gratuito para los afectados por el cierre del túnel Atocha-Chamartin

Por MDO
lunes 06 de agosto de 2007, 00:00h
La Consejería de Transportes e Infraestructuras ha puesto en marcha, a través del Consorcio Regional de Transportes, un plan alternativo para paliar los posibles efectos que tendrá la suspensión del servicio ferroviario entre Atocha y Chamartín durante el mes de agosto, como consecuencia de las obras que lleva a cabo el Ministerio de Fomento para crear un nuevo túnel entre ambas estaciones.
Este corte afectará a un total de 122.000 usuarios, para los que la Comunidad de Madrid, además de reforzar el servicio de las líneas 10 y 1 de Metro, ofreciéndoles una alternativa rápida, segura y confortable, ha dado orden de facilitar a todos los usuarios procedentes de la red de Cercanías el trasbordo gratuito en estaciones de correspondencia entre Metro y RENFE.

Esta medida complementaria afectará a las estaciones de Villaverde Alto y Embajadores, en la Línea 3; Méndez Álvaro y Laguna, en la Línea 6; Aluche, Línea 5; Puerta de Arganda, en la Línea 9; Atocha-Renfe, de Línea 1; Pitis, en la Línea 7; Cuatro Vientos, en la Línea 10; Príncipe Pío, con correspondencias en las líneas 6, 10 y Ramal Ópera; Nuevos Ministerios, con correspondencia en las líneas 6, 8 y 10; y Chamartín, en las líneas 1 y 10.

El plan, que se hará efectivo a partir de mañana martes contempla también el incremento del servicio en Línea 1 hasta de un 10% entre Chamartín y Pacífico; y de la Línea 10 hasta un 24% en todo su recorrido.

Todo ello permitirá que el paso de trenes de Metro no supere en ningún caso los 3,5 minutos de media, y conectar, así, el Norte y Sur de la capital mediante un transporte público de calidad.

Servicio especial de la EMT
Para completar este plan alternativo, el Consorcio Regional de Transportes también ha dispuesto diferentes medidas en el ámbito de la EMT, con un servicio especial entre Atocha y Chamartín con paradas en las estaciones de Cercanías de Recoletos y Nuevos Ministerios, que también permanecerán cerradas entre los días 7 y 27 de agosto.

El horario de este servicio de autobuses, que contará con un total de 15 vehículos articulados en día laborable y una frecuencia de paso de entre cinco y seis minutos, será de cinco y media de la mañana a doce y cuarto de la noche.

En definitiva, el objetivo de la Comunidad de Madrid es permitir a los ciudadanos trasladarse de Norte a Sur en transporte público, independientemente de las obras necesarias para conectar el nuevo túnel, conocido como “túnel de la risa”, con el ya existente entre Atocha y Chamartín, dos de los grandes nudos de comunicación vitales para la ciudad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios