www.madridiario.es
Día del orgullo (y prejuicio) gay

Día del orgullo (y prejuicio) gay

miércoles 09 de junio de 2010, 00:00h
Oigo con estupor, precisamente de boca de un amigo homosexual, que los organizadores del día del orgullo gay en Madrid han decidido excluir a los representantes gays de Israel en los actos convocados. La razón de tamaña estupidez es –pásmense- que el Ayuntamiento de Tel Aviv no ha condenado el ataque a la “flotilla” de los navajeros.

Podíamos intuir que los organizadores de este evento en Madrid resultaban mucho más identificables por su sectarismo que por su homosexualidad, pero nunca sospeché que se atrevieran a tanto.

Einstein ya dejó escrito que la diferencia entre la sabiduría y la estupidez es que la primera tiene límites y este episodio viene a confirmar dicha máxima.
Para empezar, distinguir a los gays por su filiación política o su nacionalidad es una nueva forma de homofobia hasta ahora desconocida y cuya patente hay que atribuir a los orgullosos organizadores, que suponíamos defensores de los derechos de los homosexuales.

En segundo lugar, nunca he escuchado que se haya vetado a los gays de Cuba porque su gobierno asesine disidentes o a los China porque sus dictadores realicen ejecuciones en masa; ni siquiera se ha vetado jamás a los gays de los países cuyas nacionalidades seguramente integraban mayoritariamente los “marineros” de la flotilla y que tienen la fea costumbre de ahorcar a los homosexuales en sus respectivas naciones.

Es más que probable que alguno de los islamistas radicales que clavaron sus cuchillos a los soldados israelíes que asaltaron el barco, hubiera aplaudido esos ahorcamientos; pero el sectarismo unido a la estupidez pasa por encima de esos pequeños detalles y prefiere excluir a los homosexuales del único país de la zona en donde se puede serlo sin que te lapiden.

Enorme el gesto de los organizadores, a la altura de los que no hace tanto gaseaban a los judíos por haber crucificado a Jesús. Les felicito por haber llevado los limites de la miseria humana a un nuevo record. Este año ya tienen algo más de lo que sentirse orgullosos.

P.D. Acuérdense de excluir a Bolivia mientras su –imagino- admirado Evo no rectifique eso de que los homosexuales lo son por comer pollo.

Ángel Garrido es Concejal Presidente de Villa de Vallecas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios