www.madridiario.es
Madrid no autorizará la construcción del crematorio de la M-40 en Usera
Ampliar
(Foto: William Criollo)

Madrid no autorizará la construcción del crematorio de la M-40 en Usera

miércoles 22 de septiembre de 2021, 13:23h

La histórica aspiración de la empresa Parcesa de construir un crematorio junto al tanatorio de la M-40 queda truncada. Usera no albergará hornos incineradores porque el Ayuntamiento de Madrid no concederá la preceptiva licencia amparándose en que el proyecto incumple diversas leyes medioambientales a escala municipal, regional y nacional. Así lo ha avanzado este miércoles a Madridiario el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, quien ha explicado que tras un primer informe emitido por los técnicos consistoriales "podemos decir que no será posible conceder el permiso".

El Consistorio madrileño ya ha denegado en dos ocasiones la autorización -en 2002 y 2015-, pero una sentencia judicial del pasado 12 de julio en respuesta a un recurso de la compañía abría la posibilidad de que el crematorio se llevase a término, para preocupación vecinal. El Tribunal Supremo determinó que la Administración local solo había fundamentado su negativa en la Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente de 1985, que exige una distancia mínima de 250 metros entre este tipo de infraestructuras y viviendas que no se respetaba en este caso.

Según ha expuesto Fuentes, la Agencia de Actividades del Ayuntamiento y el área de Medio Ambiente y Movilidad han revisado de nuevo el expediente y como ahora "las prescripciones son mucho más restrictivas que las de 2015" no se dan las condiciones para conceder la licencia. El proyecto presentado por Parcesa no encaja con lo dispuesto en nuevas leyes de ámbito estatal ni en la Ordenanza de Calidad del Aire de Madrid aprobada en marzo de 2021.

La misma recoge de manera específica que los hornos destinados a la incineración de cadáveres deberán implantarse en cementerios o asociados a tanatorios de modo que el foco de emisión nunca se sitúe a menos de 250 metros respecto a viviendas, industrias, oficinas, centros educativos o asistenciales, centros comerciales, instalaciones de uso sanitario, deportivo o parques. La ubicación elegida por la empresa no cumple con dicha normativa, puesto que en la zona colindante al tanatorio de la M-40 se localizan bloques con hasta 3.000 viviendas en el ámbito de La Perla, el instituto y el colegio público de El Espinillo, parques infantiles, el Parque Lineal del Manzanares, grandes centros de trabajo y dos centros comerciales, entre otros.

Los vecinos celebran la decisión, pero no cancelan sus planes

El delegado de Desarrollo Urbano ha comunicado en persona la noticia a los vecinos afectados esta mañana en su visita a las obras del Bosque Metropolitano en el barrio de Orcasitas. Víctor Renes, representante de la Asociación Vecinal San Fermín, ha recibido el anuncio con satisfacción y prudencia a partes iguales. "La información es muy buena, pero esperamos la confirmación definitiva para que no haya vuelta atrás", ha apuntado.

Por el momento, mantienen la asamblea vecinal prevista para el próximo 5 de octubre en la que pretendían definir las acciones que iban a adoptar. Tampoco cancelan sus planes de acudir el 21 de octubre a las Juntas Municipales de Villaverde y Usera para corroborar "que todos los grupos políticos apoyan la moción que plantearemos" en contra de la infraestructura incineradora. "Si la cuestión no es absolutamente afirmativa respecto a la denegación del crematorio seguiremos con la manifestación que teníamos prevista", avisan.

Desde el departamento que dirige Fuentes no concretan cuándo estará listo el informe definitivo con el que liquidan las pretensiones de Parcesa, pero Renes señala que el concejal de Cs les ha manifestado que podría ser también "en octubre". Se cerraría así un asunto que ha mantenido en vilo a los vecinos de Usera y la cercana Villaverde durante dos décadas.

En 2002, fecha en la que se solicitó la licencia por primera vez, se recabaron hasta 15.000 firmas contrarias al proyecto, que el Ayuntamiento presidido entonces por José María Álvarez del Manzano (PP) rechazó. En el segundo intento, que llegó en 2015, los vecinos presentaron hasta 13.000 alegaciones y, de nuevo, el Consistorio encabezado por Manuela Carmena dijo 'no'. Ahora, con José Luis Martínez-Almeida en Cibeles se ratifica la negativa a un expediente que tampoco obtuvo el visto bueno del Tribunal Supremo en 2011, cuando reconoció la actividad del crematorio como "nociva e insalubre". Los vecinos siempre han alegado esto, precisamente, que una instalación así emitiría dioxinas, furanos y vapor de mercurio, así como otras partículas tóxicas provenientes de tratamientos médicos sufridos por el difunto o de productos como prótesis. Con la decisión comunicada por Mariano Fuentes ya no quedarán suspendidas en el aire de Usera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios