www.madridiario.es

Viajeros que viajaban a Holanda protestan por un retraso de 29 horas

Unos 160 pasajeros se niegan a subir sin sus maletas al avión

Por MDO/Efe
domingo 05 de agosto de 2007, 00:00h
Unos 160 pasajeros de un vuelo de Blue Air a Bucarest permanecieron este domingo durante unas dos horas en la plataforma del aeropuerto de Barajas al negarse a subir al avión, tras comunicarles la compañía que viajarían sin maletas.
Según fuentes aeroportuarias, estaba previsto que el vuelo 104 de Blue Air a Bucarest saliera de Barajas a las 11.00 horas, pero sufrió una demora debido a causas operativas. Cuando los pasajeros iban a embarcar, la compañía les comunicó que no irían todas las maletas en el avión debido a la falta de capacidad de la bodega de la aeronave, por lo que los viajeros se negaron a subir al avión.

En la plataforma del aeropuerto protagonizaron una protesta, que obligó a personarse a la Guardia Civil, que no llegó a intervenir, hasta que el comandante de la aeronave les aseguró que "los equipajes llegarían a Rumanía en el siguiente vuelo". Las fuentes señalaron que el avión despegó de Barajas a las 15.30 horas del domingo.

Por otra parte, más de un centenar de viajeros de una ruta de KLM a Amsterdam protagonizaron una protesta sobre las 13.00 horas en la puerta de embarque del vuelo por "una nueva demora en la salida del mismo", que estaba programado para las 13.30 horas de ayer, por lo que también se personaron en el lugar agentes de la Guardia Civil.

Los pasajeros comentaron que en la tarde del sábado fueron embarcados a las hora prevista, pero les comunicaron que tenían que abandonar la aeronave porque había un problema en el tren de aterrizaje delantero, que los responsables de la aerolínea iban a tratar de solucionar. Sobre las 18.00 horas fueron embarcados de nuevo en la aeronave y, según su testimonio, el comandante de la aeronave se negó a despegar porque consideraba que el avión no estaba en condiciones para realizar el vuelo y comentó a algunos de los viajeros que "mejor en la tierra que en el cielo".

Los 170 viajeros de esta ruta fueron trasladados a hoteles y regresaron a las 11.00 horas del domingo al aeropuerto. "Vimos que el comandante estaba mirando las ruedas del tren de aterrizaje" y nos informaron de un nuevo retraso, dijeron, por lo que comenzaron a protestar y a presentar reclamaciones. El avión averiado fue trasladado a los hangares del aeropuerto madrileño para proceder a su reparación . La compañía trasladó a Madrid otra aeronave de la aerolínea.

También presentó reclamaciones un grupo de 35 viajeros de una ruta de Vueling a París, que no pudo viajar a su destino en un vuelo programado para las 12.35 horas debido a que la compañía tuvo que reducir el número de viajeros por "una restricción operativa en una de las cuatro rampas del avión". El avión, un Airbus 320, con capacidad para 150 viajeros despegó hacia su destino con 115 viajeros y el resto voló en otra ruta de la compañía a las 18.45 horas.

Fuentes de Vueling explicaron que la normativa de la Dirección General de Aviación Civil establece que cuando hay un problema en una de las rampas del avión se tienen que suprimir los asientos correspondientes a esa zona de evacuación, procedimiento que realizó la aerolínea.

Además, la compañía Aerolíneas Argentinas fletó este domingo dos aviones a Buenos Aires con pasajeros de vuelos demorados de días pasados, mientras que los que tenían previsto viajar a las 22.05 horas tendrán que esperar al lunes para emprender el vuelo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios