www.madridiario.es
El socialista Juan José Martín, nuevo alcalde de Pinto

El socialista Juan José Martín, nuevo alcalde de Pinto

Por MDO/Agencias
lunes 22 de diciembre de 2008, 00:00h
El Pleno del Ayuntamiento de Pinto votó este lunes a favor de la salida de la Alcaldía de la popular Miriam Rabaneda, gracias a la moción de censura presentada por los nueve concejales del PSOE, el edil de IU Carlos Penit y el concejal Reyes Maestre, de JpP, con lo que el nuevo alcalde es el socialista Juan José Martín.
Tras una votación de once votos a favor y diez en contra, Martín recibió ya el bastón de mando y agradeció irónicamente la toma de posesión en un acto "tan pacífico".

Y es que la votación se produjo en uno de los plenos más tensos y exaltados de la historia de la Comunidad de Madrid. Dos horas de insultos, gritos, cánticos y todo tipo de exabuptos que no pudieron ser evitados ni siquiera con una amenaza de desalojo ordenada por el presidente de la Mesa, Carlos Penit, de IU, durante la intervención de Patricia Fernández, del PSOE.

Entre el público se encontraba el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados. También estaban presentes la directora de Juventud de la Comunidad de Madrid, Guadalupe Bragado, ex alcadesa de Leganés, que fue apartada del Gobierno tras 23 días de mandato por una moción de censura, y los alcaldes socialistas de Parla, José María Fraile, y de Fuenlabrada, Manuel Robles.

Más de 200 personas abarrotaron el recinto desde una hora antes de dar comienzo el Pleno. La Policía Local tuvo que establecer un cordón de seguridad para proteger a los concejales del público.

Un Pleno muy accidentado
 Los gritos han comenzado ya desde que Maestre, que ha cambiado de posición respecto al proyecto del Espacio del Motor, principal motivo de conflicto entre los diferentes partidos, se asomó por una de las ventanas y recibió toda una tromba de insultos, entre ellos "golfo", "judas" y "manos arriba esto es un atraco".

La ex alcaldesa de Pinto acusó al PSOE durante el Pleno de convertir el municipio en un "Monopoly gigante" en el que el único requisito para participar es "carecer de escrúpulos". Rabaneda hizo estas declaraciones durante una sesión plenaria abarrotada de un exaltado público, que llevó sus protestas hasta límites bochornosos, donde los gritos, insultos y interrupciones fueron una constante, en especial durante la comparecencia del portavoz socialista, Juan José Martín, que defendió las razones de la coalición formada por PSOE, IU y Juntos Por Pinto para retirar su confianza a la popular. 

Por su parte, a Rabaneda la interrumpieron en dos ocasiones, una de ellas cuando saludó al secretario general del PSM, Tomás Gómez, presente en la sala, puesto que el público se dividió claramente entre los que le aplaudieron y los que gritaban "fuera, fuera" y "Vete a Parla".

A la salida del Ayuntamiento, y con unas 500 personas en la plaza de la Constitución, el secretario general del PM -que instantes antes había pedido la dimisión de su homónimo en el PP, Francisco Granados, por considerarle "director" de los altercados del Pleno- se enfrentó a un último mal trago.

Varias personas le increparon cuando se introdujo en su vehículo oficial, que llegaron a zarandear y a golpear en los cristales. Nuevamente, una rápida actuación policial -en la que tuvieron que apartar bruscamente a un hombre de unos 40 años que golpeaba muy enojado la ventanilla del coche- evitó que los hechos llegaran a más. Los agentes policiales tuvieron que rodear el vehículo y escoltarle fuera de la plaza de la Constitución.

Ante estos hechos, la Comisión Ejecutiva del PSM expresó su solidaridad con sus compañeros y exigió de Aguirre "una manifestación rotunda y pública de condena". Asimismo, pidió "el inmediato cese" de el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, también presente en el pleno, "por su comportamiento complaciente ante los hechos" denunciados.

La moción de censura
La moción se presentó por Registro del Ayuntamiento el pasado día 9. Una vez como alcalde, Juan José Martín tomará como primera acción la creación de un registro público de bienes patrimoniales de todos los concejales para desmentir, según dijo, las acusaciones de presunta corrupción en la localidad.

El viernes, Martín aseguró en la cena del Partido Socialista que, en el caso de la moción de censura, "no hay ni ladrillazo, ni transfuguismo". Afirmó, en cambio, que ésta "no se puede achacar al ladrillazo, si no a las numerosas irregularidades cometidas por los populares, tanto en el Ayuntamiento como en la empresa municipal Aserpinto".

Sobre las denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción, afirmó que se ofrecerá "a Esperanza Aguirre para colaborar en las investigaciones", pero reclamó su presencia a la hora de denunciar todas las irregularidades que, a partir del día 23 de diciembre, van "a empezar a descubrir en el Ayuntamiento de Pinto".

En el germen de la moción de censura y como nexo de unión entre PSOE, IU y el edil de JpP ha estado siempre el desarrollo del Espacio del Motor, que paralizaron PP y los independientes en junio de 2007, tras firmar el acuerdo de Gobierno.

A los pocos meses de asentarse en el poder, Maestre sorprendió a su socio de Gobierno al pedir en una carta a sus afiliados que estudiasen un posible apoyo al Espacio del Motor, situación que propició una batalla interna con Juana Valenciano por controlar las siglas del partido.

Tras la misiva, el PP se posicionó junto a Valenciano y, a la reprobación en Pleno del pasado febrero se sumó la renuncia de Maestre a la primera tenencia de Alcaldía en un litigio que derivó en su cese como concejal con responsabilidades de Gobierno decretado por la alcaldesa, Miriam Rabaneda, a finales de febrero.

En este escenario político, PSOE, IU y Reyes Maestre iniciaron en el mes de julio las negociaciones para acordar la moción de censura y realizar el reparto de poder. A primeros de noviembre, los portavoces de PSOE e IU, Juan José Martín y Carlos Penit, respectivamente, ofrecían la primera rueda de prensa conjunta para hacer pública su disposición a firmar la moción de censura, argumentando el "desgobierno" generado en el municipio a raíz de presuntas irregularidades en la empresa municipal Aserpinto.

Pero PSOE e IU no encontraron el respaldo esperado por parte de Maestre, quien no descartó 'renegociar' su vuelta al Gobierno del PP. La ambigüedad inicial de Maestre desconcertó al Partido Socialista.

Un guardia civil herido
Un agente de la Guardia Civil resultó herido leve cuando salía de la Casa Consistorial el vehículo de Maestre. Con el descontrol originado se tiraron las vallas que actuaban a modo de protección, una de las cuales impactó en el agente, que "se encuentra bien", según las mismas fuentes.

Testigos presenciales aseguraron que tras ser herido, en la calle de Amadeo I, junto al Ayuntamiento, fue atendido por dos compañeros, quienes le trasladaron unos metros hasta la llegada de una ambulancia. "El hombre se llevaba la mano a la ingle derecha", relataron estos testigos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios