www.madridiario.es
La nueva delegada del Gobierno promete 'diálogo y firmeza para hacer cumplir la ley'

La nueva delegada del Gobierno promete "diálogo y firmeza para hacer cumplir la ley"

Por David Canellada
lunes 16 de enero de 2012, 00:00h
Diálogo y firmeza. Esa es la receta que ha prometido la nueva delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, para hacer cumplir la ley "en una sociedad tan compleja como la actual". Durante el acto de toma de posesión, celebrado este lunes, Cifuentes ha defendido las cargas protagonizadas por la Policía Nacional este fin de semana en el metro y ha revelado que una de sus principales preocupaciones será garantizar la seguridad de uno de los gremios más castigados por la delincuencia, el de los joyeros. Galería: Mujeres en el poder.
La hasta ahora vicepresidenta de la Asamblea de Madrid, Cristina Cifuentes, ha marcado con claridad las líneas que piensa seguir en su nueva etapa al frente de la Delegación de Gobierno de Madrid: diálogo y firmeza. "Siempre he creído en el diálogo para una necesaria e imprescindible convivencia en una sociedad tan compleja com la actual -ha señalado durante el acto-. El objetivo es preservar la seguridad y los derechos y libertades de los madrileños, pero desgraciadamente estamos en un momento con bastante conflictividad".

Ese talante dialogante, precisamente, ha sido la cualidad que más ha destacado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha subrayado "la capacidad de diálogo, entendimiento y esfuerzo" de Cristina Cifuentes. "Es capaz de entenderse con todos -ha señalado la vicepresidenta-. Este nuevo gobierno ha marcado un cambio en la forma de hacer política y la capacidad de diálogo, la tolerancia y la responsabilidad de Cristina Cifuentes encajan en esta nueva etapa".

En el acto -en el que tanto Cifuentes como Santamaría han tenido un recuerdo para el fundador del PP, Manuel Fraga-, la hasta ahora vicepresidenta de la Asamblea de Madrid ha dejado ver que una de sus principales preocupaciones será la seguridad de los empresarios y comerciantes y, en particular, de un gremio especialmente castigado por la delincuencia, el de los joyeros. Este mismo miércoles, la delegada tiene previsto reunirse con ellos y con los responsables de la Policía Nacional "puesto que existe un problema específico de incremento de la inseguridad y de asaltos". En concreto, Cifuentes se ha mostrado partidaria de un incremento de las penas para atajar la multirreincidencia.

Su primera cita como delegada del Gobierno, sin embargo, será en el Palacio de la Moncloa, donde se reunirá este martes con Soraya Sáenz de Santamaría y con el resto de delegados del Gobierno. A continuación, Cifuentes tiene previsto reunirse con los sindicatos, con los responsables de Seguridad y Justicia de la Comunidad y del ayuntamiento de Madrid y con las asociaciones de víctimas del terrorismo.

Una de las dudas -después de la presión a la que el PP sometió a la anterior delegada del Gobierno, Dolores Carrión- era conocer cuál será la actitud del nuevo Gobierno respecto a los movimientos de indignación ciudadana que han tomado las calles en los últimos meses. "Yo no tengo ninguna actitud prejuzgada con respecto a nadie, ni con respecto a ningún movimiento ni organización -ha señalado Cifuentes-. Las decisiones se irán tomando, también con respecto al 15-M, a medida que vaya evolucionando la situación".

En este sentido, Cifuentes ha explicado que las cargas policiales de este domingo en el metro de Madrid fueron decisión "de los mandos policiales, puesto que yo todavía no había tomado posesión del cargo". No obstante, ha respaldado "por completo" esta decisión "porque creo que la misión de la delegación y de las fuerzas de seguridad es preservar la seguridad frente a cualquier otra cosa".

"Lo que se produjo este domingo fue una entrada masiva y organizada de un número importante de ciudadanos en las instalaciones del metro saltando los tornos. Era una situación de inseguridad y los mandos policiales tomaron una decisión que yo respaldo", ha insistido. Sobre las constantes ocupaciones de viviendas que se han producido en los últimos meses, la nueva representante del gobierno central en Madrid ha pedido tiempo para analizar la situación, aunque ha vuelto a advertir de que su objetivo será "que se cumpla la ley". "Pretendo que se aplique la ley de la manera más razonable para todo el mundo -ha señalado-, y utilizar la fuerza sólo cuando sea estrictamente necesario".

Un acto multitudinario

Durante el acto, Cifuentes se ha comprometido a trabajar "por los madrileños" y ha definido su nuevo cargo como "la culminación" de su carrera. Además, ha tenido especiales palabras de agradecimiento para dos de los presentes, el ex alcalde de Madrid y actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

Pero Gallardón no ha sido el único ministro presente. Al acto también ha asistido el nuevo titular de Interior, Jorge Fernández Díez, acompañado de toda la cúpula de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Además, la nueva delegada del Gobierno ha estado acompañada por una nutrida representación de los ámbitos político, económico, social, universitario y policial.

Así, entre las autoridades presentes han estado también varios secretarios de Estado que han sido compañeros de Cifuentes en la Asamblea de Madrid, como el de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, o la de Empleo, Engracia Hidalgo. Pero a la abarrotada sede de la Delegación del Gobierno también han acudido varios consejeros del Gobierno de Aguirre, como el propio vicepresidente, Ignacio González, Regina Pañiol, Percival Manglano, Javier Fernández Lasquetty o Salvador Victoria, además de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, o los responsables de municipios como los de Villalba, Majadahonda o Alcorcón.

Del tejido social y económico han querido estar presentes algunas caras conocidas de Madrid, como el presidente de la patronal, Arturo Fernández, o los líderes regionales de los sindicatos, Javier López (CC OO) o José Ricardo Martínez (UGT). El acto, además, ha contado con una importante representación de sus predecesores en el cargo, como las socialistas Dolores Carrión, Amparo Valcarce y Soledad Mestre o los populares Pedro Núñez Morgades y Francisco Javier Ansuátegui. Pero tan importantes como las presencias han sido las ausencias, como las de los socialistas Tomás Gómez o Jaime Lissavetzky.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios