www.madridiario.es
Vecinos del barrio de Comillas protestan por un centro de salud digno
Ampliar
Vecinos del barrio de Comillas protestan por un centro de salud digno (Foto: FRAVM)

Lucha vecinal en el barrio de Comillas: 18 años esperando un centro de salud

Por Nerea Díaz Ochando
jueves 23 de junio de 2022, 07:37h

La Asociación Vecinal Parque de Comillas, del distrito de Carabanchel, salió a la calle el pasado martes para reclamar un centro de salud digno para el barrio. El centro médico del que disponen se encuentra en unas condiciones pésimas: “Hay consultas que no tienen ni ventilación, como es el caso de la de pediatría, no tiene ventana”, explica Elena Sigüenza, portavoz de la asociación. Con la intención de mejorar las instalaciones y los servicios del Centro de Salud de Comillas, el Ayuntamiento de Madrid propuso ceder una parcela de suelo público para construir uno nuevo. Sin embargo, para sorpresa de los vecinos, el Consistorio ha ejecutado un jardín en ese terreno: “Están haciendo algo que nadie ha pedido”.

La Comunidad de Madrid aprobó -en el marco del Plan de Inversiones 2016-2019- la construcción en Carabanchel de tres centros de salud, el de Abrantes, Comillas y Quince de Mayo, una actuación que se calificó como prioritaria y que todavía no ha sido ejecutada. Para llevar a término la construcción del nuevo equipamiento de Atención Primaria, es necesario que el Gobierno municipal ceda la parcela a la Consejería de Sanidad, pero el convenio entre ambas administraciones no ha sido firmado pasados 18 años desde la adjudicación de la parcela. La asociación vecinal pide “que el Ayuntamiento cumpla con sus prioridades” y lleven a cabo la construcción de su “prometido y comprometido centro de salud”.

Un convenio que nunca llega

En 2003, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y el Ayuntamiento de la capital firmaron un Plan Especial de Inversiones para Carabanchel que incluía el acuerdo de cesión al Gobierno regional de tres parcelas para la construcción de centros de salud en el distrito. Los vecinos recibieron la noticia con agrado, ya que “Comillas es un barrio que tiene muy poco suelo público”, según indica Elena Sigüenza, de hecho, solo hay dos parcelas en la zona, una que actualmente se utiliza como huerto urbano y otra más grande que está destinada a la construcción del centro de salud.

“Necesitamos que alguien de credibilidad a algo de lo que dicen”

Sin embargo, más de 18 años después, los vecinos de Carabanchel Bajo no han visto ni una sola piedra de estos equipamientos, por lo que se ven obligados a recibir asistencia sanitaria en tres precarios espacios ubicados en bajos y locales comerciales, en los que cada mes, la Comunidad de Madrid derrocha miles de euros en pagar a propietarios privados un alquiler. La ejecución del centro de salud ha estado sujeta a múltiples idas y venidas a nivel institucional: “Nos están mareando diciendo que sí que hay un convenio de cesión y cuando nos escribe la Comunidad de Madrid nos dice que el Ayuntamiento no les contesta y no tienen parcela”, explica la portavoz del colectivo vecinal.

Manifestación de los vecinos por la construcción del centro de saludEn este tira y afloja entre administraciones, los vecinos se encuentran en medio: “La Junta Municipal no nos contesta y cuando nos contesta nos dice cosas que son inauditas, que no tienen nada que ver. A día de hoy seguimos sin tener claro en qué situación está el convenio de cesión por parte del Ayuntamiento a la Comunidad”. Desde el Área de Desarrollo Urbano aseguran que “el convenio de cesión ya se está tramitando, pero la Comunidad tiene que hacer un Plan Especial para ajustar la edificabilidad”, algo que difiere completamente de lo que se transmite a los vecinos cada vez que intentan conocer el estado de la transferencia.

Para Atención Primaria, la infraestructura es necesaria

El “terreno de la discordia”, como han denominado los vecinos a la parcela destinada a la construcción del centro de salud, se encuentra ubicado en el número 22 de la calle Antonio Leyva. Hace poco más de un mes, en este espacio aparecieron unas obras de las que nadie había sido informado, los vecinos se pusieron en contacto con el Ayuntamiento y no recibieron respuesta alguna. Días después, descubrieron que se trataba de un jardín, “se está dilapidando dinero público haciendo un jardín cuando estamos entre dos parques estupendos”, denuncia Elena Sigüenza.

La parcela se está utilizando para “algo que nadie ha pedido”, explica la portavoz de la asociación, “no sabemos de dónde sale ese presupuesto, no sabemos para qué es”. Tras casi 20 años reclamando la apertura en el barrio de un centro de salud “moderno, de calidad y bien equipado”, el colectivo vecinal se encuentra con una traba más para conseguirlo. Los vecinos han llevado a cabo innumerables manifestaciones, concentraciones, recogidas de firmas, denuncias públicas y peticiones formales al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, y nada ha sido suficiente para que estas administraciones “cumplan lo prometido y agilicen el proceso de construcción”.

Jardín en construcción en la parcela destinada a la ejecución del Centro de Salud de Comillas. Fuente: AV Parque de Comillas

El centro de salud actual no se sostiene: “La estructura es obsoleta y muy deficiente”, según indican los vecinos, por lo que además de perjudicar a los pacientes, no permite que el personal sanitario desarrolle su trabajo en unas condiciones dignas para dar la atención adecuada. La vecindad del barrio de Comillas pide al Gobierno municipal que no construyan estos jardines y que firmen de una vez el acuerdo de cesión de la parcela designada para el centro médico: “Llevamos demasiado tiempo esperando”, subraya Elena Sigüenza. Desde el Ayuntamiento aseguran que es “una actuación compatible con la construcción del equipamiento y que mejorará el entorno”, mientras que los vecinos piden prioridad para su salud, “ni una excusa más, centro de salud ya”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios