www.madridiario.es

Disminuye el consumo de alcohol y tabaco

Aumenta el consumo de sedantes y somníferos

viernes 26 de abril de 2013, 00:00h
El consumo habitual de drogas en la Comunidad de Madrid desciende entre la población respecto a ejercicios anteriores, sobre todo de tabaco y éxtasis, salvo en el caso de los hipnosedantes (somníferos, sedantes y tranquilizantes) que aumentan y tienen más prevalencia en mujeres que en varones, mientras que el alcohol se sitúa como la sustancia con menor percepción de riesgo para la población.
Por otro lado y en el campo de drogas emergentes, las denominadas 'setas mágicas' presentan las prevalencias de consumo experimental más elevadas (2,5 por ciento) seguida por la ketamina y el 'spice', que no superan el uno por ciento de los consumidores. En los tres casos, su ingesta se concentra en personas entre los 25 y 34 años.

Así lo indica la Encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas del año 2011 que se realiza entre ciudadanos residentes de la región entre los 15 y 64 años, que por primera vez recoge información referida a consumo de drogas emergentes, y se sustenta sobre un total de 1.905 entrevistas. Los datos han sido presentados en rueda de prensa por el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, y por la directora gerente de la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid, Almudena Pérez, quienes han destacado una disminución del porcentaje de fumadores, aunque sea ésta la sustancia que más se consume a diario (23,3 por ciento), y de consumidores de alcohol de forma diaria.

Ambos han resaltado que las cifras en estos campos son inferiores a la media nacional y han subrayado que la edad de inicio de fumadores se ha retrasado a los 17,3 años.

Se retrasa la edad de inicio
En el caso del alcohol, un 63,7 por ciento de los ciudadanos entre 15 y 64 años aseguraron haberlo ingerido en los últimos 30 días previos a la entrevista y el patrón de consumo se caracteriza por el predominio del fin de semana (62,7 por ciento) y con más frecuencia entre los 19 y 35 años. No obstante, la prevalencia de 'borracheras' (seis o más copas) entre los grupos más jóvenes ha disminuido respecto a 2009. La edad de inicio de consumo de alcohol se ha retrasado hasta los 17,31 años, cuando en 2009 era de 16,7 años.

No obstante, Pérez ha explicado que una proporción importante de los jóvenes tienen poca percepción de riesgo para su salud en el caso de las 'borracheras' y que se debe trabajar en aumentar esa sensación de peligro mediante la información de los programas educativos para evitar el consumo que despliega la Comunidad.

El cannabis es la sustancia psicoactiva ilegal más consumida aunque ha experimentado un notable descenso del consumo habitual (de 8,4 por cienrto en 2009 a 5,5 por ciento en 2011) y su consumo en el último año evolucionó del 11,6 por ciento (2009) al 8,4 por ciento (2011). Por edades, se consume más entre el sector comprendido entre 15 y 24 años y la edad media de inicio en esta droga se ha retrasado hasta los 20,5 años.

La cocaína se mantiene en niveles estables con respecto a 2009, con un ligero descenso en su prevalencia hasta situarse en el 1,7 por ciento, como revela que el 0,7 por ciento de los encuestados sostenga haber consumido esta droga durante los últimos 30 días.

La encuesta también indica en que los ciudadanos creen que la disponibilidad de cocaína y heroína ha aumentado mientras disminuye el cannabis y éxtasis. No obstante cannabis y cocaína son para los encuestados las drogas más fáciles de conseguir pese a ser ilegales (para un 64,1 y 53,8 por ciento respectivamente).

Preguntada en rueda de prensa sobre si el consumo de los hipnosedantes estaba relacionado con la situación de crisis que atraviesa el país, Pérez ha manifestado que de momento no se dispone de información para trazar una tendencia en ese sentido. Además, ha indicado que en el caso de los policonsumidores la tendencia habitual es mezclar alcohol, tabaco y cannabis.

Mientras, el consejero de Sanidad ha destacado que la encuesta deja algunas conclusiones "alentadoras, como es el que la edad de inicio de consumo se ha incrementado en un año (al situarse sobre los 17,3 años) con respecto a la media nacional pero ha advertido que el consumo de sustancias estupefacientes es un "problema en el que hay que seguir trabajando mucho" con programas de prevención, tanto en ámbito escolar como educativo, y asistenciales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.