www.madridiario.es
Una nueva web para denunciar las 'listas negras' de las emisoras de taxis

Una nueva web para denunciar las 'listas negras' de las emisoras de taxis

jueves 26 de febrero de 2009, 00:00h
FACUA-Consumidores en Acción ha creado una página web para que los usuarios denuncien a aquellas emisoras de taxis que tienen 'listas negras' de clientes a los que niegan el servicio con el argumento de que en alguna ocasión solicitaron un taxi y no esperaron hasta que llegase.
Los usuarios que accedan a la página web (www.facua.org/listanegrataxi.pdf) deberán rellenar un formulario introduciendo su nombre, DNI, dirección y los datos de la emisora de taxis que les denegó el servicio, para enviarlo a la sede central de FACUA. La asociación de consumidores trasladará todas las denuncias a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

La información deberá respetar el principio de conservación, previsto en el artículo 4.5 de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, por lo que no es posible su conservación y "aún en menor medida su inclusión en una 'lista negra'. Así, la Agencia advierte que sólo podrán conservarse los datos si "el interesado accediese".

Asimismo, Facua advierte que, independientemente de los elementos en materia de protección de datos que deben cumplir las emisoras de taxis, resulta fundamental que las autoridades competentes en materia de Consumo o Transportes regulen sus condiciones contractuales y parámetros calidad, ya que se trata de un servicio público.

En este sentido, la asociación considera necesario regular que en el momento de solicitar un taxi, las emisoras deban informar al usuario del tiempo máximo que consideran que tardará en llegar para que éste decida si quiere o no el servicio, además de identificarle al taxi que lo recogerá. Si posteriormente, por la situación del tráfico, el vehículo va a retrasarse, la emisora tendría que contactar con el cliente para advertirle del imprevisto y conocer si continúa deseando el taxi.

Facua considera que la pretendida imposición del cobro del servicio o una penalización a los usuarios que deciden dejar de esperar supone una cláusula abusiva que implica una situación de claro desequilibrio entre las partes, según el artículo 82 del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios