www.madridiario.es
En drogas, apostar por los jóvenes

En drogas, apostar por los jóvenes

martes 27 de octubre de 2009, 00:00h
Lamentablemente, los datos han avalado con crudeza la voz de alarma que algunos habíamos lanzado hace tiempo, ante la sordera del Ayuntamiento, sobre la expansión de las drogas y el alcohol entre los menores de la capital.

Veamos las estadísticas de la Policía Municipal del primer semestre de este año en relación con igual período de 2008: los casos de menores que consumen drogas en el entorno escolar creció un 68 %; la posesión de estupefacientes aumentó en ese mismo colectivo hasta el punto que 136 casos requirieron la intervención policial, un 27 % más; en cuanto al consumo de  alcohol en la vía pública por parte de menores, las denuncias se incrementaron un 59 %, elevándose a 31.828; y las 34 denuncias por venta de alcohol a menores en  los locales de ocio representaron más del triple de crecimiento.

Frente a una realidad tan dura como insostenible, el alcalde limita su respuesta al marketing y a la demagogia, asegurando que hay menos botellón como si ese fuera todo el problema, cuando, además,  la presencia policial para disuadir las concentraciones masivas ligadas a ese fenómeno  sólo han logrado trasladarlas de un lugar a otro, sin poner fin a las mismas. Lo que urge es incrementar los efectivos policiales en el entorno de los centros escolares para evitar el menudeo en esos lugares, aumentando al tiempo el número de agentes tutores dedicados a la prevención.

Junto a ello, el Ayuntamiento debe dedicar los recursos necesarios para el control, la  inspección y la sanción sobre aquellas empresas y personas que no respeten las normas vigentes en materia de venta de alcohol a menores, algo que ha de ir de la mano, mediante la presencia policial preventiva y la aplicación estricta de sanciones, del inflexible cumplimiento de las ordenanzas relativas al ruido y la higiene en la vía pública.

Y más que las actuales e inútiles “publicidad y propaganda municipales”, es imprescindible la realización de intensas y sostenidas campañas de formación, información y concienciación sobre los riesgos del alcohol orientadas, a través de la educación y la prevención, a que el consumo disminuya progresivamente, junto a la elaboración de un estudio multidisciplinar para profundizar en el conocimiento de las causas que favorecen este tipo de hábitos entre los jóvenes.

En fin, si el Ayuntamiento quiere acabar con todas las lacras citadas, tendría que incrementar sustancialmente los recursos con los que habilitar espacios y actividades en los que los jóvenes puedan desarrollar un ocio alternativo saludable, apostando con hechos por las nuevas generaciones.
Los socialistas, los vecinos y los jóvenes sabemos que todo lo dicho es factible y preciso. Gallardón ni lo sabe ni lo piensa. Así van las cosas.

Óscar Iglesias,
Presidente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios