www.madridiario.es
Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en Madrid

Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en Madrid

Por MDO/Efe
sábado 18 de octubre de 2008, 00:00h
Miles de policías y guardias civiles se manifestaron este sábado por el centro de Madrid exigiendo subidas salariales que les acerquen a otros agentes pertenecientes a policías locales o autonómicas. Durante toda la manifestación, que discurrió en ambiente festivo y sin incidentes, los gritos tuvieron como blanco preferente al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para el que los agentes exigieron la dimisión y al que acusaron de "mentiroso", "hipócrita" y de intentar amedrentarles ante su campaña de movilización.
El acto fue calificado de "histórico" por los convocantes, que cifraron en 25.000 los asistentes. El Ministerio del Interior rebajó la cifra a 7.000, según un cálculo no definitivo, e insistió en que aproximadamente una tercera parte de los asistentes no eran miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los policías y los guardias civiles marcharon tras una pancarta en la que pedían "dignidad económica y profesional". Antes de comenzar la marcha, el portavoz de la Unidad de Acción Sindical, José Angel Fuentes Gago, dijo que la diferencia salarial media entre un policía o un guardia civil y, por ejemplo, un mosso d'Esquadra, es del 30 por ciento.

También afirmó que la protesta había trascendido la reivindicación salarial para convertirse en un acto en el que se pedía "respeto" para los policías y los guardias civiles, precisamente, añadió, el que no les presenta Rubalcaba. Luego, desde la tribuna instalada en la Plaza de Colón, siguió refiriéndose al ministro: "Pedimos que deje de utilizar nuestro nombre en falso; que acabe con la hipocresía política de alabarnos en público para ver si consigue algún rédito del amplio apoyo social que hemos conseguido con nuestro trabajo. En muchos casos, a pesar de la falta de medios y apoyo práctico del Gobierno".

Traca frente a Interior
La manifestación vivió su momento álgido al pasar ante la sede del Ministerio del Interior. Los policías comenzaron por hacer estallar una traca y, a continuación, corearon durante varios minutos "Rubalcaba, dimisión". Los representantes sindicales advirtieron durante todo el recorrido de la presencia de agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil, de la Brigada Provincial de Información de la Policía e, incluso, de agentes del CNI, que fueron sorprendidos mientras realizaban fotografías, lo que provocó abucheos de los manifestantes.

En el discurso final, los convocantes se defendieron de las acusaciones de "insolidaridad" que les llegan desde el Ministerio por exigir subidas en plena crisis económica. Además de la equiparación con los agentes autonómicos, los policías y guardias civiles exigieron la conciliación de la vida laboral y familiar, un ascenso basado en "garantías democráticas", la regulación de una "segunda actividad y reserva activa", unas "garantías jurídicas mínimas" en el desarrollo de sus labores y, finalmente, el "respeto profesional".

Este mensaje desde la tribuna se vió refrendado en las pancartas que portaban los policías, de las que tampoco escapó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que se tachaba de 'Pinocho'. Silbatos, sirenas, bocinas y pancartas mofándose de Rubalcaba salpicaron todo el recorrido. Una pequeña carroza portaba cuatro maniquíes con los uniformes anteriores y actual de la Policía (gris, marrón y azul), con carteles aludiendo a las reinvindicaciones salariales en todas las épocas del Cuerpo y un último vestido de guardia civil, al que habían tapado la boca con esparadrapo y del que colgaba la leyenda: "Yo no hablo porque no me dejan".

Querella criminal
Por su parte, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil anunció que la tarde de este sábado presentará una querella criminal ante un Juzgado de Guardia para denunciar las presiones que están recibiendo los responsables de la misma, que incluye hasta "toma de imágenes" por parte del Servicio de Información.

La Unión de Oficiales decidió no acudir a la manifestación para evitar "ser objeto de chantaje" por Interior, ya que los expedientes que podrían recibir supondrían la "extinción" de la asociación. Los oficiales afirman que las presiones que recibien tienen que ver con que la asociación representa un "componente novedoso", en el sentido de que hay mandos apoyando las reivindicaciones.

Apoyo de UPyD
El portavoz de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Mikel Buesa, destacó este sábado que la manifestación "ha sido un éxito" y añadió que le parece "condenable" la actitud del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y del director de Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez que prohibieron expresamente a los guardias civiles acudir a la convocatoria.

"Ha habido una asistencia muy alta y ha discurrido con total orden y sin ningún tipo de incidentes, hay que valorarla muy positivamente", aseguró Buesa, quien acudió a la manifestación junto con varios miembros de UPyD. El pasado martes el partido liderado por Rosa Díez apoyó públicamente en un comunicado la convocatoria. El portavoz de UPyD destacó, que las reivindicaciones expresadas en la manifestación "son exigencias que responden a viejas promesas que había hecho el Gobierno y que nunca ha cumplido".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios