www.madridiario.es

Las nuevas instalaciones duplican la superficie y el número de camas

El Clínico estrena Urgencias con denuncias de que se esconde a los enfermos en los pasillos

El Clínico estrena Urgencias con denuncias de que se esconde a los enfermos en los pasillos

lunes 05 de octubre de 2009, 00:00h
Esperanza Aguirre ha inaugurado las nuevas Urgencias del Hospital Clínico -que duplican la superficie y el número de camas- entre abucheos sindicales y denuncias de que se "esconde" con biombos a los enfermos sin habitación..
Los abucheos sindicales y de trabajadores a Esperanza Aguirre y Juan José Güemes cuando inauguran nuevas instalaciones o equipos en cualquiera de los hospitales públicos madrileños son bastante habituales en los últimos meses. También lo son las denuncias de que, en los hospitales tradicionales (no en los ocho nuevos que han sido objeto de una gran inversión para que los pacientes puedan tener habitaciones individuales), se puedan ver camas de enfermos en los pasillos porque no tienen habitación o por la saturación del área en el que están ingresados.

Este lunes, los trabajadores del Movimiento de Trabajadores por la Sanidad Pública denunciaron que la dirección del Hospital Clínico San Carlos trató de ocultar estos enfermos a la presidenta, al consejero y a los medios de comunicación colocando "biombos". En concreto, y según las fotografías aportadas por MATS, estas cortinillas intentaban tapar a los pacientes que esperaban ambulancia, "escondidos" en medio de la puerta de acceso I.

El hospital lo niega
Según el MATS, muchos de estos enfermos son pacientes de edad muy avanzada, -principalmente diabéticos o personas que múltiples patologías- a los que el transporte sanitario debe llevar a sus municipios y que mientras tanto son permanecen "sin ninguna vigilancia sanitaria", afirman. Todo ello está provocado por el cambio obligado de la puerta de acceso I a la G,  con motivo de las obras del Plan Director del hospital. Según MATS, estos trabajos provocarán el cierre de más de 500 camas de la zona Norte, pérdida de plantillas y un "más que probable cambio del modelo de gestión".

Un portavoz oficial del hospital negó rotundamente a preguntas de Madridiario que los pacientes fotografiados por MATS estén en esta situación, sino que, al contrario, reciben el trato y los cuidados necesarios mientras esperan. Al mismo tiempo, rechazaron que, como aseguran los trabajadores, se planificase para Aguirre y Güemes un recorrido "amable" a fin de evitar esta zona del hospital.

Más y mejores Urgencias
La presencia de Aguirre y Güemes este lunes en el Clínico sirvió para inaugurar la ampliación del área de Urgencias, que supone la duplicación de su superficie con dos plantas que pondrán albergar 36 camas de pacientes, el doble que antes. Sanidad espera con ello paliar la tradicional saturación que en picos puntuales sufre el servicio.

Según explicaron la presidenta y el consejero, la planta baja de las nuevas urgencias está destinada a pacientes sin ingreso. En la misma planta, con zona de admisión de enfermos, se encuentra la nueva unidad de radiodiagnóstico. La primera planta estará dedicada a pacientes ingresados. El hospital contará con el Sistema de Información del Servicio de Urgencias (SISU), que va a suponer la "desaparición de papeleo" y la informatización de los trámites. Este sistema permitirá conocer en tiempo real el estado, ubicación y datos del enfermo".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios