www.madridiario.es
Los sindicatos claman contra el gobierno de Aguirre y llaman al voto de izquierda para el 22-M

Los sindicatos claman contra el gobierno de Aguirre y llaman al voto de izquierda para el 22-M

Por MDO/E.P.
domingo 01 de mayo de 2011, 00:00h
La manifestación del 1 de Mayo en Madrid ha congregado a 41.000 personas, según las organizaciones sindicales convocantes, CC OO y UGT, y ha resultado un clamor contra las políticas económicas y sociales del Gobierno regional, y un llamamiento al voto de izquierda el próximo 22 de mayo. La Puerta del Sol, junto a la sede del Gobierno que preside Esperanza Aguirre, ha acogido el cierre de la marcha que, pasadas las 12.15 horas, había arrancado de la plaza de Cibeles, frente al Ayuntamiento de la capital, en un ambiente festivo y reivindicativo. Galería: Nos sobran los motivos.
Los líderes sindicales de Madrid, Javier López (CC OO) y José Ricardo Martínez (UGT), han encabezado la manifestación que, como en los 120 años precedentes, ha conmemorado el 1 de Mayo, la lucha, la solidaridad y la reivindicación de la "patria del trabajo".

El actual escenario de crisis económica con casi cinco millones de desempleados en España, de los que 522.100 residen en la Comunidad de Madrid, ha trazado las líneas generales de los discursos de López y Martínez, muy críticos con las políticas neoliberales basadas en reducir los salarios y el gasto social.

En sus intervenciones, han arremetido contra "algunos imbéciles" -ha dicho López- que ante el "drama" del paro piden profundizar en las reformas laborales y acabar con los convenios colectivos.

Su homólogo de UGT, ha calificado de "delincuentes" y ha pedido pena de "cárcel" para los "nuevos tratantes de esclavos, esos empresarios que dicen que son el origen de la economía sumergida" sobre los que se ha concedido, a su juicio, una "amnistía".

Ambos sindicalistas han reivindicado un cambio de modelo económico y social para salir de la crisis, y han advertido de que la reforma laboral "irá a la papelera de reciclaje" y de que la reforma de la Negociación Colectiva deberá ser "justa y negociada, o no será".

Han demandando "reformas" económicas, fiscales, de financiación municipal y "que metan mano a la banca", y han cifrado en 15.000 millones de euros los "regalos fiscales" que en el último lustro se han embolsado las grandes fortunas de la Comunidad pese a representar un 3 por ciento de los madrileños.

Por contra, han pedido "respeto" para las 522.100 personas que no tienen trabajo en la región y han acusado al Gobierno de Aguirre de "mentir" al asegurar que el desempleo había bajado.

"Nos sonroja y nos cabrea que nos traten como a vacas, como a números", ha dicho el líder de UGT, que se ha referido a la presidenta madrileña como "la reina del fracaso político en esta Comunidad".

Han coincidido en que la reforma laboral que desencadenó la huelga del pasado 29 de septiembre es "inútil" para combatir el desempleo al haber "animado" y "abaratado" el despido.

En este escenario, y ante los años "duros" que se avecinan para la economía, el empleo y la sociedad madrileña, López y Martínez han instado a los gobiernos que salgan de las urnas el próximo 22 de mayo que pongan recursos al servicio de la economía social y reivindiquen la necesidad de diálogo social.

Esa jornada, ha dicho el líder de CC OO, "nosotros escribimos las encuestas", "seremos agradecidos con el voto a quienes han apoyado, desde la política, nuestras luchas", y "seremos duros con los corruptos y con quienes quieren construir un futuro sin y contra nosotros".

También José Ricardo Martínez ha reivindicado para Madrid "gente de izquierda que haga política de izquierda" y ha advertido de que "seremos responsables" si el 23 de mayo "la derecha sigue instalada" en la Puerta del Sol.

La manifestación ha reunido al diputado de IU, Ángel Llamazares; al ex ministro de Trabajo Jesús Caldera; a los candidatos socialistas Tomás Gómez y Jaime Lissaveztky; a los de IU Gregorio Gordo y Ángel Pérez, y a numerosos miembros de sus respectivas listas electorales.

Antes del comienzo de la marcha, Gómez ha anunciado que "la primera medida de gobierno" que tomará cuando esté al frente de la Presidencia regional será "pactar" con los agentes sociales un Plan de Empleo para los Jóvenes en la región.

Lissavetzky, por su parte, ha reivindicado para la capital un "reequilibrio" entre los distritos y ha demandado "ayuda" desde el Ayuntamiento para crear puestos de trabajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios