www.madridiario.es
Reflexiones caniculares ¡AR!

Reflexiones caniculares ¡AR!

Por Alfredo Menéndez
viernes 31 de julio de 2009, 00:00h
La primera reflexión con Alberto Ruiz-Gallardón a la hora de plantearnos estas cuitas veraniegas es ¿cuál debería ser su acrónimo?. El primer apellido es compuesto y siempre invade la duda. Un simple ‘AR’ es la clásica respuesta de los crucigramas cuando te preguntan por ‘Voz de Mando’. Y un compuesto ‘ARG’ denota cierto hartazgo, repulsión, vomitona y todo eso por no decir asco. ¿Con qué debe quedarse el amable lector de Madridiario? ¿Con un castrense y marcial AR o con un onomatopéyico sonoro ARG?.

Pues bien: como habrán denotado por el título hemos optado por la fórmula sencilla y elegante de AR, que comparte con la de Cristiano Ronaldo la letra ‘R’ y alguna cosa más. Gallardón no ha costado 90tantos millones de euros. Nos ha costado a los madrileños bastante más la verdad. Pero igual que ahora los madridistas están esperando para saber si CR será caro o barato en función de su rendimiento, los madrileños ya saben si AR ha salido caro o barato en su relación calidad precio como los yogures del día. AR ha salido caro. Muy caro. Pero hay que reconocer que ha cambiado la ciudad, aunque seguramente no tanto como a él le gustaría. Y sinceramente: el proyecto que más puede cambiarla no depende directamente de él, y ni siquiera depende del dinero que te gastes, que ya es mucho. El proyecto que más cambia una ciudad, y que puede darle la vuelta como a un calcetín, es el proyecto Madrid 16.

Si Esperanza Aguirre – EA – tenía su aire con Madonna y Tomás Gómez  - TG – tenía ese donaire de Michael Jackson al caminar, la comparación – odiosa por supuesto -  de AR es complicada. Pero como estamos olímpicos, la sacamos fácil: Cobi. El perro más sencillo del mundo, con un trazo pueril, pero que al final le tomamos cariño y todo. Tenía cara de haberse quedado estampado contra el parabrisas, pero oye: nadie sonreía de medio lado como él. Y eso mismo le pasa al alcalde. Sonríe de medio lado como nadie. Bonita, lo que se dice bonita, la risa no la tiene. Así que ha optado por ese esbozo de risa en zapatillas, que suena un pelín asmática y que no convence, pero entretiene. Ojala esa risa, o esa media risa, o esa sonrisilla de todo a cien, sea carcajada en dos meses. En la ciudad de La Sirenita. Será una buena señal para todos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios