www.madridiario.es
El conflicto continúa

El conflicto continúa

lunes 07 de marzo de 2011, 00:00h
Se ve como algo normal que la oposición vote a favor de iniciativas del Gobierno, siempre que ese gobierno pacte enmiendas, matizaciones, correcciones, a su proyecto original. Esos acuerdos, bastante numerosos, por cierto, no implican nunca la renuncia de la oposición a sustituir al gobierno, explicitando las discrepancias que se mantienen.

Los sindicatos CCOO y UGT hemos firmado un Acuerdo Social y Económico con el Gobierno de España y con los empresarios para apartar del debate político el tema de las pensiones y reconducirlo hacia el sostenimiento del sistema público de pensiones, alejándolo de las apetencias del mercado.

La firma de este acuerdo no supone, sin embargo, la resolución del conflicto abierto con la aprobación unilateral, la imposición, de una Reforma Laboral, que lejos de proteger el empleo amenazado por la crisis, alienta aún más la utilización del despido más fácil y más barato como fórmula del empresario para recomponer beneficios.

Los datos del paro, mes tras mes, son tozudos en la constatación de la inutilidad de una reforma que ni crea empleo, ni facilita la creación del mismo. Durante el mes de Febrero, 200 personas han perdido cada día su empleo. 5.720 parados más en el mes de Febrero que hacen crecer el número de inscritos en el INEM hasta más de 478.000 personas en la Región. Son de nuevo los jóvenes y las mujeres los más golpeados por el crecimiento del paro, hasta el punto de que, pese a su menor tasa de ocupación y actividad, las mujeres superar a los hombres en número de parados.

Es el empleo en el sector de los servicios el que ha llevado la peor parte con 5.111 personas paradas más. Tampoco en las contrataciones han ido mejor las cosas. Se han realizado 10.116 contratos menos que el mes anterior y 2.225 menos que en febrero del año 2010. De los 121.481 contratos realizados, tan sólo 19.877 son contratos indefinidos. Al tiempo el número de afiliados a la Seguridad Social ha caído en 1.808.

La crisis sigue destruyendo empleo, haciendo crecer el paro, temporalizando y precarizando el empleo. El Gobierno de Zapatero sigue empantanado en la senda del mantenimiento de reformas inútiles como la laboral, mientras la derecha gobernante en Madrid vuelve la espalda a los parados y se limita a criticar al Gobierno central, sin asumir sus propias responsabilidades en materia de empleo y protección a los parados.

Responsabilidades que tienen que ver con la reactivación de la economía y su capacidad para crear empleo estable, sin perder de vista la necesidad de proteger económica y socialmente a las personas desempleadas. Más de 170.000 personas carecen de todo tipo de prestación, subsidio o ayuda. La nueva ayuda de 400 euros, es insuficiente para asegurar la subsistencia, aún más en una región cara como la madrileña. El Gobierno regional debería completar esta ayuda, fortaleciendo, al tiempo, el Servicio Público Regional de Empleo, con el objetivo de favorecer la inserción laboral y la formación de las personas paradas.

Es inaceptable que nuestros gobernantes nos sitúen ante un horizonte de crisis, paro, precariedad La recogida de firmas para impulsar la Iniciativa Legislativa Popular presentada por CCOO y UGT para eliminar las medidas más perniciosas de la Reforma Laboral es una excelente oportunidad para situar a este país ante el primer problema y el primer reto que tenemos por delante: el paro, la precariedad, la temporalidad que genera un modelo económico sin futuro.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO Madrid

Javier López

Patrono de las Fundaciones Abogados de Atocha y de la Sindical Ateneo 1º de Mayo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.