www.madridiario.es
Las víctimas de Spanair recuerdan la tragedia

Las víctimas de Spanair recuerdan la tragedia

Por Enrique Villalba
lunes 20 de agosto de 2012, 00:00h
La ministra de Fomento, Ana Pastor, preside este lunes la ofrenda floral y el homenaje organizado por la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 para recordar a las 154 personas que murieron el 20 de agosto de 2008 en Barajas en el accidente de un avión de Spanair.
La Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 ha recordado este lunes a las 154 personas que murieron el 20 de agosto de 2008 en el accidente de un avión de la compañía Spanair en el aeropuerto de Barajas (Madrid) con la "impotencia" de no poder demostrar aún la verdad de lo que ocurrió aquel día.

Su presidenta, Pilar Vera, ha destacado que este cuarto aniversario coincide con la "batalla tremenda" que siguen para que el Parlamento Europeo revise el informe final de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dependiente del Ministerio de Fomento, cuyas conclusiones son "completamente falsas". El Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, cerró el pasado diciembre la instrucción del accidente e imputar a dos técnicos de mantenimiento, poniendo de nuevo "el contador a cero".

Las víctimas creen que la instrucción judicial se ha concluido demasiado pronto, opinión compartida por el Colegio de Pilotos (Copac), que el pasado día 1 pidió que se reabriera la investigación del accidente porque el informe de la CIAIAC tenía "numerosos errores".

Tienen la convicción de que van a lograr esta revisión, pero confía en que previamente lo haga el Ministerio de Fomento, cuya titular, Ana Pastor, se ha comprometido a intentar ayudarles con su petición de que comparezca en sede parlamentaria la presidenta de la CIAIAC, Rosa María Arnaldo.

Según el auto del magistrado, los dos técnicos imputados -José Antonio Viñuelas y Felipe García- debieron seguir investigando el 20 de agosto de 2008 el fallo detectado en el avión antes de decidir aplazar su reparación y despachar el avión, según lo también apuntado en el citado informe.

El juez acusa a los dos técnicos de 154 delitos de homicidio imprudente -por los que la acusación popular representada por la asociación pide cuatro años de prisión por cada uno, más de seiscientos años de cárcel- y de 18 delitos de lesiones imprudentes por el número de heridos.

Sin embargo, la asociación acusa al juez de no haber querido "complicarse la vida" llegando hasta el final de la investigación y de haberla "cerrado en falso", y cree que la verdad de lo ocurrido aquel día se encuentra en el "antes, el durante y el después" de la catástrofe.

Apoyo de los controladores
La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) ha mostrado su apoyo a la Asociación de Víctimas del accidente de Spanair, al acudir este lunes a los actos de conmemoración del cuarto aniversario del suceso, según ha informado la organización en un comunicado.

Así, ha reconocido la "incansable" lucha que la asociación lleva librando desde 2008, y ha considerado que esta batalla ha comenzado a dar sus frutos tras el anuncio del Gobierno de aprobar un Real Decreto de asistencia a las víctimas de los accidentes aéreos.

Los manuales "inducían a error"
El portavoz de la Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico (ASETMA), Antonio Lora, ha sostenido que los manuales utilizados por los técnicos de mantenimiento entonces "inducían a error".

Ha afirmado que "ni los pilotos, ni los técnicos de mantenimiento tienen realmente la culpa" de lo ocurrido. Para Lora, "la responsabilidad difícilmente se puede depurar cuando no ha habido un juicio al respecto", y ha añadido que la culpa está "muy dividida porque no responde exclusivamente a una única persona o personas" por lo que, tanto los pilotos como los técnicos de mantenimiento "tendría que asumir su parte de responsabilidad".

Desde la asociación han alertado de que las recomendaciones que salieron de la Comisión de Investigación responsable "aún no se han aplicado y podría volver a suceder otro accidente" de similares características al que sucedió en el aeropuerto madrileño. Errores que, según ASETMA, "se tenían que haber corregido" a raíz del accidente que se produjo ya en 1987 en el aeropuerto Romulus, Michigan (Detroit Airport), en el que el modelo de avión siniestrado fue el mismo que en el accidente de Spanair, un MD-82, por lo que "se tenían que haber puesto las correspondientes barreras para que no volviera a suceder".

Aunque desde la asociación de técnicos de mantenimiento entienden que las familias quieran cerrar el caso "satisfactoriamente", recuerdan que los técnicos "ya acusados", están "absolutamente estigmatizados" por haber ido un día a trabajar y haber utilizado "las herramientas que les dio la compañía".

Un modelo proactivo
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado este lunes el desarrollo de un Programa Estatal de Seguridad Operacional (PESO), cuyo objetivo es profundizar en el planteamiento preventivo de la seguridad, pasando de un modelo reactivo tradicional, en el que no se actuaba hasta que se producía la incidencia, a un modelo proactivo.

El plan establecerá los objetivos de seguridad operacional del Estado y desarrollará los instrumentos y mecanismos para conseguir que todo el sector aéreo converja en el “escrupuloso” cumplimiento de los requerimientos marcados. Para lograr todo lo anterior el Programa Estatal de Seguridad Operacional identifica sistemática y proactivamente las debilidades del sistema y propone y ejecuta las medidas para reducir su riesgo mediante la captación y análisis continuo de datos e información de seguridad operacional.

La ministra se ha referido también al proyecto de Real Decreto de asistencia a las víctimas de los accidentes aéreos en el que trabaja el Ministerio y que persigue, sin derogar ninguno de los instrumentos existentes, la creación de instrumentos nuevos, y sobre todo, aglutinar los prexistentes para especificar dicha asistencia adecuadamente.

Su contenido concretará a sus efectos qué es una víctima y su familiar; qué alcance va a tener (medidas económicas, de información, de apoyo psicológico, etc), qué tipo de actores van a intervenir y con qué responsabilidades. Asimismo permitirá facilitar asistencia financiera para necesidades inmediatas, las formalidades de inmigración y aduanas, el transporte y alojamiento, o información sobre la investigación, entre otros. Además de las anteriores medidas, se adoptará un protocolo y una organización para su coordinación, al objeto de que, más allá de su concreción legal, se facilite la materialización de las acciones, haciendo más eficaz la actuación administrativa en el momento posterior a un accidente.

La tercera iniciativa adelantada por Pastor busca mejorar la capacidad del funcionamiento de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC). Desde el Ministerio de Fomento se ha iniciado el proceso para modificar el Real Decreto que regula la composición de esta comisión, con el objetivo de profundizar y reforzar el carácter multidisciplinar de las áreas de conocimiento y experiencia de su pleno. Para ello, se incrementará el número de vocales desde los actuales 6 a 9.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios