www.madridiario.es
Un día de utopía en una ciudad hostil

Un día de utopía en una ciudad hostil

Por Carmen M. Gutiérrez
miércoles 22 de septiembre de 2010, 00:00h
Los niños van en bicicleta al colegio, juegan y aprenden en la calle, que está cortada y dispone de una fuente y de más plantas que de costumbre. Parece una utopía, pero por el Día Europeo Sin Coches ha sido posible durante unas horas frente al colegio público Ignacio de Zuloaga.
"Aquí en el colegio Ignacio Zuloaga hoy hacemos dibujos gigantes en el suelo y otras cosas que no podemos hacer cuando hay coches aparcados y pasando por la calle. Intentamos concienciar a la gente de que utilice más el transporte público y las bicicletas en vez del coche, que contamina mucho", explica Sofía, una niña de 11 años que durante este Día Europeo Sin Coches hace de informadora junto a otros compañeros. En dos horas ya habían entregado 300 folios a viandantes con consejos sobre movilidad sostenible y sus reivindicaciones para hacer más habitable su zona, Francos Rodríguez.

Esta escena no es nada habitual. Este año cinco colegios de la capital se han sumado a esta iniciativa para celebrar el Día Sin Coches, con el apoyo del programa municipal 'Madrid a pie, camino seguro al cole'. El centro de educación primaria Ignacio Zuloaga fue el que inició este modelo que no es más que la punta del iceberg de toda la labor que desarrollan padres, profesores, alumnos y asociaciones como A pie o Pedalibre, con el apoyo de un comité que representa a concejalías del Ayuntamiento como Medio Ambiente, Obras o Movilidad.

"El proyecto pretende la autonomía infantil, cambiar los modos de moverse y que todos podamos decidir cómo hacer nuestras calles más seguras para ir andando al colegio", explica la técnico medioambiental del Ayuntamiento que desarrolla el programa en el colegio. Primero en las clases con la ayuda de los niños y después en el foro que reúne a comunidad educativa y técnicos municipales se va dando forma a las propuestas para hacer la ciudad más habitable.

Mejorar la movilidad

Durante los dos años que lleva el colegio con este proyecto, han consensuado sus propuestas con el Ayuntamiento, que ahora estudia cómo presupuestarlas. La más importante es transformar la calle Alejandro Rodríguez, donde está el colegio Zuloaga. El cambio consistiría convertirla en una vía de coexistencia entre peatones y tráfico, es decir, que solo puedan acceder vehículos de residentes y de servicios; quitar algunos aparcamientos o reducir la velocidad máxima permitida. Otras medidas para mejorar la movilidad en el barrio, como crear más pasos de peatones, pintar los que estaban desgastados o ampliar algunos tramos de acera por donde no podían acceder los carritos de bebé, ya se han tomado.

Este colegio no se conforma con que sus niños vayan a pie al colegio, también organizan 'bicibuses' los viernes alternos, con el apoyo del programa del Ministerio de Medio Ambiente 'Con bici al cole'. Profesores y padres realizan un itinerario de recogida de los niños para formar un convoy de bicicletas que lleve a los niños a clase.

En este contexto, el Día Sin Coches es para estos niños su día grande. Para celebrarlo, han podido pintar el muro del colegio y así evitar los grafitis; hacer prácticas de habilidad sobre la bicicleta, jugar; pintar con tizas en el suelo; disfrutar de un espectáculo de marionetas; y descubrir, entre otras cosas, el espacio que ocupan los coches aparcados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios