www.madridiario.es

La Audiencia Nacional dispone de 10 kilos de titadyne de la 'caravana de la muerte'

Una inspectora de Policía cree que puede haber más implicados

Por MDO/E.P.
miércoles 07 de marzo de 2007, 00:00h
Una inspectora de la Unidad Central de Información afirmó hoy durante su comparencia como testigo protegido ante el tribunal que juzga los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, que su sección ha manejado siempre la hipótesis de que los autores materiales que colocaron los explosivos en los trenes de cercanías fueron 13 e indicó que, aunque no puede confirmarlo con datos objetivos, no descarta que fueran apoyados por varias personas más que pudieron realizar labores de "vigilancia".

También precisó que pudo haber un tercer coche utilizado para transportar a los miembros de la célula terrorista a Alcalá de Henares u otros puntos y el material explosivo que no ha sido localizado. En este sentido destacó que uno de los coches que sirvieron para el traslado, el Skoda Fabia, no fue localizado hasta meses después de los atentados cuando la empresa propietaria encontró en el maletero una funda de pistola y avisó a las autoridades.

La inspectora, que actúa como analista de los atentados, especificó, además que tanto en la casa de Leganés, donde se suicidaron el 3 de abril siete terroristas integristas, como en la finca de Morata de Tajuña, que se utilizó para preparar los explosivos usados en la masacre, las fuerzas de seguridad del Estado localizaron material genético correspondiente a personas anónimas no identificadas.

Relató que la UCI carece de "datos objetivos y fehacientes" en determinadas partes del relato de los hechos. En concreto, se refirió a que tanto el acopio de información sobre el modo en que los terroristas recopilaron información sobre los objetivos y como el modo en que prepararon el atentado, su unidad se movió en el terreno de las hipótesis.

Dentro de esas conjeturas, no descartó que los autores materiales de la masacre que se cobró 191 vidas el 14 de marzo del 2004, contaran con varias personas que les apoyaran en el transporte de los explosivos, en la confección de la infraestructura y en las labores de contrainformación.

De hecho, la inspectora de la UCI precisó que la información necesaria para plantear la acción terrorista pudo haber surgido porque uno de los integrantes era usuario habitual de las líneas de cercanías o en base al acceso al simulador que proporciona RENFE en su web sobre el funcionamiento de los convoys de cercanías. Así, los terroristas habrían recabado la información del horario de salida y llegada de los trenes que partieron de Alcalá de Henares y explotaron en las estaciones de Santa Eugenia, El Pozo y Alcalá de Henaras, matizando que el tren que explotó en la calle Tellez tenía como destino la estación de Atocha.

También precisó que con la información proporcionada por la Unidad TEDAX su departamento concretó que fueron entre 10 y 13 personas las que portaron las mochilas con los explosivos. Reforzó su conclusión al establecer que las bolsas empleadas en los atentados contenían entre 11 y 13 kilogramos de explosivos, y por tanto debían ser portadas cada una por un individuo, sin descartar a su vez que pudieran contar con ayuda de otras personas que las desplazaran hasta las inmediaciones de las estaciones de trenes.

La agente del CNI explicó que una de las hipótesis es que fueron tres grupos de cuatro personas los que perpetraron el ataque terrorista en los trenes de cercanías, desplazándose cada uno a los tres puntos geográficos de donde partieron los trenes. También cortejaron la hipótesis con diversos testimonios, como el del portero de la finca de Alcalá de Henares que vio a tres personas bajarse de la Renault Kangoo. Este fue un dato más para plantear la tesis de tres grupos terroristas divididos entre una orquilla de tres o cuatro personas.

Titadyne
Por otra parte, la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional , responsable del procedimiento conocido como "caravana de la muerte", ha confirmado al tribunal encargado de juzgar los atentados del 11-M que dispone de un total de 10 kilos de dinamita Titadyne correspondientes a la localizada en la furgoneta que conducían los etarras Irkus Badillo y Gorka Vidal, detenidos en Cañaveras el 29 de febrero de 2004.

Podrá, por tanto, responder a la solicitud realizada ayer para la entrega al grupo de peritos encargado de realizar nuevas pruebas sobre los restos de explosivo, hallados en los focos y escenarios de la masacre, de un cartucho "completo e intacto" de este tipo de explosivo, informaron fuentes jurídicas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios