www.madridiario.es
La singular guerra de los vecinos de Nuestra Señora de las Victorias

La singular guerra de los vecinos de Nuestra Señora de las Victorias

viernes 11 de junio de 2010, 00:00h
Los vecinos de la colonia Nuestra Señora de las Victorias, ubicada junto a la calle Orense, denuncian que la EMVS quiere echarles de sus pisos de protección porque se las vende o alquila a precio de vivienda libre. El Ayuntamiento explica que son viviendas libres que se ofrecen a precio de VPO. Entre tanto llevan toda la vida pagando de alquiler entre 1 y 3 euros al mes.
La Colonia de Nuestra Señora de las Victorias se construyó en los años 50 entre chabolas y campos antes de la prolongación del paseo de la Castellana. El Gobierno las edificó para dar cobijo a 245 familias con niveles de renta muy bajos, en régimen de vivienda protegida. Esa fue la razón por la que los vecinos originales y los subrogados pagan actualmente unos aquileres increíbles: entre 1 y 3 euros al mes por unos pisos de 60 metros cuadrados en un barrio de alto nivel adquisitivo, ya que se encuentra junto a la calle de Orense.

La Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), propietaria de la colonia y, por lo tanto "casera" de estos inquilinos, decidió el año pasado que esta situación no se podía mantener. Según los vecinos, el Consistorio piensa "que no tienen nivel para estar allí". Por ello, el 23 de junio de 2009 los inquilinos recibieron una carta de la  EMVS en la que se les informaba que de acuerdo a un plan elaborado en 2004 por el Consistorio, se iba a proceder a la actualización y regularización de los títulos de ocupación, arrendamiento y condiciones de enajenación de las viviendas.

La oferta de la EMVS era doble: los vecinos podían continuar como inquilinos o comprar los pisos a precios de vivienda de protección. Pero los arrendamientos no podían ser ya de 1,80 euros sino que debían superar los 600 euros. El Ayuntamiento hacía una excepción: los vecinos titulares que viven en la colonia desde antes de 1985 y los subrogables debían pagar alquileres en torno a 60 euros hasta su fallecimiento. El resto debía firmar, con los alquileres actualizados, un contrato de un año no renovable pero prorrogable hasta el máximo de un lustro, y perdía la antigüedad en el piso, tal y como establece la legislación.

La otra opción que dio la EMVS fue la posiblidad de comprar el piso por unos 180.000 euros, aproximadamente, y con la entrega del dinero en una sola vez. Para ello dio hasta finales de este mes de junio para responder a la notificación de la EMVS. En caso de no aceptar ninguna de estas opciones se indicaba que se procedería al desahucio.

Moho y termitas
La notificación cayo como una bomba en la comunidad de vecinos. Eduardo es vicepresidente y portavoz de la asociación de vecinos de la colonia. Asegura que la EMVS ha cambiado la categoría de sus viviendas de protegidas a libres, con el consiguiente impacto en el precio y cree que lo que quiere el Consistorio es especular con las viviendas o hacerse con el terreno.

Según afirma, en la mayoría de los casos, los inquilinos son ancianos con pensiones inferiores a los nuevos arrendamientos que les pide el Ayuntamiento  a los que, a su edad, el banco no va a dar un crédito de 180.000 euros para pagar sus casas. Además, incide en que les quieren cobrar los nuevos alquileres de vivienda nueva -de más de 600 euros- por unas casas sin ascensor, con butano, cañerías antiguas de cobre, electricidad a 125 kilowatios y, sobre todo, humedades generalizadas.

Humedades que, en algunos casos, ascienden en altura varios pisos, que traen termitas, moho y hasta plantas (ha llegado a crecer una higuera de una tubería), y en las que no sirven los arreglos en suelos y paredes porque los problemas vienen de los cimientos. Critica además que prácticamente todas las reformas de los inmuebles han corrido a cargo de los vecinos, salvo algunos arreglos superficiales que ha hecho la EMVS, y que los edificios no han pasado nunca una Inspección Técnica oficial. Por eso, han llevado el caso a los juzgados y han pedido una serie de medidas cautelares para paralizar el proceso administrativo.

Situación irregular
Ángeles ha decidido llevar el tema incluso al Defensor del Pueblo, aunque éste ha ignorado, por ahora, su súplica. Entre sus numerosas cartas a la EMVS indica que la tasación de las viviendas que ha hecho la administración no es objetiva, ya que las viviendas a las que se pueden fijar los precios que proponen deben ser nuevas y tener una superficie mínima de 110 metros cuadrados y que la renta de la familia ocupante ascienda a un máximo de 7,5 veces el IPREM (4.058 euros mensuales), cuando la realidad de la colonia es que las casas tienen de media 60 metros y el IPREM es mucho menor. Si adquiriesen las viviendas, además, tendrían que acometer los vecinos todas las reformas que, por legislación, son necesarias para mantener unas adecuadas condiciones de habitabilidad.

Frente a esta posición vecinal, Pablo Olangua, director general de gestión de la EMVS, explica que se dan condiciones irregulares en algunos de los contratos de esta colonia. Asegura que una parte de los vecinos no tiene derecho a estar allí porque ni son titulares ni tienen derecho de subrogación. Por eso, la EMVS ha tenido que tomar medidas excepcionales. "No se va a echar a nadie. Sólo comprará el que quiera. El resto pueden adaptarse a la actualización de sus arrendamientos. A pesar de estar en una situación irregular hemos buscado una solución con estos vecinos", asegura.


Precios competitivos
Según este responsable, el período de protección de las viviendas expiró hace tiempo y, por tanto, ya son viviendas libres. Por ello, el Ayuntamiento podría cobrarles la categoría  aplicada a este tipo de pisos y, sin embargo, asegura que el Ayuntamiento está ofreciendo a los vecinos unas condiciones ventajosas.

Por ejemplo, indica, que se les está vendiendo la vivienda con el módulo más alto de vivienda protegida de precio limitado, no el módulo de vivienda libre, que sería mucho más caro. Agrega que el precio de venta del módulo es el del período actual, como marca la legislación, y que ya cuenta con un recorte. En cuanto a los alquileres, se está cumpliendo, según Olangua, la Ley de Arrendamientos Urbanos en cuanto a las condiciones de los contratos y se les están ofreciendo precios muy competitivos. Sobre todo, si se tiene en cuenta la zona en la que se encuentra la colonia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.