www.madridiario.es

Un policía califica a los Dominican Don´t Play como "una de las bandas más peligrosas"

Por MDO/Efe
lunes 21 de mayo de 2012, 00:00h
La banda latina Dominican Don't Play (DDP) cuenta con más de 150 miembros activos en la Comunidad de Madrid y es "una de las bandas criminales más peligrosas que existen", ha afirmado este lunes un experto de la Policía en el juicio a cinco supuestos integrantes de este grupo que se celebra en la Audiencia Provincial.
El testimonio del policía ha tenido lugar en la tercera sesión de la vista, en la que el fiscal pide penas de entre tres años y siete meses de prisión y cinco años y diez meses de prisión para los acusados por su intervención por una reyerta ocurrida en la discoteca 'Kato' del distrito de Arganzuela el nueve de noviembre de 2008, que se saldó con dos heridos.

Según el experto, los Dominican aparecieron en Madrid a principios de la pasada década y comenzaron a reclutar en parques públicos y discotecas a jóvenes, fundamentalmente de origen dominicano, aunque también hay peruanos, venezolanos y ecuatorianos.

El objetivo de los Dominican Don't Play, que acostumbran portar armas como pistolas, machetes o cuchillos de cocina, es el hostigamiento de bandas rivales de naturaleza semejante como los Forty Two o los Trinitarios en defensa del territorio que consideran propio, ha añadido. Para formar parte de la banda o superar niveles dentro de ella, el aspirante debe demostrar su valor agrediendo a un miembro de una banda rival o perpetrando un robo con violencia e intimidación en la vía pública.

Los menores que ingresan en la banda, conocidos como 'primicias', estudian las normas de conducta del grupo o 'literatura', los términos de la justicia española y el comportamiento con la jerarquía. El policía ha explicado también que los jóvenes se integran en 'coros' o agrupaciones, que están formadas por una veintena de personas y cuyo máximo dirigente es conocido como 'perla'.

Ascienden dentro de la organización por la violencia de los actos delictivos que cometen, que pueden ser desde el robo de un móvil a un compatriota hasta un atraco o la paliza al miembro de una banda rival. Cuando se produce una reyerta como la ocurrida en la discoteca 'Kato', las armas las portan los menores de edad y las chicas de la banda, denominadas 'killer', porque a ellas no las cachean al acceder a estos establecimientos, ha asegurado el experto.

Abandonan sus 'colores' para pasar desapercibidos
La banda se financia mediante el pago de una cuota de entre tres y seis euros que abonan los integrantes semanalmente a los responsables de cada capítulo y que cada vez es más baja porque las familias de los chicos no tienen dinero. El agente ha señalado también que los Dominican están abandonando la vestimenta propia de los raperos y de color amarillo y verde, así como los gestos característicos del grupo para evitar las identificaciones policiales.

El experto ha señalado que los cinco procesados son miembros activos de la banda latina Dominican Don't Play por sus identificaciones con otros integrantes del grupo, aunque ha reconocido la dificultad de determinar el puesto de cada uno de ellos dentro de la organización.

Durante la sesión de este lunes, otro agente de policía ha precisado que en la entrada y registro del domicilio del acusado Eude R.B. se localizó una hoja manuscrita con el ideario de los Dominican Don't Play, una bala y unas fotografías en las que aparecía el procesado. Otro policía que participó en la investigación de la pelea ocurrida en la discoteca 'Kato' ha explicado que varios testigos tenían miedo de declarar porque los implicados podían pertenecer a una banda latina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios