www.madridiario.es
Pegatinas para controlar la dirección de los viajeros de metro
Ampliar
Pegatinas para controlar la dirección de los viajeros de metro (Foto: Chema Barroso)

Metro se blinda con diferentes medidas para entrar con seguridad en la fase 1

domingo 24 de mayo de 2020, 11:34h

La Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructura de la Comunidad de Madrid aumentará la oferta en todo el transporte público de la región a partir de este lunes, con la entrada en la fase 1 del plan de desescalada, de manera que alcanzará el 90 por ciento en hora punta, y controlará la afluencia de viajeros en el Metro mediante diferentes sistemas.

El Plan de Contingencia para Metro de la compañía y el Consorcio Regional de Transportes que entra en vigor con la fase 1 para controlar los accesos al suburbano prevé el cierre de estaciones a través del bloqueo de tornos, con un sistema automatizado de control de acceso a través de las validaciones de los títulos y se hará por intervalos de 10-15 minutos.

Según ha precisado Metro en un comunicado, esta solución tecnológica estará "plenamente operativa" a partir de las fases 2 y 3 de la desescalada, pero se va a empezar a probar desde el lunes en una docena de estaciones (Puente de Vallecas, Menéndez Pelayo, Antón Martín, Embajadores, Lavapiés, Marqués de Vadillo, Puerta de Toledo, La Latina, O'Donnell, Cartagena, Estrella e Ibiza), activándose el control de manera manual en caso de que sea necesario. El dispositivo de vigilantes reforzará este control de accesos.

Por otro lado, el Consorcio mantiene desplegados ocho equipos en la hora punta de la mañana para medir la ocupación en Metro, mediante el conteo de viajeros en andenes y trenes, y poder gestionar mejor los flujos. Estos equipos trabajan en 45 estaciones de prácticamente todas las líneas y en secciones consideradas críticas, como el tramo Méndez Álvaro-Pacífico (L6) y Latina-Ópera (L5).

Además, Metro también va a reforzar este lunes el dispositivo que ya ha puesto en marcha esta semana para supervisar la afluencia de viajeros en al menos 14 de las estaciones que registran mayor número de usuarios en la red, como Atocha Renfe, Ópera, Príncipe Pío, Sol, Moncloa, Méndez Álvaro, Pacífico, Conde Casal, Nuevos Ministerios, Avenida América, Puerta de Arganda, Gregorio Marañón, Tres Olivos y Plaza Elíptica, entre otras.

En cada una de ellas habrá un responsable operativo con un refuerzo en las brigadas de vigilantes de casi un centenar de efectivos. Este operativo se mantendrá desde las 6:30 de la mañana hasta las 10:00, abarcando la hora punta.

Su misión será supervisar la afluencia de viajeros y gestionar las posibles incidencias en caso de que fuera necesario, para lo que el dispositivo estará en constante comunicación con el Puesto de Mando de Metro que coordina el control de toda la red.

En todo caso, la Consejería de Transportes confía en que no va a ser necesario el cierre de accesos en Metro, dado que el proceso de desescalada ya prevé una reactivación gradual de la actividad económica.

Previsible aumento de usuarios

No obstante, es consciente de que la desescalada y la progresiva reactivación económica van a suponer la vuelta de los ciudadanos al transporte público, con un aumento previsible de los usuarios en las próximas semanas.

De hecho, este incremento en el número de personas en el transporte público ya se está notando en los últimos días, ya que esta semana el número de usuarios en la red de transporte público de Comunidad de Madrid ya aumentó entorno al 10 por ciento respecto a la anterior, hasta cifras cercanas al millón de viajes. En el caso de Metro, el número de viajes que se registró ronda los 400.000.

Aunque estas cifras están todavía un 82 por ciento por debajo de las habituales antes de la actual crisis sanitaria, hacen que sea necesario que la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras siga tomando medidas para garantizar la mayor seguridad en el transporte público, tanto para los viajeros como para quienes trabajan en la red.

Desde la Consejería también se recuerda la necesidad de que, durante la hora punta, solo se use el transporte público por motivos laborales o médicos. Tanto en la hora punta de la mañana (de 6:30 a 9:30) como en la del mediodía (de 14:00 a 16:00).

Si los ciudadanos se van a desplazar por otro motivo (por ejemplo para hacer compras o acudir a algún comercio), la recomendación es hacerlo fuera de estos horarios.
El objetivo es garantizar la seguridad de todos los usuarios del transporte público, evitar aglomeraciones y minimizar riesgos.

Máquinas de venta de mascarillas e hidrogel en las estaciones más concurridas

Metro de Madrid va a instalar máquinas de vending con mascarillas e hidrogel en algunas de las estaciones con más afluencia de viajeros de Metro para facilitar su disponibilidad, teniendo en cuenta que la mascarilla es de uso obligatorio en el transporte público.

El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, y el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, han presentado hoy la primera de estas máquinas expendedoras en la estación de Moncloa.

Está previsto que en los próximos días se instalen también en las estaciones de Nuevos Ministerios, Príncipe Pío, Plaza de España, Argüelles, Diego de León, Atocha-Renfe, Chamartín, Sainz de Baranda y Colombia. En un principio, las máquinas permanecerán activas durante un periodo de 6 meses.

"Desde la Comunidad de Madrid queremos seguir reforzando la seguridad de los ciudadanos, de los usuarios de Metro y de los trabajadores del suburbano", ha señalado el vicepresidente regional.

Aguado, además, ha felicitado a la empresa pública Metro de Madrid "por estar a la altura de una situación tan anómala como la generada por el coronavirus" y por esta iniciativa, que "garantiza la posibilidad de adquirir material de protección a todas las personas que acceden al transporte público".

En este sentido, ha asegurado que la autoprotección es una de las claves para seguir avanzando en la desescalada de la región, con el uso de mascarillas, manteniendo la distancia de seguridad y mediante el lavado frecuente de manos.

Además, ha destacado que "la Comunidad de Madrid retoma, a partir de mañana, el pulso de la normalidad, y eso implica una mayor responsabilidad y prudencia" por parte de los ciudadanos para superar la crisis del COVID-19.

"Esta nueva medida pretende facilitar también la movilidad de muchos madrileños que necesitan acudir a sus puestos de trabajo de forma segura. Pueden tener la confianza de que en Metro cuentan con todas las medidas de protección para viajar con seguridad", ha señalado Garrido, por su parte.

Reutilizables hasta diez veces

Las mascarillas se venderán envasadas de forma individual por un precio de tres euros. Se trata de mascarillas reutilizables y lavables hasta un máximo de diez veces.

Por su parte, el envase del hidrogel, de 100 mililitros, tendrá un precio de 2 euros. Cada máquina tiene capacidad para vender 192 mascarillas y 96 hidrogeles.

Por ahora solo venderán estos dos productos, pero, en un futuro, también se podrían añadir otros productos de parafarmacia. Esta medida se suma a las que han puesto en marcha para afrontar la desescalada y proteger a viajeros y empleados de Metro de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios