www.madridiario.es

El año ‘en negro’ para Telemadrid

miércoles 31 de octubre de 2012, 00:00h
Era “el tercer canal”. Cuando Telemadrid se puso en marcha el dos de mayo de 1989 no emitían todavía las privadas. Las primeras horas de la cadena fueron un vídeo de promoción, una corrida de toros y la proyección de un largometraje, Ben Hur. El presupuesto inicial de la cadena, que nacía tras tres años en antena de Onda Madrid, era de 24 millones de euros aproximadamente.
Tras veintitrés años emitiendo, las horas para el canal madrileño tal como lo hemos conocido pueden estar contadas. En enero de 2012 el Gobierno ya abría la puerta a la gestión privada de las cadenas autonómicas con un anteproyecto de ley que terminaría por aprobarse en abril. En el decreto ley se explicaba que las comunidades autónomas decidirán si tienen o no televisión pública. En caso de no hacerlo, podrán sacarlas a concurso o implementar fórmulas de gestión indirecta.

Este punto de inflexión fue el comienzo para empezar los cambios en la cadena. La entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, había manifestado abiertamente estar en contra de la gestión pública de los medios de comunicación. En la misma línea se había mostrado su ahora sucesor, Ignacio González. Años atrás, cuando Alberto Ruiz-Gallardón era presidente de la Comunidad, también se planteó desde el Gobierno autonómico la privatización de servicios en la televisión, pero no se llevaron a cabo porque lo impedía la normativa audiovisual.

Con una deuda que en diciembre de 2012 se supo que ya acumulaba los 240 millones de euros, González se reunía el 18 de mayo con los sindicatos para hacerles saber que habría un ERE en Telemadrid. Desde ese momento, las protestas y huelgas se sucedieron en la cadena autonómica. El 24 de mayo centenares de trabajadores se manifestaron frente al Congreso de los Diputados para pedir “más televisión pública” y denunciar la manipulación informativa que se hacía en la cadena.

Para denunciar la supuesta alteración de la realidad, varios sindicatos habían fundado años atrás “Salvemos Telemadrid”, que, a través de los vídeos que colgaban en una página web, ponían de manifiesto la supuesta manipulación de la televisión. Un ejemplo de ello fue la pieza de 2011 en la que se mostraban manifestaciones violentas en Grecia para informar sobre el 15-M en España y por la que la cadena tuvo que pedir disculpas.

El Consejo de Telemadrid encargó a la consultora Deloitte un plan de ajuste para rebajar los gastos de la Radio Televisión Madrid. El resultado del informe fue un ERE a 925 trabajadores de los 1.175 empleados del ente público (televisión y radio) que terminó aprobándose. Además, la producción propia se rebajaría a tres horas y media al día.

Las manifestaciones y huelgas se sucedieron (casi una decena de protestas y cuatro paros) con la consecuente caída del ‘share’ de audiencia. La televisión no se mantuvo en negro, como había ocurrido en huelgas anteriores. Como anécdota, el día de la detención del expresidente de la CEOE y de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, se exhibió la imagen fija de éste en una de las pantallas de plasma en el plató de informativos hasta que se cambió por la que explicaba que no se emitía la programación habitual debido a la huelga.

En la web de “Salvemos Telemadrid” se exhibió en diciembre un vídeo en el que se explicaba las causas de la deuda de la cadena. Argumentaban que colaboradores cobraban sueldos muy altos o que se concedían a productoras de personas vinculadas al PP emisiones de coste excesivo.

El año terminó aún más ‘negro’ para RTV Madrid. Por un lado, los rumores sobre empresarios interesados en hacerse con la gestión de la cadena se agudizaron. Por otro, las críticas de los sindicatos y partidos de la oposición se hacían más duras en diciembre, mientras que González afirmaba que el Gobierno quería negociar el ERE y que eran los representantes de los trabajadores quienes se negaban a hacerlo. La última medida de los empleados fue recurrir al Defensor del Pueblo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.