www.madridiario.es
Los sindicatos llaman a la 'movilización permanente' en defensa de la salud y seguridad laboral

Los sindicatos llaman a la 'movilización permanente' en defensa de la salud y seguridad laboral

sábado 28 de abril de 2012, 00:00h
Los sindicatos de CC.OO. y UGT de Madrid han reivindicado frente a empresas y poderes públicos unas condiciones de trabajo "dignas", "seguras" y "saludables", y han hecho un llamamiento a los ciudadanos para llevar a cabo una movilización "permanente" en defensa de la salud y la seguridad laboral, con motivo del Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo que se celebra este sábado.
Además, han querido recordar a los trabajadores "que han perdido su salud y su vida como consecuencia de las condiciones en las que desarrollaron su actividad profesional".

Según han informado las organizaciones sindicales mediante un comunicado, en la Comunidad de Madrid durante el año 2011, han fallecido 94 trabajadores, otros 454 han sufrido un accidente grave y 92.736 han tenido un accidente leve como consecuencia de su actividad laboral. "Esto significa que aproximadamente cada cuatro días fallece un trabajador, cada día se produce más de un accidente grave y 254 leves", han añadido.

Además, han indicado que son "especialmente castigados" los sectores de construcción e industria, tanto en accidentes mortales como en graves, y han tachado estas cifras de "inasumibles" para una sociedad "desarrollada" como la madrileña, "que sigue poniendo en peligro la salud y seguridad de sus ciudadanos". "Es significativo el mantenimiento de los accidentes de trabajo más graves y mortales mientras la actividad laboral ha descendido considerablemente", han expresado.

CC.OO. y UGT de Madrid han alertado de "las terribles consecuencias que pueden tener para la salud laboral, la tentación de los empresarios de no considerar prioritarias las inversiones en prevención, así como de los recortes en la materia por parte de las Administraciones Públicas".

Deterioro de las condiciones de trabajo
Además, han criticado que en la actualidad "se asista a un deterioro de las condiciones de trabajo y a una reducción de los recursos dedicados a la prevención de riesgos en las empresas que inevitablemente están suponiendo un quebranto en la salud y en la seguridad de las personas que en algunas ocasiones supone la pérdida de sus vidas". Asimismo, han culpado a los empresarios de ser "los responsables directos de aplicar la LPR en sus empresas".

Por otro lado, ha señalado que la Administración regional "no puede permitir el incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, ni paralizar y no desarrollar acuerdos firmados con los Agentes sociales, como el Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales, que ha demostrado que es una herramienta válida en la lucha contra la siniestralidad laboral".

También, han asegurado que medidas como la retirada de mejoras de convenio en materia de Incapacidad Temporal o la cesión del control de la IT a las Mutuas, unidas al miedo a perder el empleo, "hacen que los trabajadores españoles acudan a su puesto de trabajo sin haberse recuperado de su enfermedad, con las consiguientes consecuencias para su salud individual y para la salud pública".

A juicio de ambos sindicatos, "el fenómeno del 'presentismo' está contribuyendo al deterioro del rigor de las estadísticas de salud laboral, ya que a la infradeclaración de las Enfermedades Profesionales que se venían sufriendo se une un subregistro de accidentes graves y leves que está sirviendo para maquillar las cifras de siniestralidad, ofreciendo un paisaje de la prevención de riesgos que no se corresponde con la realidad".

Según datos de estas organizaciones sindicales, en la Comunidad de Madrid se han declarado 1.134 enfermedades profesionales en 2011, encontrándonos en los mismos niveles que en 2006 (1.135); en enero de este año, se han declarado un total de 112 enfermedades profesionales, una por cada 21.608 trabajadores, siendo la media a nivel estatal de 1 enfermedad profesional declarada por cada 10.547 trabajadores, es decir, "en la Comunidad de Madrid se declaran la mitad de las enfermedades profesionales por trabajadores asalariados, que en el territorio nacional en su conjunto".

"La imposición de un modelo de inserción en el mercado laboral determinado por la precariedad, por el aumento de la discrecionalidad del empleador para imponer la flexibilidad interna, por el miedo al paro y al despido gratis o barato y por unas condiciones de trabajo que conllevan unas exigencias físicas o psíquicas cada vez más elevadas, está conformando unos entornos laborales tóxicos en los que las enfermedades vinculadas a los riesgos psicosociales afectan a un número creciente de y trabajadores", han concluido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios