www.madridiario.es

5.600 conductores están llamados a realizar paros parciales durante 19 días

Transporte establece un 50% en servicios mínimos en los paros de la EMT

Por MDO/Efe
viernes 04 de mayo de 2007, 00:00h
La Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid ha establecido este viernes unos servicios mínimos del 50 por ciento para atender las demandas de los madrileños durante los 19 días, 13 en mayo y 6 en junio, en los que los conductores de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) se plantean realizar paros parciales en varios turnos.

La asamblea del Sindicato de Conductores de Autobuses de Madrid (SICAM) votará esta tarde la huelga. La dirección del sindicato propondrá un calendario de paros en horario de 6.30 a 9.30 y de 17.00 a 20.00 horas los días 7, 8, 9, 10, 11, 16, 17, 18, 21, 23, 25, 28 y 30 del presente mes de mayo así como el 1, 4, 5, 6, 7 y 8 de junio. Mientras, los búhos (el servicio nocturno ordinario) y buhometros (funcionan sólo el fin de semana) se verán afectados de 2.00 a 5.00 horas los días 19, 20, 26 y 27 de mayo y el 2, 3, 9 y 10 de junio

En total son 5.600 conductores los que están llamados a la huelga para reclamar una reorganización de sus horarios de trabajo y más seguridad, tanto a través de la instalación de mamparas con salida de emergencia como de una mayor presencia de inspectores. Otras quejas del colectivo es que se ven "obligados" a salir de su casa uniformados, pues no tienen ningún sitio habilitado para cambiarse de ropa, según el secretario general SICAM, Juan Antonio Alonso.

Alonso indicó que uno de los problemas de fondo que justifican la convocatoria de estas huelgas parciales es la "discriminación" que los conductores sufren en cuestión de horarios con respecto a los empleados de la EMT de otras categorías profesionales, pues ellos empiezan y terminan en lugares diferentes, lo que hace que su jornada "se alargue de forma importante", en unos 50 minutos, según sus estimaciones.

La situación se agrava, según indicó, porque "no se pueden retrasar ni un minuto" al hacer el relevo con otros compañeros e incorporarse a su turno de trabajo, sino que incluso tienen que "llegar antes".

Otra de sus exigencias es que haya "un cambio radical" en el sistema de trabajo de este colectivo profesional, pues ahora tienen "horarios prácticamente imposibles de cumplir". "Sabemos a qué hora entramos pero no cuándo salimos", argumentó Alonso, quien abogó por unos cuadros horarios "más orientados al control de la frecuencia de paso, que es además lo que más importa al viajero".

Respecto a las mamparas de seguridad, un elemento obligatorio a partir de 2008, dijo que los prototipos que ahora emplea la EMT --actualmente están instaladas en un porcentaje "mínimo" de la flota-- plantean problemas para el propio conductor, pues "sólo se abren desde dentro" y, si el profesional quedara "desvalido" a consecuencia, por ejemplo, de un golpe, un infarto o un incendio, "no se le podría socorrer".

   El secretario general del SICAM también reivindicó una mayor presencia de inspectores en las líneas de la EMT tanto para velar por que la frecuencia de paso de los vehículos sea "óptima", lo que evitaría quejas y "percances" con los viajeros, como para proteger a los conductores. "El año pasado hubo apuñalamientos a conductores y hasta uno recibió un tiro en un buhometro", afirmó.

   El SICAM fue el segundo sindicato más votado en las últimas elecciones sindicales internas de la EMT, por delante de los de clase, y tiene unos 700 afiliados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios