www.madridiario.es

El fiscal pide para la procesada 18 años de cárcel

La acusada de matar a su hija recién nacida en Vicálvaro asegura que nació muerta

Por MDO/Efe
viernes 23 de marzo de 2007, 00:00h
La joven polaca de 26 años acusada de matar a golpes a su hija recién nacida en junio de 2004 en el distrito madrileño de Vicálvaro ha asegurado que el bebé nació muerto tras ponerse de parto de repente, un mes antes de lo que esperaba. Esto es, según explicó este viernes la defensa de Agnieszka K., lo que la acusada declaró el pasado miércoles al comenzar el juicio que se sigue ante un jurado popular en la Audiencia Provincial de Madrid.
 El fical pide para la acusada 18 años de cárcel, mientras que su abogado solicita la absolución. Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, los hechos ocurrieron entre las 14.00 y las 18.00 horas del 27 de junio de 2004, cuando la acusada, Agnieszka K., que estaba embarazada de casi nueve meses, se puso de parto en su domicilio de la calle de San Ciriaco, en Vicálvaro.

"Tras nacer viva su hija, Agnieszka K., procedió a golpear a la recién nacida en la cabeza, ocasionándole la muerte", añade el fiscal, que considera a la acusada, que se encuentra en libertad, autora de un delito de asesinato con la agravante de parentesco.

La acusada fue detenida el 2 de julio de 2004 junto con su novio, Robert R., con el que ya tenía un hijo, como presuntos autores de los hechos, aunque él -también polaco- declaró que había convivido con la mujer hacía ocho años, pero la relación no iba bien y ya no vivían juntos. El hombre, que no fue procesado, también manifestó que no estaba presente en el parto y un primo le avisó de que algo pasaba en su casa porque estaba la policía.

Según la defensa de Agnieszka, la joven estaba en una situación "desesperada" cuando ocurrieron los hechos porque su pareja acababa de abandonarla, había perdido su trabajo y "estaba sola" con un niño de cuatro años. Además dijo que el 27 de junio de 2004 había ido a pedir ayuda a una amiga suya y que, al no poder prestársela, la procesada regresó a su domicilio, tras lo que se puso de parto "de repente" y no le dio tiempo a llamar a los servicios sanitarios.

El juicio continúa el próximo lunes con los informes finales de las partes y con la entrega del objeto de veredicto al jurado que, en un plazo de 72 horas, deberá tomar una decisión.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios