www.madridiario.es
La Elipa, según los elipeños

La Elipa, según los elipeños

viernes 19 de febrero de 2010, 00:00h
Dos jóvenes fotógrafas están preparando una 'historia visual' del barrio de La Elipa. Para ello, durante varias semanas estuvieron recopilando recuerdos de los vecinos ligados a rincones tan 'míticos' como el Dragón, el Pinar o la plaza del mercado.
Tamara Arranz y Ester Dolado, más conocidas como el 'National Elipographic', quieren hacer hablar a las paredes de La Elipa. Y como, hasta la fecha, los muros permanecen tercamente mudos, se han buscado la vida como más les gusta: con su cámara de fotos. Así que han convocado a los vecinos para que elijan su rincón favorito del barrio, aquel que les dejó su recuerdo más vivo y personal.

Lo hicieron durante varios fines de semana en la plaza del mercado y en  el parque del dragón. La respuesta ciudadana, hasta la fecha, se ha concretado en 108 retratos con otras tantas pequeñas y grandes historias que duermen en el Pinar de la Elipa, en el Dragón, en 'garitos' ya desaparecidos o en el campo de fútbol de las cocheras. Hasta en el cementerio ocurren historias.

"Esto es como un pueblo: la gente se conoce, cuenta dónde se juntaba con sus amigos para jugar o para tomar algo", explica Dolado. "También tenemos alguna historia triste, como la de una inmigrante que llegó al barrio pero no logró integrarse y terminó con una depresión", añade.

La recopilación de anécdotas continuará a partir de marzo. Mientras tanto, Esther y Tamara organizan la información para esbozar la gran exposición que pretenden regalar a los vecinos.

Este es su proyecto de fin de estudios, pero también una forma de devolver al barrio todo lo que les ha dado. El dinero, hasta la fecha, va saliendo de sus bolsillos, aunque quieren proponer a la Junta de Distrito alguna ayuda para montar, quizá, una exposición en el centro cultural, o quizá una muestra al aire libre donde cada rincón del barrio luzca los rostros de sus protagonistas y cuente su día a día.

Tampoco han permanecido de brazos cruzados ante el 'monotema' del barrio durante las últimas semanas: la posibilidad de que desaparezca el Dragón. Por eso, este domingo han convocado a los vecinos junto a la mítica estatua para retratarlos dándole "mimitos" en estos momentos difíciles. Otro testimonio fotográfico para la memoria colectiva de un barrio que sigue significando algo más que un hogar para sus vecinos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios