www.madridiario.es
La Policía detiene a 15 personas por distribuir falsificaciones de relojes de marca

La Policía detiene a 15 personas por distribuir falsificaciones de relojes de marca

Por MDO/E.P.
jueves 07 de julio de 2011, 00:00h
Agentes de la Policía Nacional han detenido a 15 personas por importar y distribuir relojes falsos de prestigiosas marcas, 2.500 de los cuales han sido incautados. Las piezas salían de Marruecos y se introducían semanalmente en España mediante autobuses de pasajeros con destino Francia.
Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han señalado que "eran los propios conductores de los autobuses quienes camuflaban la mercancia ilícita entre los equipajes de los pasajeros y la entregaban en paradas de estaciones de servicio". De ahí, la mercancía pasaba a los vendedores directos, quienes vendían las piezas entre 120 y 160 euros. Sólo uno de estos vendedores ingresó más de 130.000 euros en un año.

La Brigada de Investigación Tecnológica comenzó la investigación en 2009 por la venta de relojes falsos a través de un portal de Internet, desde donde la red operaba principalmente. Los agentes constataron que tras la página web se hallaba un grupo de personas perfectamente estructurado para importar y distribuir  falsificaciones de relojes de prestigiosas marcas, productos de tamaño reducido y que, según la brigada, "proporcionan un amplio margen de beneficios frente a otras imitaciones".

Una red perfectamente estructurada
La pirámide de la organización comenzaba con la coordinación de las importaciones en Marruecos. Desde allí, y unas horas antes de que los autobuses llegaran a Madrid, una persona contactaba con los distribuidores a escala nacional para conocer los puntos de entrega. Los conductores solían dejar los relojes los domingos en áreas de servicio y, en caso de que surgiese algún problema, éstos avisaban al coordinador en Marruecos.

Varias personas ejercían como distribuidores a escala nacional, escalón que establecía las condiciones de las entregas. Los pedidos eran recibidos de forma semanal y, prácticamente el mismo día de recepción, la mercancía ya estaba comprometida con los vendedores de otras provincias, a quienes les era enviada por mensajería.

Los vendedores 'al por menor' conformaban el último escalón. Los relojes eran finalmente ofertados para su venta en persona o bien a través de Internet, donde aparecía una amplia gama.

Dos años de investigación
Las investigaciones han concluido con la detención de diez personas en Madrid capital, una en Valdemoro y cuatro en San Sebastián de los Reyes. También se han registrado cinco domicilios y una caja bancaria de seguridad, que han permitido la incautación de un total de 2.486 relojes falsos y cerca de 39.685 euros.

En la operación han participado Agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica y de la Brigada Central de Delincuencia Especializada, ambas integradas en la Comisaría General de Policía Judicial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios