www.madridiario.es
Aguirre llega a un acuerdo de estabilidad en Caja Madrid con PSOE, UGT y CC.OO

Aguirre llega a un acuerdo de estabilidad en Caja Madrid con PSOE, UGT y CC.OO

Por MDO/E.P.
martes 28 de julio de 2009, 00:00h
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha llegado este martes a un acuerdo de estabilidad en Caja Madrid con PSOE, UGT y CCOO sobre la base de promover el crédito a pymes, familias y ayuntamientos.
Esperanza Aguirre logró este martes un "acuerdo de estabilidad para Caja Madrid" fundado en incrementar el crédito a pymes, familias y ayuntamientos, es decir, para aplicar un "desarrollo estratégico distinto del que se está llevando a cabo" desde la entidad.

Aguirre manifestó que el acuerdo pretende "una gran institución financiera dedicada a sus funciones". "El Gobierno de la Comunidad siempre ha mostrado su interés en llegar a un acuerdo unánime para los futuros seis años en Caja Madrid. Hoy parece que tanto PSM como UGT y CCOO están de acuerdo, y probablemente vamos a conseguir entre todos lo que todos perseguimos, que no es otra cosa que una gran institución financiera dedicada a sus funciones", indicó.

Estas "funciones", dijo la presidenta, "no son otras que prestar el dinero a las familias y empresas madrileñas, y que siga por ese camino cada vez con mayor amplitud y dedicación específica a los que están en situación de crisis".

Por su parte, Beteta subrayó que en la reunión no se han dedicado "al reparto de puestos ni de cargos, ni de nada de esto", pero anunció que "ha habido una coincidencia profunda" para crear, de cara al proceso electoral en Caja Madrid, una "candidatura única que muestre la unidad de las fuerzas políticas y sociales, donde el PP liderará el proceso". Preguntado explícitamente si este acuerdo garantiza un cambio de presidente de la entidad antes de finales de año, el consejero apuntó que la elección "se produce necesariamente porque hay que elegir a un presidente de Caja Madrid, aunque puede ser el mismo o no". Además, avanzó que "no se ha hablado de ninguna persona".

Pieza clave para el desarrollo
Señaló que este acuerdo "supone la definición de Caja Madrid como una pieza clave para el desarrollo regional entendiendo que deben implementarse una serie de políticas que han de favorecer la llegada del crédito a las familias y a las empresas madrileñas, así como a los ayuntamientos que ahora mismo tienen graves problemas en materia de financiación".

Beteta subrayó además que el pacto se funda en el "planteamiento de qué debe hacer y cómo debe trabajar Caja Madrid" y en que "todas las fuerzas participen en los órganos de Caja Madrid". "A tal efecto habrá una lista única a los órganos de la caja, respetando los porcentajes o pesos de cada una de las fuerzas. Este proceso se llevará a cabo con la rapidez y celeridad que indica la normativa vigente y de la cual se deriva que a finales de noviembre estará concluido", planteó.

El objetivo de la reunión, dijo Beteta, ha sido acordar un "cambio estratégico porque hay que profundizar en la cercanía de Caja Madrid con las empresas, familias y ayuntamientos". Tras un análisis pormenorizado, se ha visto una "coincidencia en un planteamiento común en la decisión de que Caja Madrid tiene que ser una pieza clave en el desarrollo venidero de Madrid", por lo que han decidido "trabajar conjuntamente". Asimismo, el consejero dijo que el cambio de posición de PSOE y los sindicatos se debe a que "la realidad de la vida se impone y muchas reticencias que podía haber con un diálogo franco y sincero, y alejado de las presiones," se mitigan.

Compromiso verbal
A su salida del encuentro, que duró casi hora y media, Tomás Gómez explicó a los medios que este acuerdo "significa recursos económicos para pequeñas y medianas empresas, para autónomos, hipotecas para las familias y para los ayuntamientos, que tienen que convertirse en un motor de crecimiento".

El secretario general de Comisiones Obreras de Madrid, Javier López, afirmó  que con Aguirre se ha logrado un "compromiso verbal" para dotar de estabilidad a Caja Madrid, pero todavía tiene que convertirse en realidad a partir de septiembre. López subrayó que el acuerdo no es "escrito" y recordó los momentos vividos en relación a la caja donde el Gobierno regional ha actuado "con enorme deslealtad y firmando acuerdos para marginar al Partido Socialista de Madrid, CC.OO. y UGT" del gobierno de la entidad. "Nos fiamos y confiamos en que la presidenta a partir de septiembre tenga en cuenta a todas las fuerzas políticas y sociales para dar una estabilidad a Caja Madrid, de la que ahora carece en el proceso que se avecina de reestructuración del sistema financiero y de cajas de ahorros", manifestó.

"Caja Madrid tiene que jugar un papel activo en la defensa de los empleos en las pymes, teniendo en cuenta que el empleo sigue resintiéndose en toda España y, especialmente, en Madrid", dijo López, sin olvidar que los ayuntamientos viven una situación muy complicada", para los cuales son precisas "soluciones transitorias". "Todo esto pasa por que todos los representados en Caja Madrid formemos parte en los órganos de la caja, en el Consejo de Administración, en la Comisión Ejecutiva. Es decir, una integración real y no exclusión como hasta ahora", apuntó el líder sindical.

El secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, se mostró "expectante" ante el acuerdo alcanzado sobre el futuro de Caja Madrid, en el que, según explicó, se ha concluido que la "cuarta entidad financiera de este país no puede ser un escenario de reyerta permanente ni de lucha partidaria".
Martínez destacó que "no se ha hablado de cargos y de personas", pero se ha comprometido a que PSOE, CCOO y UGT no queden al margen de la que es su responsabilidad en el gobierno de la entidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios